Saltar a: navegación, buscar

Champú

Champú
Información sobre la plantilla
Champú.jpg
Concepto:Es un producto para el cuidado del cabello, usado para limpiarlo de suciedad, la grasa formada por las glándulas sebáceas, escamas de piel y en general partículas contaminantes que gradualmente se acumulan en el cabello.

Champú. Es un producto para el cuidado del cabello, usado para limpiarlo de suciedad, la grasa formada por las glándulas sebáceas, escamas de piel y en general partículas contaminantes que gradualmente se acumulan en el cabello.

Cuando mezclamos champú con agua o con vinagre, se convierte en un tensoactivo, el cual mientras limpia el cabello y cuero cabelludo, puede quitar el sebo que lubrica la base del cabello.

Para evitar dañar el cuero cabelludo se debe utilizar el champú con un pH 5.5 para la mayoría de los casos, el mismo que el de nuestra piel, así no se dañará el manto ácido, como también hay champús que son especialmente, con función secundaria realizados para el cabello seco, maltratado, grasoso, para la caspa, entre otros. Después de usar el champú puede usarse un acondicionador, para dejar el cabello más fácil de peinar y más suave.

Etimología

La palabra champú deriva del inglésshampoo, palabra que data de 1762, y significaba originalmente "masajear". Esta palabra es un préstamo del Anglo-Indio shampoo, y esta a su vez del Hindi champo, imperativo de champna, "presionar, amasar los músculos, masajear".

Historia

El término y el servicio fueron introducidos en Gran Bretaña por Sake Dean Mahomed, migrante de India, que abrió unos baños de "shampoo" conocidos como Mahomed's Indian Vapour Baths (Baños Indios de Vapor de Mahoma) en Brighton en 1759. Estos baños eran similares a los baños turcos, pero los clientes recibían un tratamiento indio de champi (masaje terapéutico). Sus servicios eran muy apreciados, y Mahomed recibió el alto honor de ser nombrado "Cirujano de champú" para los reyes Jorge IV y Guillermo IV.

En los primeros tiempos del shampoo, los peluqueros ingleses hervían jabón en agua y añadían hierbas aromáticas para dar brillo y fragancia al pelo. Kasey Hebert fue el primer fabricante conocido de champú, y su origen aún se le atribuye a él. Hebert vendió su primer champú, con el nombre de "Shaempoo" en las calles de Londres.

Originalmente, el jabón y el champú eran productos muy similares; ambos contenían surfactantes, un tipo de detergente. El champú moderno, tal como se lo conoce en la actualidad, fue introducido por primera vez en la década de 1930 con "Drene", el primer champú sintético (no jabonoso). Desde el pasado hasta la actualidad, los hindúes han usado diferentes fórmulas de champús, usando hierbas como neem, shikakai o nuezjabón, henna, bael, brahmi, fenogreco, aloe, suero de mantequilla, amla y almendra en combinación con algunos componentes aromaticos como madera de sándalo, jasmín, turmeric, rosa y almizcle.

Fabricación del champú

En el Departamento de Líquidos, se producen varias cantidades de marcas de champúes y cada una se elabora de forma particular, dependiendo de la fábrica y/o empresa que lo produzca. El proceso de fabricación consiste en la preparación de dos mezclas homogéneamente distribuidas, en las cuales los ingredientes son adicionados en cantidades pre-establecidas. Una de estas mezclas contiene los ingredientes limpiadores y reguladores de la viscosidad. La otra contiene los ingredientes estabilizadores y reguladores del PH.

El pH de una sustancia sencillamente indica su nivel acídico/ alcalino general (más de 7 es alcalino, menos de 7 es ácido). La secreción sebácea, el aceite natural del cabello, tiene un pH de aproximadamente 5.

La mayoría de los champús tienen un pH de entre 5 y 7. Esto es apropiado para la gran mayoría de las personas. Los champús medicados tiene un pH más neutral, aproximadamente 7.3. Si el pH del shampoo es 'balanceado', su nivel de pH se aproxima al del cabello, una ventaja para las personas con cabello tratado o dañado.

En ésta segunda preparación se mezcla con la primera y luego de su homogenización se le adicionan otros ingredientes tales como, el perfume, el color y finalmente el ingrediente preservador del crecimiento bacterial. Luego de haber sido homogeneizado adecuadamente se toman muestras para su análisis. Una vez aprobado el producto, éste es transferido a los tanques de almacenamiento para luego ser envasados en sus respectivas botellas y sachet, las cuales serán distribuidas a los mercados, abastos y perfumerías.

