Saltar a: navegación, buscar

Belladona

Belladona
Información sobre la plantilla
123.jpg
Nombre Científico:Atropa belladonna
Reino:Plantae

Belladona . Atropa belladonna. Planta cuyo nombre significa "bella dama" y fue elegido debido a una práctica riesgosa que se llevaba a cabo en Italia. Es la planta antiespasmódica por excelencia utilizada para neutralizar los espasmos, cólicos gastrointestinales, biliares y renales. Es también un remedio para la enfermedad de Parkinson y las neuralgias. Las hojas y las raíces se usan para hacer las medicinas.

Nombre común

Belladona, beladona, bella dama, solano mayor, Solano furioso, Botón negro, Guinda de costa, Tabaco borde, hierba mora mortal o dulcamara mortal.

Nombres alternativos

Atropa Belladonna, Atropa Acuminata, Belladone, Deadly Nightshade, Devil's Cherries, Devil's Herb, Divale, Dwale, Dwayberry, Great Morel, Indian Belladonna, Naughty Man's Cherries, Poison Black Cherries, Suchi.

Nombre científico

Atropa belladonna

Historia

La Belladonna se utilizaba en la Edad Media en la brujería y la magia. Las mujeres italianas y las chinas la empleaban como colirio para dilatar sus pupilas y hacer que sus ojos resultaran más atractivos: bella donna en italiano significa mujer hermosa.

La planta contiene los Alcaloides atropina y Hioscina, que se utilizan en la medicina ortodoxa para tratar los espasmos, las náuseas y el vértigo.Hahnemann probó el remedio en 1799 y lo utilizó para tratar la escarlatina.

El nombre genérico: Atropa, deriva del nombre de la divinidad griega Atropus, que corta el hilo de la vida, una referencia a la naturaleza venenosa de la planta.

Descripción

Es un arbusto perenne con propiedades tóxico-medicinales conocido desde la antigüedad. Forma parte de una familia del reino vegetal denominada solanáceas que comprende elementos tan conocidos como el tomate, la patata, los pimientos, el tabaco y plantas como el estramonio (Datura estramonium) o la Mandrágora.

Es una familia rica en alcaloides tropánicos (hiosciamina, atropina, escopolamina). Planta vivaz, de 50 a 150 cm. de altura aproximadamente, de tallo ramificado y anguloso que forma una mata espesa, soportada por una raíz cilíndrica y de gran longitud, hojas ovales verdioscuras en la superficie superior y verdepálidas en el envés, con flores grandes y colgantes, con forma de campana de color púrpura oscuro o violáceo en la parte externa y de un tono amarillento sucio por dentro, con unas venas rojas.

El fruto maduro es del tamaño de una cereza; se trata de una baya con un color entre rojo y negro, reluciente, que se inserta en un cáliz estrellado y con un jugo de color morado. Dentro del fruto hay unas semillas pequeñas de forma arriñonada. Ingerir esos frutos puede causar la muerte por anestesia y paralización de los centros vitales.

Cultivo

Se puede reproducir mediante la siembra de las semillas o bien esquejes, aunque es más recomendable el uso de semillas. Las semillas deberán ser puestas en agua caliente unas horas antes de sembrar.

Tardan un buen tiempo en germinar y requieren buena humedad y calor, aún manteniendo todas las condiciones necesarias, la tasa de germinación no es alta. Las plantas agradecerán un sustrato abonado con estiércol, un ambiente húmedo y sombreado. Los nitratos y las sales amoniacales son los mejores abonos para doblar la cantidad de alcaloides.

Recolección

Las hojas durante la floración en los meses de julio y agosto, y las raíces en otoño.

Para la recolección hay que esperar hasta finales de verano, pues en este período es cuando sus hojas y raíces son más ricas en principios activos. Para su mantenimiento hay que cortarlas y mantenerlas a una temperatura de unos 30ºC en un lugar ventilado para que se sequen.

Partes útiles

Hojas y raíces.

Propiedades medicinales

El alcaloide más característico de la belladona es la atropina, que actúa como un potente antimuscarínico, inhibiendo el sistema parasimpático, provocando taquicardia, disminuyendo la movilidad intestinal y provocando midriasis (bloqueando los receptores del músculo ocular encargados de constreñir la pupila).

Se inhibe la acomodación ocular, es decir, el cristalino se fija para la visión lejana y los objetos cercanos se ven borrosos. Cuando la atropina se aplica directamente al ojo, los reflejos oculares no se recuperan durante 7 a 12 días.

Médicamente se usa en oftalmología, neumología y gastroenterología, aplicándose también para tratar la Enfermedad del Parkinson o como analgésico. Es espasmolítica, narcótica y analgésica. Se utiliza contra el asma, cólicos nefríticos, epilepsia, también se usa en bradicardias y en procesos operatorios. También puede usarse como antídoto de ciertos insecticidas y en colirio para realizar pruebas diagnósticas.

Hiosciamina, atropina y escopolamina son las sustancias venenosas de este arbusto y pueden producir delirios, alucinaciones o el coma en dosis muy tóxicas.

La piel y las mucosas del organismo, absorben con facilidad la belladona. Esta se elimina de forma rápida unas veinte horas después de su administración. Siendo eliminada una parte de la misma por vía urinaria.

