Saltar a: navegación, buscar

Blade II (película de 2002)

Blade II
Información sobre la plantilla
Fantasía. Acción. Terror | Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Bladepeli2.jpg
Venganza, Adaptación Cómic, Vampirismo
NombreBlade II Cazavampiros
Otro(s) nombre(s)Blade 2: Cazador de Vampiros, Cazador diurno II
Estreno19 de abril de 2002
GuiónDavid S. Goyer
DirectorGuillermo del Toro Gómez
Dirección de FotografíaGabriel Beristain
RepartoWesley Snipes, Kris Kristofferson, Norman Reedus, Leonor Varela, Ron Perlman, Tcheky Karyo, Luke Gross, Matt Schulze, Thomas Kretschmann, Danny John Jules, Tony Curran, Donnie Yen, Marit Velle Kile, Daz Crawford, Santiago Segura
ProductoraNew Line Cinema, Marvel Enterprises, Amen Ra Films, Imaginary Forces, Justin Pictures, Linovo Productions GmbH & Co. KG, Milk & Honey, Pacific Title and Art Studio
PaisBandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Sitio web
http://www.blade2.com

Blade II. Es un película de acción sobre vampiros del 2002 protagonizada por Wesley Snipes y Kris Kristofferson. Fue dirigida por Guillermo del Toro Gómez y es una secuela de Blade (Película) película del año 1998, de vampiros basada en el personaje Blade creado por Marv Wolfman y Gene Colan para el libro de comic de la compañía Marvel Comics "La tumba de Drácula" (1972-1979).

Sinopsis

Una nueva raza de vampiros, los Reapers, surge para atacar tanto a los humanos interpreta a a los de su propia raza, causando el terror. El Consejo de la Sombra, un grupo de vampiros que teme por su supervivencia y que tiene su sede en Praga, contacta con Blade para que acabe con ellos. Blade se ve obligado a aliarse con este grupo de vampiros liderado por su mayor enemigo, para luchar contra esta nueva clase de criaturas y deberá decidir si puede confiar en los que hasta ese momento eran sus mayores enemigos, mientras busca la forma de derrotar a esta nueva encarnación del mal que está a punto de dominar las calles e imponer su reinado de terror.

Argumento

Una rara mutación ha tenido lugar dentro de la comunidad de vampiros. Se trata de un tipo de vampiro, los 'Reapers', tan consumidos por su insaciable sed de sangre que atacan tanto a humanos y a sus propios congéneres, convirtiendo a los que logran sobrevivir en semejantes. El espectacular e imparable crecimiento de esta nueva raza amenaza la propia existencia de los vampiros ya que pronto no habrá suficientes humanos para satisfacer las necesidades de sangre de esta insaciable comunidad vampírica.

Blade y Whistler, que vuelve a pesar de que en la primera parte era aniquilado por Deacon Frost y Scud, un experto armero, son convocados por el Consejo de las Sombras. Blade (Dhampir-medio humano, medio vampiro) tendrá que aliarse con un equipo de chupasangres de élite para evitar que la amenaza que se cierne sobre humanos y vampiros se haga realidad.

Ficha técnica

  • Título original: Blade II
  • Título hispano: Blade II: Caza vampiros o Blade 2: Cazador de Vampiros
  • Género: Thriller, Fantasía. Acción. Terror.
  • Director: Guillermo del Toro Gómez
  • Guión: David S. Goyer
  • Temática: Venganza, Adaptación Cómic, Vampirismo
  • País: Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos y Bandera de Alemania Alemania
  • Duración: 117 minutos
  • Año: 2002
  • Producción: Peter Frankfurt, Patrick J. Palmer, Wesley Snipes
  • Música: Marco Beltrami
  • Fotografía: Gabriel Beristain
  • Montaje: Peter Amundson
  • Diseño de producción Robert Bernacchi
  • Vestuario Alice Kheilova, Craig Anthony, Heather Moore, Kelly Fraser Wendy Partridge
  • Distribuidora: TriPictures
  • Clasificación: No recomendada para menores de 18 años

Estreno

Reparto

Críticas

Joaquín R. Fernández Puntuación: 5.5 /10 Banda Sonora Original: *****

Lo bueno de una secuela es que, en teoría, uno no tiene que perder el tiempo en describir la personalidad de los personajes que ya intervinieron en el inicio de la saga. Sin embargo, cuando matas a uno de ellos en el antecedente, has de gastar energías en explicar cómo es posible que ahora pueda aparecer en la continuación. Eso es precisamente lo que sucede en Blade II con Whistler, encarnado en el filme por Kris Kristofferson. Viendo semejante comienzo, trillado, innecesario y falso, cualquiera se da cuenta enseguida de que el argumento de la película no nos va a deparar grandes genialidades.

La verdadera estrella de la función son las piruetas del héroe, las palizas que les propina a sus enemigos y, por qué no, las consabidas frases provocativas que suelta por su boca. En definitiva, tan sólo se busca divertir al personal y alejarse por completo de cualquier tipo de pretensión.

La trama de esta producción de la New Line se desarrolla a través de previsibles traiciones, y sus pasajes de acción siguen el conocido esquema de la saga Alien. Es más, si quieren pueden sustituir a los Reapers por viscosos alienígenas, pues se multiplican por decenas y son tan escurridizos interpreta a una babosa espacial. Blade II se aleja, por tanto, de su precedente: cierto que es más espectacular que la cinta de Stephen Norrington, pero ni por asomo su historia posee el carisma de la obra original (de hecho, se echa de menos un malo tan contundente interpreta a Deacon, interpretado con convicción en su día por Stephen Dorff).

Guillermo del Toro Gómez añade aquéllo en lo que es un auténtico maestro: ciertas dosis de terror (no hay duda de que consigue inquietarnos con algunas de sus visiones) y divertidas muestras de casquería que se ejemplifican sobre todo en la brutal boca de los vampiros que atacan a los de su propia especie. Por lo demás, la estética del filme no aporta nada nuevo, siendo los efectos especiales muy cercanos a los de un videojuego y las coreografías llamativas pero sin demasiada sustancia. Sobresale, eso sí, el primer encuentro de Nyssa con Blade, probablemente el mejor combate de toda la película.

Wesley Snipes sabe lo que tiene que hacer para dar vida a tan peculiar héroe. Así, mantiene su mirada imper-turbable y habla cuanto menos mejor, dejándolo todo, pues, en manos de su habilidoso físico. Kristofferson es consciente de su papel secundario, y tanto da verlo aquí que en En El planeta de los simios; en realidad, parece que siempre esté interpre-tando al mismo sujeto. El verdadero hallazgo de Blade II es Leonor Varela, aunque bien es cierto que Nyssa es un personaje apetitoso (al final me remito). Norman Reedus y Ron Perlman están un tanto cargantes, e incluso este último podría haber sido sacado directamente de la última entrega de Alien. Santiago Segura hace una breve aparición, jocosa pero completamente anecdótica.

Marco Beltrami no se ha esforzado demasiado a la hora de componer la banda sonora de la película. Su música se centra en la creación de ambientes, cometido en el que resulta eficaz, pero para nada destaca, sobre todo si tenemos en cuenta los sólidos antecedentes que encontramos en la filmografía de este autor. El resto, un cúmulo de atronadores incisos orquestales y una sucesión de ritmos machacones que, de tan conocidos, cansan incluso a los más discotequeros

Fuentes