Saltar a: navegación, buscar

Drama

Drama
Información sobre la plantilla
Drama.jpg
Concepto:Género literario que representa algún episodio o conflicto de la vida de los seres humanos por medio del diálogo de los personajes.

Drama. El género dramático tuvo su origen en Grecia, en un inicio con las representaciones teatrales que estaban relacionadas con el culto a Dionisio, dios del vino y la alegría, y poseían por lo tanto un carácter sagrado. Género literario que representa algún episodio o conflicto de la vida de los seres humanos por medio del diálogo de los personajes.

Etimología de la palabra

La palabra drama proviene del griego drao que significa hacer, actuar. El género dramático comprende obras escritas –en verso o en prosa- para ser representadas por unos actores ante un público. Su elemento fundamental es el diálogo o conversación entre personajes. En términos generales se entiende por drama una historia que narra los acontecimientos vitales de una serie de personajes. Como el adjetivo dramático indica, las ideas de conflicto, tensión, contraste y emoción se asocian con drama.

Evolución histórica

El género dramático tuvo su origen en Grecia. Al comienzo, las representaciones teatrales estaban relacionadas con el culto a Dionisio, dios del vino y la alegría, y poseían por lo tanto un carácter sagrado. Dichas representaciones consistían en himnos dedicados a esa deidad o divinidad. Más tarde, fueron introduciéndoseles cambios a los cantos, de esta forma surge el género dramático propiamente tal. Los dramaturgos griegos más importantes fueron: Sófocles, Eurípides y Esquilo.

De Grecia la obra dramática pasa a Roma, siendo los autores más destacados: Terencio, Séneca y Plauto. Durante el primer período de la Edad Media el género dramático se extingue, olvidándose por completo las obras griegas.

Alrededor de los Siglo XI y Siglo XII los europeos reinventan el teatro, surgiendo comedias escritas en latín, que eran representadas en monasterios, cortes y universidades. No eran un teatro para el pueblo. Éste surgió en las iglesias y consistió en la dramatización de ciertas escenas del Evangelio. Dichas representaciones escritas en lengua vulgar, se hacían principalmente en las tres fiestas más importantes de la liturgia: Navidad, Epifania y Resurrección.

La primera obra teatral escrita completamente en Castellano fue el Auto de los Reyes Magos. Se conserva incompleta (142 versos), falta la parte final, que debía mostrar la adoración de los reyes al Niño Jesús. Esta representación fue escrita a fines del siglo XII o principios del Siglo XIII y, como todas las de su tiempo, es anónimo.

Estructura de la obra dramática

Obra teatral dramática Edypo Rey de Sofocles

Tomada de modo general como una construcción estructurada, una obra dramática tiene tres instancias características:

Presentación del conflicto

El conflicto es el origen para una obra dramática. Si no hay conflicto no hay drama. El conflicto hace referencia a las fuerzas contrapuestas (fuerzas en pugna), que hacen avanzar el desarrollo argumental del drama. Aparecerán dos posturas contrarias, que habrá que descubrir. Pueden manifestarse explícitamente o hallarse implícitas en otras situaciones, anteriores o posteriores, de la obra. La presentación del conflicto cambia de acuerdo a la obra.

Podemos diferenciar en términos generales, cuatro etapas:

  • Propósito del protagonista.
  • Presentación del obstáculo o materia del conflicto.
  • Choque de las dos fuerzas en pugna.

Desarrollo de la acción dramática

La realidad del conflicto avanza hasta llegar a un duelo decisivo de los personajes y sus objeciones. Es lo que sería el nudo y coincide con el momento de mayor tensión y donde la trama se complica. Esto entrega la dimensión artística a la obra de teatro. Los distintos esfuerzos por superar a la fuerza opuesta dan lugar a un pensamiento dramático.

Desenlace de la acción dramática

Es el momento en que se resuelve el problema planteado en el desarrollo de la obra. Es la eliminación del obstáculo (resolución del conflicto) o la desaparición del protagonista. Al hablar de conflicto este puede observarse desde diversos puntos de vista, del hombre con el destino (Edipo rey de Sófocles), del instinto con el ambiente (Hamlet de William Shakespeare), del entendimiento con el ambiente (Madre Coraje de Bertolt Brecht), del libre albedrío con el ambiente (Casa de Muñecas de Enrique Ibsen). Por eso, la fuerza opuesta puede ser un elemento externo o interno del propio personaje, fuerza que dificulta el propósito de la fuerza protagónica.

Siempre a tu lado, Hachiko. Es una película dramática estadounidense de 2009 basada en la historia real del pacífico perro japonés, Hachikō, interpretada por Richard Gere
.

Principales tipos de drama

  • Drama histórico: el que tiene por asunto de su discurso a figuras, episodios o procesos históricos.
  • Drama isabelino: se desarrolla en Gran Bretaña, bajo el poder de Isabel I Tudor.
  • Drama Lírico: aquel en que la poesía y profundidad del texto tienen preeminencia sobre la acción.
  • Drama litúrgico: gestado durante la Edad Media en España y Francia, su materialización está en los autos sacramentales.
  • Drama de la pasión: comúnmente se representa el día de Viernes Santo, al aire libre.
  • Drama satírico: en el teatro griego, género bufo en el cual los personajes principales son sátiros y faunos.
  • Drama abstracto: el que en su desarrollo no se atiene a la lógica de las acciones humanas convencionales, así el teatro del absurdo.