El elemento principal en la formulación de los champúes es el agente limpiador, también conocido como Surfactante y se clasifican en cuatro categorías:

  • Surfactante Aniónicos: Estos surfactantes contienen generalmente uno de cuatro grupos polares solubles - carboxilato, sulfonato, sulfato o fosfato - combinado con una cadena hidrocarbonada hidrófoba. Si esa cadena es corta son muy hidrosolubles, y en caso contrario tendrán baja hidrosolubilidad y actuaran en sistemas no acuosos como aceites lubricantes.

Dentro de esta clasificación se encuentran compuestos como el alquil bencen sulfonato lineal (LABS) objeto de este documento, los alquil sulfatos (AS) derivados principalmente del petróleo, y de alta utilización en la industria de jabones y detergentes.

  • Surfactante Catiónicos: Éstos comúnmente utilizados en detergentes, agentes limpiadores, líquidos lavaplatos y cosméticos están compuestos por una molécula lipofílica y otra hidrofílica, consistente de uno o varios grupos amonio terciarios o cuaternarios. Las sales de cadenas larga de amonio terciarias, obtenidas por neutralización de las aminas con ácidos orgánicos o inorgánicos, son raramente usadas en detergentes y preparaciones para limpieza. Su principal aplicación esta en el tratamiento de textiles y ocasionalmente como suavizantes tipo rinse. En aplicaciones cosméticas, su aplicación esta restringida a especialidades.

Las sales de amonio cuaternarias con un solo grupo alquilo (C12-C18), o dos grupos mas cortos (C8-C10) son usados como sustancias activas antimicrobiános. Debido a su capacidad para adsorber sobre fibras o cabello, los inicialmente mencionados sirven como acondicionadores para el cabello.

  • Surfactante No-iónicos: En contraste a sus contrapartes iónicas, los surfactantes no iónicos no se disocian en iones hidratados en medios acuosos. Las propiedades hidrofílicas son provistas por hidratación de grupos amido, amino, eter o hidroxilo. Cuando existe un número suficiente de estos grupos la solubilidad acuosa es comparable con la de los surfactantes iónicos. Las aplicaciones son extensas y dependen de la cantidad de grupos polares presentes, que determinaran la solubilidad tanto en agua como en aceite (cuantificada en la practica mediante el índice HLB, o balance hidrofílico - lipofílico).
  • Surfactante Anfotéricos: Productos que según el pH de la solución pueden presentar tanto cargas positivas como negativas, al mismo tiempo.

El término surfactante es una contracción de la expresión agente activo de superficie (surface-active.agent) y fue creado por la corporación GAF. Todos los champúes, con la excepción de algunos especializados, contienen un surfactante ya que este es necesario para la formación de la espuma, además de ser Agente Limpiador. Estas moléculas están formadas fundamentalmente por dos partes, una de las cuales es atraída por las grasas / aceites (lipofílica) y otra que es atraída por el agua (hidrofílica). Esta propiedad hemafrodita es la que permite que el agua y el aceite / grasas, lleguen a estar íntimamente mezclados.

Una cuidadosa selección / mezcla de surfactantes dan al champú su habilidad de remover el sucio y el sebo, sin dañar o irritar el cabello y el cuero cabelludo.

Cómo funciona el champú

El champú limpia separando el sebo del cabello. El sebo es un aceite secretado por los folículos pilosos que es fácilmente absorbido por las mechas de cabello, y forma una película protectora. El sebo protege de daños externos la estructura proteínica del cabello, pero tiene un coste asociado: el sebo tiende a atrapar la suciedad, las escamas del cuero cabelludo (caspa) y los productos que se suelen añadir al cabello (perfumes, gomina, geles, etc). Los surfactantes del champú separan el sebo de los cabellos, arrastrando la suciedad con él.

Aunque tanto el jabón como el champú contienen surfactantes, el jabón se mezcla con la grasa con demasiada afinidad, de manera que si se usa para lavar el cabello elimina demasiado sebo. El champú usa surfactantes más equilibrados para no eliminar demasiado sebo.

El mecanismo químico que hace funcionar el champú es el mismo que el del jabón. El cabello sano tiene una superficie hidrofóbica a la que se adhieren los lípidos, pero que repele el agua. La grasa no es arrastrada por el agua, por lo que no se puede lavar el cabello sólo con agua. Cuando se aplica champú al cabello húmedo, es absorbido en la superficie entre el cabello y el sebo. Los surfactantes aniónicos reducen la tensión de superficie y favorecen la separación del sebo del cabello. La materia grasa (apolar) se emulsiona con el champú y el agua, y es arrastrada en el aclarado.

