Saltar a: navegación, buscar

Jutía de Cabrera

(Redirigido desde «Capromys angelcabrerai»)
Jutía de Cabrera
Información sobre la plantilla
Jutiade cabrera.jpg
Clasificación Científica
Nombre científicoCapromys angelcabrerai
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Rodentia
Familia:Capromyidae
Jutía de Cabrera (Capromys angelcabrerai). Es una jutía parecida a la jutía enana. Habita en los manglares de la costa sur del centro de Cuba y en los cayos e islotes del Golfo de Ana María. Comparte su hábitat con la jutía conga.

Descripción

Las conguinas pesan como promedio 483 g y de los 425,9 mm de longitud total, 251, 9 mm corresponden a la longitud de la cabeza y el cuerpo, y 175,5 mm a la cola (ésta representa 70 % de la longitud corporal).

Después de la jutía enana (mesocapromys nanus), es la segunda más pequeña de las jutías de las Antillas.

El cráneo mide 52,6 mm de longitud total (cóndilo-alveolar) y excede solamente en 2 mm y fracciones al de la jutía enana.


El pelaje está formado por pelos del patrón agutí, con color pardo oscuro o negro basalmente, con una banda más clara subapical, combinado con pelos carmelitas, pardos, negros y algunos más claros. En el vientre, mucho más claro con tonalidades blanco sucio o amarillento (fig.5). La cola es más oscura dorsalmente y tiene 28 vértebras. La superficie de la piel de la zona urogenital y de las palmas de las extremidades es clara, sin pigmentación.

Hábitat

Esta pequeña especie de jutía es endémica local y su distribución original es exclusiva de algunos cayos de mangle rojo (rhizophora mangle), sin tierra firme, llamados Cayos Salinas, alrededor del estero conocido como Pasa Seca, en los Cayos de Ana María, sur de Ciego de Ávila.

Reproducción

Se reproducen durante todo el año con al menos dos partos anuales.

La utilización de los celos postpartos es evidente, ya que es común ver una misma hembra lactando a sus crías y preñada nuevamente.

La madurez sexual es alcanzada con un peso de alrededor de 340 g y una longitud total de 383 mm. Hembras con 300 g de peso aún presentan la vagina cerrada. Por lo general tienen una sola cría, y en ocasiones, dos.

Alimentación

Se alimentan únicamente de las hojas y la corteza del mangle rojo. Las hojas son comidas peculiarmente dejando el nervio central directamente en la rama, sin desprenderlas y pueden observarse comidas sobre el nido.

Al igual que otras especies de caprómidos antillanos, pueden prescindir de beber agua, pues hacen uso eficiente de aquella disponible en las hojas tiernas. Ejemplares que se han mantenido en cautiverio –por pocos meses–, han consumido otros alimentos, como mango, ciruela, guayaba, naranja, hojas tiernas de estas plantas y pan.

Véase además

Fuentes

  • Fernández Ricardo, Luis H. “Maravillas de la Zoología, Mamíferos 2". La Habana, Editorial Academia. 2006.
  • Borroto Páez, Rafael y Mancina, Carlos A. “Mamíferos de Cuba".