Saltar a: navegación, buscar

Vitaminas

Vitaminas
Información sobre la plantilla
Vitaminas2.jpg
Concepto:Son aquellas sustancias complejas necesarias para la nutrición, crecimiento y desarrollo del organismo.

Vitaminas Son aquellas sustancias indispensable para la vida que el organismo es incapaz de producir directamente, por lo cual deben ingerirse con los alimentos; su ausencia ocasiona serias enfermedades. Los alimentos que tienen gran cantidad de vitaminas se conocen como alimentos reguladores.

Tipos de vitaminas

La palabra vita, quiere decir vida. En 1911, Funk dio este nombre a un grupo de sustancias complejas necesarias para la Nutrición y el crecimiento. Existen vitaminas solubles en agua (hidrosolubles) y en aceites (liposolubles). Han sido clasificadas utilizando las letras del abecedario, por eso hay vitaminas A y K.

Dentro de las liposolubles o lo que es lo mismo, las que se disuelven en la grasa del organismo, se encuentran la A, la D, la E, y la K, y entre las que se disuelven en agua la C, la B1 y la B6, el ácido fólico, el ácido nicotínico, entre otras.

Complejo B

El complejo B, incluye las B1 o Tiamina, B2 o Riboflavina, B3 o Niacina, B6 o Piridoxina y la B8 o biotina, son vitaminas que se encuentran distribuidas dentro de casi todos los alimentos por lo que representan dentro de la alimentación un elemento digno de destacar, en el caso de la primera ha desempeñado un papel importante en la historia de las vitaminas, pues fue la primera en ser descubierta. Algunas algas marinas son ricas en vitamina B, como por ejemplo los géneros de Ulva y Enteromorpha.

Vitamina

Información

Vitamina B1 (Tiamina)

La vitamina B1 (tiamina) ayuda a que el corazón y los sistemas nervioso y muscular funcionen bien. Podemos encontrarla en la carne de cerdo, cáscara de guisantes, cereales enteros, huevos, pescado, leche, vegetales, entre otros alimentos.

La tiamina es una vitamina hidrosoluble. La vitamina B1 o tiamina constituye el grupo prostético de la enzima carboxilasa, fermento que estimula la descarboxilación de las alfa-cetoácidos, como el ácido pirúvico, llevando por tanto una importante misión en el Metabolismo intermedio de los Carbohidratos.

La carencia de tiamina en el organismo se manifiesta con una enfermedad presente en los infantes, llamada Beri-Beri, la cual es muerte común en países subdesarrollados y con inmensa pobreza, manifestándose con una afonía particular llamada llanto mudo, además de vómitos. Es de señalar la importancia que tiene el consumo de esta vitamina, cuya deficiencia puede dañar el cerebro, pues es un órgano particularmente afectado por la deficiencia de tiamina en mayor medida que en los músculos. Su función en el organismo está dirigida a contribuir al metabolismo de la glucosa, entre otros.

Vitamina B2 (Riboflavina)

La Riboflavina contribuye al buen estado de la piel, las uñas y el pelo. Se encuentra en el hígado, el queso, la leche, el pescado, las verduras y los riñones.

Vitamina B3 (Niacina)

La Niacina ayuda a mantener la piel y el sistema nervioso sanos. Podemos encontrarla en el hígado, la mantequilla, las legumbres, el maní y el pollo.

Vitamina B6 (Piridoxina)

La Piridoxina mantiene sana la piel y el equilibrio hormonal. Aparece en el plátano, el maní, el huevo y el hígado.

Vitamina B12

La Vitamina B12 contribuye a la formación de glóbulos rojos de la sangre. Sólo está presente en las carnes, sobre todo en el hígado, los riñones y los huevos.

Vitamina K

La vitamina K[1] es un cofactor lipídico necesario para la coagulación sanguínea. Si no fuera por este proceso de coagulación, cuando te hieres, la sangre seguiría fluyendo, pero por este mecanismo natural se forma un coágulo que taponea la herida e impide que esto suceda.

Han sido identificadas diversas formas de vitamina K: VITAMINA K 1 (Fitomenadiona) derivada de plantas, VITAMINA K 2 (Menaquinona) de bacterias, y pro-vitaminas naftoquinonas sintéticas, VITAMINA K 3 (Menadiona). Vitaminas de tipo provitaminas K 3, después de la alquilación in vivo, exhiben una actividad antifibrinolítica de vitamina K.

