Saltar a: navegación, buscar

Catedral de Siena

Catedral de Siena
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Italia Italia
Sienacatedral.jpeg
Fundación:Mediados del siglo XIII
Tipo de unidad:Catedral
País:Bandera de Italia Italia
Dirección:Ciudad de Siena

Catedral de Siena, (Duomo di Siena en italiano), está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Templo principal y sede episcopal de esta ciudad italiana.

Ubicación

Se encuentra en la cima de la colina más alta de Siena, entre caminos diagonales y medievales, rodeada por la plaza y el Palacio Comunal. Su fachada es una pieza clave en el nacimiento del arte renacentista.

En1339 se planeó una ampliación de la catedral que la hubiera convertido en la más grande de Italia, extendiéndose hacia el este. Lamentablemente, la Peste Negra estalló en 1348, llevando a la muerte al 70% de la población sienesa. Aún hoy pueden verse restos de esa construcción interrumpida.

Historia

Como en muchos otros casos, la Catedral de Siena se construyó sobre la base de una antigua iglesia que databa del siglo IX. La nueva iglesia, llamada Duomo di Santa Maria dell' Assunta, fue diseñada por Nicola Pisano y construida entre los años 12151263 bajo su dirección, en colaboración con su discípulo Arnolfo di Cambio, sobre la base de una estructura más antigua y terminada. Concierne, a la fase plena del estilo Gótico.

Construida a mediados del siglo XIII, su estilo gótico esconde el germen del renacimiento en su extraordinaria fachada recubierta de mármol blanco, rojo y verde, su frontón con relieve escultórico ornamentado, sus columnas con diseños variados y sobre todo, en sus maravillosas esculturas que observan por encima de la cornisa. La mayor parte de los planos de la catedral fueron obra del gran arquitecto y escultor toscazo Nicola Pisano, pero fue si hijo Giovanni quien se encargó de la fachada hacia 1284.

Estructura

La catedral presenta una característica muy propia de las iglesias italianas, que es la planta de cruz latina (una nave principal atravesada por un transepto), con una cúpula en el crucero y un campanario.

El frontispicio principal es una de las obras maestras del Gótico italiano. Se trata de una fachada-pantalla, en la que el diseño geométrico (gabletes triangulares inscritos en cuadrados, circunferencias perfectas de óvulos y arquivoltas) aparece enmascarado por una admirable decoración en la que se mezclan componentes arquitectónicos (pináculos y cresterías de complicado diseño), escultóricos y el toque de color que aportan los mosaicos, de excelente factura.

La base de la cúpula es octogonal y sólo se hace circular por encima de las columnas de apoyo. La linterna de la corona fue añadida por el famoso arquitecto barroco Gian Lorenzo Bernini.

Las naves se dividen mediante arcos de medio punto. El exterior e interior del templo aparecen decorados con un placado de mármol blanco y verdoso, formando unas características rayas o bandas horizontales. Blanco y negro son los colores simbólicos de Siena, tomados de los caballos blanco y negro de los fundadores legendarios de la ciudad: Senio y Asquio.

El efecto de las franjas bicolores del mármol en el interior es impresionante. Esta decoración comprende tanto las paredes de la nave como las columnas que soportan la bóveda (a excepción de algunas que han sido deliberadamente no decoradas para marcar espacios especiales dentro de la iglesia).

Se destaca el equilibrio perenne que imponen las bandas alternas de mármoles blancos y oscuros, así como la compleja labor decorativa del pavimento, en el que se muestran diversas y variadas escenas religiosas y paganas con multitud de figuras y gran atención al detalle. Está realizado mediante una singular técnica que recuerda al mosaico, al opus sectile romano o a la taracea, pero que en sentido estricto no es ninguna de estas tres cosas.

Fuente