Propósito del Champú

Las formulaciones de shampoo buscan maximizar las siguientes cualidades:

  • Fácil enjuague
  • Buen acabado después del lavado del cabello
  • Irritación mínima de piel/ojos
  • No dañar el cabello
  • Baja toxicidad
  • Buena biodegradabilidad
  • pH ligeramente ácido, ya que un ambiente básico debilita el cabello rompiendo los enlaces de disulfuro de la queratina del cabello.

Este efecto se consigue añadiendo pequeñas escamas de diversos materiales, por ejemplo, diestearato de glicol (una cera).

Champús específicos

Anticaspa

Las compañías de cosméticos han desarrollado champús para aquellos que tienen caspa. Estos contienen fungicidas como piritiona de zinc y sulfito de selenio que ayudan a reducir la caspa Malassezia furfur. El Alquitrán y el Salicilato y sus derivados son usados también a menudo. Otro agente activo lo constituye el ketoconazol, poderoso antimicótico.

Completamente Naturales

Algunas compañías usan los términos de "naturales", "orgánicos" o "botánicos" para todos o algunos de sus ingredientes (como extractos de plantas), la mayoría de las veces mezclándolos con un surfactante común. La efectividad de estos ingredientes orgánicos es dudosa y controvertida.

Alternativos

Los champús alternativos, alguna veces llamados libres de SLS tienen menos cantidad de productos químicos agresivos, típicamente, ninguno de la familia de los sulfatos. Mientras claman ser más suaves para el cabello humano, estos champús en general deben ser aplicados varias veces para que eliminen toda la suciedad.

Para bebés

El champú para bebés está formulado para que sea menos irritante para los ojos. Muchos de ellos no contienen lauret sulfato de sodio y/o lauril sulfato de sodio, el surfactante más suave de la familia de los sulfatos. Alternativamente, el champú para bebés podría formularse usando otras clases de surfactantes, especialmente los no iónicos, los cuales son mucho más suaves que cualquiera de los aniónicos usados.

Para animales

El champú para animales (como por ejemplo los perros o gatos) debe estar especialmente formulado para ellos, ya que su piel tiene menos capas de células que la piel humana. La piel de gatos tiene 2 o 3 capas, mientras que la de perros tiene de 3 a 5 capas. La piel humana, en contraste tiene de 10 a 15 capas. Este es un claro ejemplo de porque nunca se debería usar champú de bebes con gatos o perros.

El champú para animales podría contener insecticidas u otros componentes para el mantenimiento y tratamiento de la piel para parásitos como la pulga o sarna. Es importante recordar que aunque muchos champúes para personas son apropiados para uso animal, aquellos productos que contengan ingredientes activos como zinc en los anticaspa, son potencialmente tóxicos cuando son ingeridos en grandes cantidades por animales y habría que ser especialmente cuidadosos y evitar el uso de estos productos en animales.

Sólido

El champú está también disponible en forma sólida lo que permite frotarlo sobre el cabello. Esto tiene la ventaja de que sea más fácil de transportar. La desventaja es que tiene menor poder de acción sobre el cabello muy corto.

Champús Tradicionales

Indonesia

Los primeros champús usados en Indonesia estaban hechos de cáscara y paja de arroz. Las cáscaras y pajas son quemadas hasta ser cenizas, y las cenizas (que tienen propiedades alkalinas) son mezcladas con agua para formar espuma. Las cenizas y la espuma eran restregados en el cabello y luego lavado, dejando el cabello limpio, pero muy seco. Después del champú, los indonesios aplican aceite de coco para rehumedecer el cabello.

Distintos tipos de champús

Además de los champús más conocidos, los específicos para cabello graso, anticaspa y anticaida del cabello, existen diversos champús que buscan mejorar determinados aspectos del cabello, aspectos deficitarios del mismo, los más destacados son:

  • Champú protector del color, se trata de un champú especial para mantener el color del cabello teñido.
  • Champú equilibrante, su función principal es recuperar el PH normal del cabello.
  • Champú hidratante, favorecen que el cabello mantenga la humedad que necesita para mantenerse en un buen estado general.
  • Champú para el volumen, con este champú conseguimos volumen extra y cuerpo para un cabello lacio, sin vida.
  • Champú alisador, proporciona un efecto liso al cabello a la vez que lo hidrata y le proporciona brillo extra.

Como podemos ver, existen champús para conseguir muy diversos objetivos y mantener el cabello además de limpio en perfecto estado.

Enlaces relacionados

Fuentes