Vegetales de hojas verdes (Espinaca, Repollo, Perejil, Brócoli), hígado, queso, mantequilla y las yemas de los huevos son buenas fuentes de vitamina K.

Vitamina F

Otro tipo de vitamina de gran importancia en la alimentación es la Vitamina F o Ácido fólico, la cual se encuentra en el hígado, las carnes y el huevo entero, leguminosas, cereales integrales, viandas como la papa, la calabaza y el boniato, vegetales como el quimbombó, berro, nabo, pimientos y tomate, diversas frutas como el plátano, los cítricos y el melón. Esta vitamina es fundamental para el feto, por eso las embarazadas deben tomarla.

Vitamina D

La Vitamina D3 contribuye al buen estado de los Huesos y los Dientes. La mayor parte de la vitamina D es creada por el cuerpo de manera natural a partir de la exposición a la luz del sol. También puede hallarse en el aceite de hígado de pescado, en los Huevos y en los pescados grasos como el Salmón, la Mantequilla o tomarse a través de suplementos. Algunos expertos indican que hasta la mitad de la población mundial tiene niveles de vitamina D menores a los óptimos.

La función que caracteriza a esta vitamina está dirigida al control de la homeostasis del calcio. Su deficiencia en la edad infantil ocasionada por una dieta carente o anémica en esta vitamina, produce raquitismo, enfermedad manifestada en afectaciones óseas como cierre tardío de la fontanela, erupción tardía de los dientes, deformaciones de los huesos y cavidad torácica.

Un grupo de científicos halló que la vitamina D influye sobre más de 200 genes, algunos relacionados con el Cáncer y enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, un descubrimiento que muestra cuán grave puede ser la deficiencia de esa sustancia en el cuerpo. En todo el mundo, alrededor de 1000 millones de personas padecen deficiencia de vitamina D y los expertos británicos y canadienses indicaron que las autoridades de salud deberían considerar la recomendación de suplementos para aquellos en mayor riesgo.

Un equipo de científicos dirigidos por Andreas Heger, de la Oxford University, demostró mediante un estudio la influencia de amplio rango que la vitamina D ejerce sobre salud de los humanos. La vitamina D afecta el ADN humano a través del receptor de vitamina D (VDR por su sigla en inglés), que se une a zonas específicas del genoma humano. El equipo de Heger identificó esos lugares y halló más de 200 genes que se ven directamente influenciados.

La deficiencia de vitamina D es un factor de riesgo conocido de Raquitismo y algunas evidencias sugieren que aumentaría la susceptibilidad a enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoidea y la diabetes mellitus tipo 1, además de a ciertos cánceres e incluso la Demencia.

Con esto en mente, el equipo observó las regiones asociadas con las enfermedades en el mapa genético, para ver si tenían mayores niveles de VDR y hallaron que así sucedía en las zonas ligadas a enfermedades autoinmunes comunes, como la Esclerosis múltiple, la diabetes mellitus tipo 1 y la Enfermedad de Crohn.

Lo mismo se verificaba en regiones vinculadas con cánceres como la leucemia y los tumores colorrectales.

Sreeram Ramagopalan, del Centro de Genética Humana Wellcome Trust de la Oxford University, señaló que:

... los resultados, publicados en la Revista Genome Research, muestran cuán importante es la vitamina D para los humanos y la amplia variedad de senderos biológicos en los que actúa.

Ramagopalan manifestó que:

"... el estudio sugirió que la vitamina D juega un rol en la susceptibilidad a una serie de enfermedades" y que "las autoridades sanitarias deberían considerar administrar suplementos a las mujeres embarazadas y los niños pequeños como medida preventiva".
Los suplementos de vitamina D durante el embarazo y los primeros años podrían tener un efecto beneficioso sobre la salud de los niños más adelante en la vida.

escribió el experto.

Vitamina A

La Vitamina A se encuentra en mamíferos, aves y peces; en vegetales amarillos, por ejemplo la zanahoria, en la naranja y en vegetales verdes, dentro de los cuales se encuentran los mayores exponentes como la espinaca, el berro, la lechuga, la fruta bomba (papaya o lechosa), el mango, la calabaza, la malanga amarilla, la yuca amarilla, el boniato amarillo, la acelga, entre otros. Producto que esta vitamina se almacena en el hígado, este último y los aceites de hígado de pescado son excelentes fuentes.

