Saltar a: navegación, buscar

Casi Famosos

Casi Famosos
Información sobre la plantilla
Drama | Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Casi famosos portada.jpg
Película semi-autobiográfica de Cameron Crowe que narra la vida de un joven periodista que gira con una banda de Rock en los años setentas para escribir un artículo para la Revista Rolling Stones.
NombreAlmost Famous
Estreno2000
GuiónCameron Crowe
DirectorCameron Crowe
Producción GeneralIan Bryce, Cameron Crowe
Dirección de FotografíaJohn Toll
RepartoPatrick Fugit, Billy Crudup, Kate Hudson, Jason Lee, Frances McDormand, Philip Seymour Hoffman, Noah Taylor, Anna Paquin, Zooey Deschanel, Jimmy Fallon, Peter Frampton
PaisBandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos

Casi Famosos. Película autobiográfica del año 2000, del director Cameron Crowe, la cual empezó a contar cuando tenía 15 años.

Descripción

Cameron Crowe logra aquí un film meritorio en muchísimos sentidos: es una descripción fascinante del mundo de la música, las giras y las bandas; hace una recopilación magistral de la música de los setentas y la plasma a lo largo de film y logra una comedia llena de citas, gags y personajes entrañables.

Con un argumento excelente, Crowe dio la obra clave de su carrera. Apoyado de la impresionante banda sonora y de un elenco extraordinario, en el que resaltan las composiciones del jóven Patrick Fugit, muy comprometido con su rol, de la maravillosa Frances McDormand como la atormentada madre y de la encantadora Kate Hudson, quién se lleva las palmas con su Penny Lane, radiante y divina en cada escena en la que aparece. El film es semi-autobiográfico, ya que Crowe sí escribió para la revista Rolling Stone.

Argumento

William Miller, alter ego de Crowe a los quince años, ama la música desde que su hermana mayor, cansada de la opresión que sufre en el hogar, decide partir en busca de nuevas emociones y le deja su tesoro: la preciada colección de LPs de Joni Mitchell, Bob Dylan y Led Zeppelin (entre otros). Que para esa madre sobreprotectora, encarnada por una acertadísima Frances McDormand, equivalen a la fruta prohibida del pecado y la promiscuidad. Y para William, a la libertad. Así se lo anticipa su hermana antes de alejarse al ritmo de "América", de Simon and Garfunkel. A partir de aquí William inicia un viaje transformador.

El conflicto se desencadena cuando la revista Rolling Stone le encomienda entrevistar al grupo Stillwater durante su gira (un sueño hecho realidad para este joven que escribe como amateur). Este camino, que es literal pero también interno, le plantea varios desafíos: confirmar su vocación de periodista de rock, desentrañar un dilema moral –la amistad y el placer frente a la responsabilidad y el deber de "ser honesto e inclemente"–, superar la virginidad, enamorarse, madurar.

Sin saberlo, William va en busca de su identidad. Por eso, tal vez, para los integrantes de Stillwater no tiene nombre; ellos simplemente lo llaman "El enemigo". Pero el grupo lo adopta, le abre las puertas de un mundo nuevo. Allí conoce a Penny Lane, una groupie, quien obviamente remite a la canción de The Beatles (que mucho inspiraron a Crowe). La ayuda de esta fan enamorada del guitarrista de la banda será inestimable a la hora de conseguir la nota. Penny (Kate Hudson, hija de Goldie Hawn, en un papel primordial que le permite lucirse) es la que pone manos a la obra para interceder por William cuando a este le cuesta pasar a la acción. En Casi famosos las situaciones y los personajes se hilvanan a través de la mirada de William.

Hay un triángulo amoroso y, fuera del "mundo ficticio" del rock (y los hoteles y la diversión), están su madre, que lo guía en la vida, y Lester (Phillip Seymour Hoffman), su mentor, que lo guía en el oficio. La primera está continuamente presente a través de los llamados telefónicos, los mensajes y las advertencias sobre la droga, el estudio y la ansiedad por que vuelva. El segundo, crítico de Creem, lo aconseja, también a la distancia, sobre cómo comportarse con la estrellas, los editores y las mujeres: "las chicas se quedan con los cantantes lindos; nosotros somos los inteligentes", se lamenta.

Aunque todas estas criaturas giran en torno de William, el film nunca abandona el punto de vista de su personaje principal. Por eso se justifican en parte ciertas escenas de "sexo, droga y rock and roll" que pecan de inocentes, o aparecen directamente fuera de campo (porque William no las ve) para el espectador.

Música

Otro de los componentes –no el menos importante– es la música. Casi famosos no sólo es "sobre" músicos sino que "está hecha" de música. Con la música crea climas, expresa emociones, postula ideas sobre los verdaderos fans de los cantantes, mira con nostalgia esos discos que son el "ideal" de la hermana de William y luego el de él, que intentará capturarlos con palabras. Las secuencias de los recitales, por ejemplo, sólo son utilizadas para hacer avanzar el relato y mostrar la transformación de William (como cuando Penny le quita el lápiz con el que toma apuntes para que se relaje y disfrute).

Fuentes