La acción fisiológica de la belladona es muy compleja, no pudiendo establecerse una norma general. Al actuar sobre cada órgano de manera distinta. Sólo el sistema central y periférico muestra síntomas de excitación, seguido de depresión, según la dosis.

Otros usos

La belladona se utiliza en pomadas que se aplican a la piel para el dolor en las articulaciones (reumatismo), el dolor en las piernas causado por la presión de un disco de la columna vertebral sobre el nervio ciático (ciática) y el dolor de nervio (neuralgia). La belladona también se utiliza en forma de emplasto (gasa impregnada de medicina que se aplica a la piel) para el tratamiento de trastornos psiquiátricos, para un trastorno del comportamiento llamado hipercinesia, para la transpiración excesiva (hiperhidrosis) y para el asma bronquial. Por vía rectal, la belladona se utiliza en supositorios para las hemorroides.

Autoayuda

  • Forúnculos
  • Problemas de amamantamiento
  • Dolor de oidor
  • Fiebre infantil
  • Dolor de cabeza
  • Gripe
  • Problemas dentales
  • Amigdalitis
  • Dolor de muelas

Aplicación

No hay que usar preparados domésticos con belladona por su contenido en alcaloides tóxicos. Sólo hay que consumirla bajo control de un médico calificado y en preparados estandarizados.

Contraindicaciones

No administrar en caso de glaucoma, hipertensión arterial, retención de orina, adenoma de próstata, arteriosclerosis, angina de pecho, ni durante la lactancia. Toda la planta, especialmente las bayas, es muy tóxica, pudiendo producir accidentes mortales, sobre todo en niños. El jugo de la planta fresca causa dermatitis de contacto. La intoxicación se caracteriza por un cuadro clínico de tipo anticolinérgico: sequedad de boca y garganta, taquicardia, midriasis acentuada, sensibilidad a la luz, visión borrosa, náuseas, pérdida de equilibrio, dolor de cabeza, erupción cutánea, enrojecimiento, trastornos del habla, retención urinaria, estreñimiento, confusión, agitación, delirio, convulsiones, pérdida de la consciencia y muerte por depresión de los centros respiratorios.

Enfermedades tratadas

La Belladona se utiliza para tratar afecciones de inicio repentino e infecciones con inflamación, como fiebre aguda con ojos desorbitados, gripe, amigdalitis, dolor de garganta, tos seca y con picazón que empeora al hablar, y dolor de oídos (sobre todo del lado derecho) que empeora al mojarse o enfriarse la cabeza. Los síntomas incluyen: dolor palpitante; boca y labios pálidos; lengua roja y brillante; cara roja caliente, piel seca y enrojecida y manos y pies fríos.

Entre otras afecciones que se alivian con el empleo de la Belladona, se cuentan: dolores de cabeza con martilleo, que se intensifica con el más mínimo movimiento de los ojos,forúnculos, ataques, dolores del parto, pechos hinchados y rojos por amamantamiento, cistitis, nefritis (inflamación de los riñones) y sueño agitado. También se administra a los niños para el dolor de los dientes y para bajar la fiebre alta.

Los síntomas mejoran con lo templado, al estar de pie o sentado en posición erguida, al aplicar compresas calientes en la zona afectada. Los síntomas empeoran al acostarse sobre el lacto derecho; por la noche; con el movimiento, el ruido y las sacudidas, con la luz y el sol, al acostarse, con la presión, en un entorno fresco.

Advertencias y precauciones especiales

  • Embarazo y lactancia: La belladona no es segura cuando se toma por vía oral durante el embarazo. La belladona contiene sustancias químicas potencialmente tóxicas y su uso se ha vinculado a informes de serios efectos secundarios. Puede disminuir la producción de leche y además pasar a la leche materna.
  • Insuficiencia cardiaca congestiva (ICC): La belladona podría producir un ritmo cardíaco rápido (taquicardia) y podría empeorar la ICC.
  • Estreñimiento: La belladona podría empeorar el estreñimiento.
  • Síndrome de Down: Las personas con el síndrome de Down pueden ser especialmente sensibles a las sustancias químicas potencialmente tóxicas que hay en la en la belladona y a sus efectos nocivos.
  • Reflujo esofágico: La belladona podría empeorar el reflujo esofágico.
  • Fiebre: La belladona podría aumentar el riesgo de sobrecalentamiento en las personas con fiebre.
  • Úlceras estomacales: La belladona podría empeorar las úlceras de estómago.
  • Infecciones del tracto gastrointestinal (GI): La belladona podría retrasar el vaciado del intestino, produciendo la retención de bacterias y virus que pueden producir infecciones.
  • Obstrucción en el tracto gastrointestinal (GI): La belladona podría empeorar las enfermedades obstructivas del tracto gastrointestinal (incluyendo la atonía, el íleo paralítico y la estenosis).
  • Hernia de hiato: La belladona podría empeorar la hernia hiatal.
  • Glaucoma de ángulo cerrado: La belladona podría empeorar el glaucoma de ángulo cerrado.
  • Ritmo cardíaco rápido (taquicardia): La belladona podría acelerar más los latidos del corazón.
  • Colitis ulcerosa: La belladona podría promover las complicaciones de la colitis ulcerosa.
  • Dificultad para orinar (retención urinaria): La belladona podría aumentar la retención de orina.

Fuentes