Su función principal está dirigida a la visión, crecimiento, reproducción y la protección ante procesos infecciosos, entre otros. Su deficiencia en el organismo afecta la salud, de forma notable en países subdesarrollados y causa una ceguera que puede ser evitable y es encontrada en naciones de Asia, África, América Central y América del Sur.

El esfuerzo y dedicación del sistema de salud cubano, a pesar de ser un país subdesarrollado y bloqueado, hace que la Isla no se encuentre entre los países antes mencionados. No obstante existen afecciones en la edad infantil manifestadas en la conjuntiva, córnea y retina, producidas por la ingestión inadecuada de vitamina A.

Vitamina C

Al hablar de la Vitamina C se está en presencia de un compuesto orgánico presente en los vegetales y los cítricos como una rica fuente. Su función está relacionada con aumentar la contracción muscular, el incremento de la resistencia a las bajas temperaturas y al ejercicio de la protección a la salud mental.
Su deficiencia produce grietas y sangramiento en las encías, trastornos en la formación de los huesos y lenta cicatrización de las heridas, el catarro común y ciertos tipos de cáncer entre otras. Abunda en Cítricos, en la Guayaba, el tomate, perejil, pepino, repollo y espinaca.

Vitamina E

La Vitamina E aparece en casi todos los alimentos. Su función principal resulta la protección de la rancidez de las grasas dietéticas cuando estas han pasado a formar parte del organismo. Se conoce igualmente que la presencia de ella aumenta la utilización de vitamina A en el cuerpo y que esta ejerce gran protección contra tóxicos químicos. Su deficiencia se manifiesta con debilidad muscular y fragilidad eritrocitaria.

Presente en plantas verdes como el berro, acelga, col, espinaca, entre otros la vitamina K constituye un factor nutricional necesario para la prevención de una condición hemorrágica.

Ácido Fólico

Vitaminoide o falsa vitamina, que forma parte del complejo B. El ácido fólico interviene, junto con la vitamina B12, en la producción de glóbulos rojos y es necesario en los procesos de multiplicación celular, ya que interviene en la síntesis de los ácidos nucleicos. Se encuentra en mayor cantidad en la lechuga, en la levadura de cerveza, en las zanahorias, en la escarola, en las espinacas, en el tomate, en el perejil y en los frutos secos. Su carencia produce anemia megaloblástica, debilidad, fatiga, reducción de la secreción de ácido en el estómago y lesiones nerviosas. La carencia de ácido fólico puede provocar, en el feto, durante los primeros 45 días de gestación, anomalías congénitas como la espina bífida y defectos en la formación del cerebro. La Cantidad Diaria Recomendada es de unos 200 microgramos para un adulto sano. Durante el embarazo, las necesidades aumentan hasta los 400 microgramos por día, por lo que conviene tomar un suplemento para asegurar el aporte mínimo necesario.

Colina

Vitaminoide o falsa vitamina que forma parte del complejo B. Interviene en la formación de lecitina, conjuntamente con el inositol. Produce, en el cerebro, una sustancia que fortalece la memoria. Participa en la transmisión de los impulsos nerviosos y contribuye a eliminar toxinas del organismo. La colina se sintetiza en el intestino delgado por medio de la interacción de la vitamina B12 y del ácido fólico con el aminoácido metionina. La colina se encuentra en mayor cantidad en la lecitina, en la levadura, en el germen de trigo y en los vegetales verdes. Si no se aportan suficientes fosfolípidos con la dieta o si se consume alcohol en exceso, se puede producir una deficiencia de colina. Su carencia produce la degeneración grasa del hígado y cirrosis, además del endurecimiento de las arterias y de la enfermedad de Alzheimer. La Cantidad Diaria Recomendada (C.D.R.) es aproximadamente de 100 a 500 miligramos.

Inositol

Vitaminoide o falsa vitamina que forma parte del complejo B. Es imprescindible en el metabolismo de las grasas, ya que interviene en la formación de lecitina, utilizada para trasladar las grasas desde el hígado hasta las células, ayudando así a reducir el colesterol. Forma parte de los tejidos de todos los seres vivos: en las personas forma parte de los fosfolípidos. Está estrechamente unido a la colina y a la biotina. Se encuentra en mayor cantidad en las nueces, en los frijoles, en el pan y en las naranjas. La Cantidad Diaria Recomendada (C.D.R.) se encuentra entre los 50 y los 500 miligramos, aunque aún no está determinado con seguridad el aporte mínimo necesario.

Fuentes

Véase también

Otros sitios