Géneros dramáticos

Tragedia

Es una forma dramática que tuvo su origen en la antigüedad. Se refiere a un episodio fatal de la vida, que termina en forma triste o con la muerte del protagonista.

Habitualmente el conflicto trágico es producto de la ruptura del orden del mundo, evento que enfrenta a los personajes con un destino inexorable. Es la imitación de una acción elevada y completa, de cierta magnitud, en un lenguaje distintamente matizado según las distintas partes, efectuada por los personajes en acción y no por medio de un relato, y que suscitando compasión y temor lleva a cabo la purgación de tales emociones. La historia trágica imita acciones humanas en torno al sufrimiento de los personajes y a la piedad, hasta el momento del reconocimiento de los personajes entre sí o de la toma de conciencia del origen del mal.

El gran modelo de la tragedia como forma dramática lo encontramos en las obras de los clásicos griegos. La tragedia floreció en el Siglo V a.C. con autores como Esquilo, Sófocles y Eurípides. Las obras son solemnes, escritas en verso y estructuradas en escenas (episodios) entre personajes (nunca hay más de tres actores hablando en una escena) e intervenciones del coro en forma de canciones (odas).

Las historias están basadas en su mayoría en mitos o antiguos relatos, aunque el objetivo no fuera simplemente volver a contar esas historias (sobre las que los poetas se tomaban frecuentes libertades), sino hacer consideraciones sobre el carácter de los personajes, el papel de la humanidad en el mundo y las consecuencias de las acciones individuales. Por lo general, eran obras de poca acción y los hechos se relataban a través de diálogos y canciones del coro.

Las obras se representaban en festivales en honor de Dioniso, entre estos festivales se encontraban el «Gran Dionisíaco de Atenas», en primavera; el «Dionisíaco Rural, en invierno, y la Lenaea, también en invierno tras el Rural». Se seleccionaban las obras de tres poetas para su representación. Aparte de tres obras trágicas (una trilogía), cada poeta tenía que presentar una sátira y una farsa, a menudo atrevida parodia sobre los dioses y sus mitos.

Comedia

Es una forma en la que la acción dramática discurre de manera opuesta a la tragedia. Si en la tragedia los personajes cambian de un estado favorable a uno desfavorable, en la comedia se da un ascenso en el estado de los personajes. Es la imitación de las personas más vulgares, pero no vulgares de cualquier clase, de cualquier fealdad física o moral, sino de aquella única especie que supone lo ridículo. Describe, intelectualmente deformados, los aspectos concretos y risibles de la vida cotidiana. Los personajes son de condición inferior, el desenlace es feliz y optimista, su finalidad es provocar la risa del espectador. Presenta aspectos cómicos u optimistas de la vida.

La comedia se desarrolló hacia la mitad del Siglo V a.C. Las más antiguas que se conservan son las de Aristófanes. Tienen una estructura muy cuidada derivada de los antiguos ritos de fertilidad. Su comicidad consistía en una mezcla de ataques satíricos a personalidades públicas del momento, atrevidos chistes escatológicos y parodias aparentemente sacrílegas de los dioses. Para el Siglo IV a.C. la comedia había sustituido a la tragedia como forma dominante.

Con la expansión de la cultura griega a raíz de las conquistas de Alejandro III, el Magno, las comedias literarias y basadas en tópicos, así como las tragedias filosóficas, pasaron a ser poco apropiadas y dejaron paso a un tipo de comedia local, muy abundante, llamada nueva. El misántropo es la única obra completa que se conserva de Menandro, el gran autor de comedias nuevas. La trama gira alrededor de una complicación o situación que tiene que ver con amor, dinero, problemas familiares y similares. Los personajes son típicos e identificables, tipos socialmente simples, como el padre miserable o la suegra molesta.

Tragicomedia

Obra que participa de los géneros trágico y cómico. Tal es el caso de Anfitrión, de Plauto, primer autor en utilizar esta denominación. Su desarrollo, a partir del Renacimiento, alcanzó gran relieve en los Siglo XVIII y Siglo XIX, como el melodrama y el drama romántico. El género se caracteriza por la indiferenciación de la clase social a la que pertenecen los personajes —aristocracia y pueblo— y por la utilización de distintos lenguajes.

Pieza

Entremés: pieza teatral cómica, en un solo acto y de trama jocosa, surgido en España, en el Siglo XV. Los entremeses eran representados en los intermedios de las jornadas de una obra. En el siglo XV, el término "entremés" se aplicaba en los festejos de cortes y palacios, a distintos torneos y danzas que se ejecutaban acompañadas de coros líricos.

Paso: pieza dramática de breve duración, asunto sencillo y tratamiento cómico, que antiguamente se intercalaba entre las partes de las comedias. El paso, denominado así por Lope de Rueda en el Siglo XVI, está considerado como el precursor del entremés y se caracteriza por su lenguaje realista.

Monólogo: monodrama, pieza dramática interpretada por un solo actor, aun cuando en ella intervengan varios personajes, es un parlamento de extensión superior a lo habitual en los diálogos, pronunciado en solitario o en presencia de otros personajes.

Farsa: pieza cómica destinada a hacer reír. La diferencia entre la farsa y la comedia reside en el asunto, que en la primera al contrario que en la segunda, no necesariamente tiene que ser convincente o cercano a la realidad.

Fuentes