Saltar a: navegación, buscar

Ayacucho

Ciudad Ayacucho
Información sobre la plantilla
Ciudad del Perú
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Perú Perú
 •Ayacucho
 • Fundación25 de abril de 1540
Ayacucho1.jpg


Ayacucho. Ciudad del Perú, se encuentra en el corazón de los Andes. Fue escenario de gestas que hicieron la Historia Patria, en la Pampa de Ayacucho, donde el 9 de diciembre de 1824 se selló la libertad americana. La denominación original de Huamanga fue cambiada por la de Ayacucho mediante decreto del Libertador Simón Bolívar del 15 de febrero de 1825. El cambio se dio como homenaje a la victoria del ejército patriota en la Batalla de Ayacucho.

Plaza Mayor de la Ciudad

Ubicación geográfica

Esta situada en la sierra central, en el area meridional del sur entre la cordillera oriental y central de los andes del Perú, tiene una superficie de 43,814 kilómetros cuadrados. Es la capital de la provincia de Huamanga y del Departamento de Ayacucho.


Historia

Los vestigios históricos demuestran que la localidad donde se encuentra ubicada la ciudad de Ayacucho ha estado habitada desde 20 milenios a.n.e. Posteriormente, entre los años 500 a 1100, surgió a 20 km al noreste de la actual; el Imperio Wari, que se formó sobre la base de las culturas Huarpa, Nazca y Tiahuanaco.

Ayacucho fue el centro político administrativo de este primer imperio andino pre-incaico, que alcanzó altos niveles de calidad en producción de cerámica, tejidos, metales y piedra, entre los años 1100-1420 d.c. en el periodo de los Chancas. La ciudad de Wari llegó a tener una población superior a los 50.000 habitantes.

Ante el debilitamiento del Imperio Wari, surgieron varias sociedades locales que fueron adquiriendo poder, y otros grupos indígenas regionales que se fueron agrupando en lo que se conoció como la cultura Chanka que rivalizó con los Incas, llegando a ocupar Cusco, siendo vencidos por estos durante el gobierno de Pachacútec en el siglo XV. Finalmente, Pachacútec fundó en 1438 una ciudad a la que llamó Ayacucho.

Hacia el siglo XV, la región fue ocupada por los incas, que reafirmaron el centro como cabeza local, aunque a partir de 1532, con la llegada de los españoles, en la región de Ayacucho se presenta un proceso de guerra la ocupación hispana, que duró aproximadamente hasta 1537.

La fundación colonial de la ciudad de Huamanga, fue realizada siguiendo el modelo de las ciudades españolas, contando con una Plaza Mayor, Santa Ana (más tarde conocida como Plaza Jerusalén), agua, buenas tierras y con la entrega de solares a sus primeros fundadores, que en su mayoría participaron en la captura del Inca Atahualpa en Cajamarca. Paulatinamente, se trasladó el centro histórico de Santa Ana y Pucacruz hacia la Plaza Mayor que ocupa hoy en día, caracterizada por tener las arcadas construidas en las primeras décadas del siglo XVIII.

Ya desde los últimos tiempos del Virreinato del Perú, los habitantes ayacuchanos participaban activamente de las ideas independentistas. Sin embargo, Huamanga continuaba siendo un centro militar del ejército realista, de donde incluso salieron las expediciones bajo el mando de Goyeneche, que en 1810 se dirigieron a sofocar las revoluciones en el Alto Perú.

En 1820 el General Álvarez de Arenales, bajo las instrucciones de Don José de San Martín, llegó a la ciudad durante la denominada Campaña de Intermedios, que buscaba atacar Lima por los Andes mientras San Martín lo hacía por la costa. Así, Arenales declaró la independencia en Huamanga el 1 de noviembre de 1820.


El 9 de diciembre de 1824 con la Batalla de Ayacucho, escenificada en las Pampas de la Quinua de esta ciudad, se consolidó la Independencia del Perú y América. El ejército libertador comandado por el Mariscal Antonio José de Sucre, con su triunfo en esta batalla, brindó a esta ciudad su momento de gloria.

Cultura

La ciudad de Ayacucho muestra rasgos peculiares; ciudad detenida en el tiempo y replegada sobre si mismo, deja translucir sus viejos aromas de enorme historial y sus obras autenticas de arte, sabiduría e ingenio. La calidad y riqueza de su artesanía ha hecho que sea considerada como la “capital del arte y la artesanía del Perú”, es famosa por sus retablos, las tallas en piedra Huamanga y los trabajos de platería y filigrana.


Fuente

*Portal Ayacucho