Saltar a: navegación, buscar

Besugo

Besugo
Información sobre la plantilla
Pagellus bogaraveo.jpg
Clasificación Científica
Nombre científicoPagellus bogaraveo
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Actinopterygii
Orden:Perciformes
Familia:Sparidae
Hábitat:fondos rocosos, de arena y fango.

Besugo. Pertenece a la familia de los Espáridos, dentro del orden de los Peciformes. Los peces de esta familia se caracterizan por tener un cuerpo alto y comprimido. El besugo es un pez osteictio, es decir, tiene el esqueleto osificado. A esta familia pertenecen especies muy conocidas como la breca, el aligote, la salpa, la urta o sama, la boga, el sargo, el pargo y el dentón o cachucho.

Características

Forma

Ovalada. Cuerpo alto y comprimido.

Talla

Talla mínima 25 cm.

Color

El dorso tiene tonos rojizos y el vientre y los lados son de color gris plateado. Posee una característica mancha negra tras la cabeza, por encima de las aletas pectorales.

Longitud y peso

Puede medir unos 65 centímetros de largo de media y pesa más de 6 kilos, aunque lo más frecuente es que el peso sea de unos 5 kilos y la longitud de 20 a 40 centímetros.

Alimentación

Los besugos se alimentan principalmente de peces.

Hábitat, crecimiento y morfología

Tiene un cuerpo ovalado y comprimido. El color del dorso es rojizo y los laterales y el vientre plateado. Suelen vivir en fondos arenosos. Los ejemplares más jóvenes se encuentran a 40 m. de profundidad y a medida que se hacen adultos pueden llegar hasta los 700 m. Se alimenta principalmente de otros peces llegando a pesar unos 5 kg y a medir entre 20 y 40 cm. Son hermafroditas, cuando son jóvenes son machos y con el paso de los años algunos se convierten en hembras.

Las especies más conocidas

El besugo común también recibe en ocasiones el nombre de besugo de la pinta, debido a las manchas negras que presenta sobre las axilas de sus aletas pectorales. Otra especie de besugo es el Pagellus acarne, también conocido con el nombre de aligote o besugo blanco. Este pez presenta bastantes similitudes con el Pagellus bogaraveo, por lo que cuando son jóvenes resulta difícil diferenciarlos. Sin embargo, el aligote no alcanza el tamaño del besugo y no presenta la característica mancha negra del besugo común.

Propiedades nutricionales

Dentro de los pescados azules, el besugo es uno de los más magros con unos 2-5 gramos de grasa por cada 100 gramos de porción comestible. Esto significa que su valor calórico es moderado. Aporta 86 calorías por cada 100 gramos de porción comestible, lo que lo convierte en un alimento adecuado para personas que tienen sobrepeso u obesidad. Al igual que el resto de los pescados, el besugo se considera una buena fuente de proteínas de alto valor biológico, además de contener otros nutrientes como vitaminas y minerales.

Entre las vitaminas destaca la presencia de las del grupo B como las vitaminas B3, B6 y B12. El contenido de las dos primeras es moderado comparado con el resto de pescados, aunque poco relevante si se mide con los de otros alimentos ricos en estos nutrientes, entre los que se encuentran los cereales integrales, las legumbres, las verduras de hoja verde y las carnes en general. Estas vitaminas permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (hidratos de carbono, grasas y proteínas) e intervienen en numerosos procesos de gran importancia funcional como la formación de hormonas sexuales, la síntesis de material genético, el funcionamiento del sistema nervioso y del sistema de defensas.

En el besugo, la vitamina B12 está presente en una cantidad equivalente a la que contienen carnes, huevos y quesos. En cuanto a su contenido en minerales, los más destacados son el potasio, el fósforo, el magnesio, además del hierro, aunque éste último en cantidad inferior comparado con las carnes.

Todos los elementos minerales desempeñan funciones beneficiosas en el organismo. El magnesio se relaciona con el funcionamiento del intestino, los nervios y los músculos, además de formar parte de huesos y dientes.

También mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. El potasio es un mineral necesario para el sistema nervioso y la actividad muscular e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. Por otro lado, el fósforo está presente en los huesos y dientes. También interviene en el sistema nervioso y en la actividad muscular, y participa en procesos de obtención de energía. El hierro es necesario para la formación de hemoglobina, proteína que transporta el oxígeno desde los pulmones a todas las células, y su aporte adecuado previene la anemia ferropénica.

El inconveniente que presenta para la salud se limita a quienes padecen hiperuricemia o gota, dado su contenido en purinas, que en el organismo se transforman en ácido úrico.

Lugares donde se pesca

El besugo se pesca en las costas europeas atlánticas y, aunque es más raro, también se encuentran ejemplares en el Mediterráneo. Vive formando pequeños bancos de peces y a medida que aumenta su edad se localiza en lugares más profundos y arenosos. Los besugos jóvenes pueden encontrarse a unos 40 metros de profundidad. Sin embargo, los adultos pueden llegar a los 300 o incluso 700 metros. Puede consumirse todo el año aunque es en los meses de invierno cuando alcanza su máximo esplendor.

Composición por 100 gramos de porción comestible

Calorías 86
Proteínas (g) 17
Grasas (g) 2-5
Hierro (mg) 0,8
Magnesio (mg) 25
Potasio (mg) 310
Fósforo (mg) 210
B3 o niacina (mg) 5
B6 o piridoxina (mg) 0,46
B12 o cianocobalamina (mcg) 2
Vitamina A (mcg) 9

Consejos culinarios básicos

La forma más frecuente de cocinarlo es al horno, acompañado de una guarnición de verduras y patatas. También suele hacerse la plancha con un poco de aceite y limón o a la parrilla. Aunque es habitual hacerle unos cortes en el lomo, los entendidos dicen que eso hace que pierda sus jugos al cocinarlo.

Fuentes