Saltar a: navegación, buscar

Buque San Pascual

Buque San Pascual
Información sobre la plantilla
[[Archivo:Barco_San_Pascual-Pontón.jpeg|]]
Buque San Pascual
Historial
Clase Buque
Operador Buques civiles
Puerto de registro Cayo Francés
Puesta en grada 1920
Destino Situado actualmente en cayo Francés y está inmerso en un proyecto turístico.
Características generales

Buque San Pascual. Conocido por "El Pontón" fue construido en 1920 en los astilleros de San Francisco, California, para ser empleado en la transportación de mieles. Desde 1933, a una milla de Cayo Francés, se encuentra varada esta reliquia de la ingeniería naval. En él se instaló el puesto aéreo de las fuerzas armadas de Estados Unidos en la 2da. Guerra Mundial.

Historia

En 1933 comienza la vida útil de uno de los ejemplares por la Mayor de las Antillas y se destina al depósito de mieles. Entonces recibe el nombre de Pontón, que entre sus múltiples definiciones acepta la de buque viejo varado en el puerto y eso fue.

Durante la Segunda Guerra Mundial se convierte en Base Aérea y marítima de operaciones hacia el centro de Cuba.

Características del buque

Cuentan que llegó a tener de 8 a 10 hidroaviones, 6 ametralladoras antiaéreas y 2 cañones instalados en la popa, pero que también fungió como almacén y recinto hospitalario. En los días de la Batalla de Santa Clara recibió a los prisioneros del Tren Blindado y a otros cómplices de las huestes batistianas, antes de su traslado a La Habana.

Tiene un peso muerto de 6770 toneladas, admite una carga general de 13125 toneladas, el calado es de 4,31 metros y su eslora de 132,36. El barco mantiene su engranaje principal confeccionado desde 1919, así como la campana, sus calderas de vapor, los mecanismos del timón y aquellos que hacen elevar el ancla. Es un barco atípico con cuarto de máquinas en la popa y no en el centro.

Objetivo turístico

En la guerra mundial, protegiendo la costa norte de Caibarién de los ataques alemanes. Guarda recuerdos de la presencia en estas aguas del escritor norteamericano Ernest Hemingway y del pintor cubano Leopoldo Romañach, quien encontró en su cubierta la inspiración para pintar algunos de sus paisajes marineros. Transformado en un hotel flotante, dispone de 10 confortables camarotes, bar-restaurante y una envidiable posición para contemplar la naturaleza que le rodea.

Marcelo Salado, destacado pescador submarino también fue visitante asiduo de esta embarcación.

Otra curiosidad del lugar es la leyenda de La Guasa del Pontón que refiere que un ejemplar de esta especie se crió en la parte posterior del barco llegando a alcanzar dimensiones considerables y se convirtió en la mascota de los tripulantes hasta que un buque habituado a cargar miel de las bodegas del San Pascual puso fin a sus vida con la acción de la propela. Esta Guasa durante muchos años sembró el pánico dentro de los pescadores de la Villa que le temían por su gran tamaño y sobre ellas se tejieron diversas historias.

El San Pascual está insertado en un proyecto turístico y ya ha sido utilizado como tal en diferentes ocasiones resultando una opción magnífica para visualizar desde la pasarela popa - proa los cayos cercanos y un entorno inigualable.

Fuente