Saltar a: navegación, buscar

Charles Garnier

Charles Garnier
Información sobre la plantilla
Charles Garnier.jpeg
Arquitecto francés
NombreJean Louis Charles Garnier
Nacimiento6 de noviembre de 1825
Paris, Bandera de Francia Francia
FallecimientoParis
TítuloArquitecto
Premios= 1848 Grand Prix de Roma

Charles Garnier Arquitecto francés, nacido en 1825 y muerto en 1898. Desarrolló un estilo ecléctico e historicista.

Biografía

Jean Louis Charles Garnier hijo de una familia modesta y artesana el negocio familiar eran los carruajes. Charles era un niño débil; y al parecer su familia creyó conveniente darle una orientación distinta que el negocio familiar. Desde niño, fue un dibujante muy dotado, aprendiendo en l'École gratuite de Dessin, de l'École de Medicine; desde 1840, tras empezar con el arquitecto Léveil, pasó enseguida al importante estudio de Lebas. Desde entonces, con regularidad, obtuvo dinero como dibujante de arquitectura, por ejemplo para Viollet-Le-Duc, que fue profesor en esa escuela. Poseía una imaginación fértil, inclinada al exotismo y la fantasía y que acrecentó con sus viajes; demostró una capacidad envidiable para ingeniar ornamentos y decoraciones. Entre 1842 y 1848 estudió en l'École des Beaux-Arts; durante su estancia concurrió dos veces al Prix de Rome, antes de lograr un primer premio, con un proyecto de Conservatorio Nacional de Artes y Oficios, en 1848. Así fue pensionado por cuatro años por l'Academie de France en Roma. Entre 1848 y 1852, puso a prueba su capacidad de trabajo, sus envíos (con los que se justificaba su estancia ante la Academie) fueron numerosos y ambiciosos : entre ellos destacan las restauraciones del Foro Trajano y el Templo de Vesta en Tivoli; mientras que de su estancia en [[[Grecia]], envió 11 hojas del templo de Aphaia en Egina, cerca de Atenas, con una restauración decididamente polícroma, según sus hallazgos. Prolongó su estancia fuera de Francia por tres años más, de 1852 a 1855; viajó por Turquía, y visitó Constantinopla con el famoso literato Theophile Gautier ([[1811]-1872); después se asentó en el reino de Nápoles y Sicilia. Conservó toda su vida los recuerdos de esta época, y su entusiasmo por la arquitectura sículo-normanda; vivía también de su capacidad de dibujar: y dibujó para el Duque de Luynes algunos de los monumentos angevinos de Nápoles como ilustración para un libro (nunca publicado). Regresó a[[[ Francia]] en 1855. Por entonces carecía de relaciones y de clientes; y se mantuvo con pequeños trabajos administrativos al tiempo que intentaba darse a conocer con sus ilustraciones arquitectónicas, como la restauración del templo de Egina, que presentó al Salon de 1857. Finalmente, en 1860, obtuvo el puesto de arquitecto en los distritos 5 y 6 de Paris, con un sueldo aceptable, que le permitiría vivir, pero que se consideraba incompatible con el trabajo particular. El concurso para la Opera de Paris, convocado a finales de ese año, 1860, fue la gran ocasión de su vida; él pensó que la fortuna le había sonreído; hoy creemos que la fortuna sonrió a la ciudad de Paris, al contarle allí como arquitecto, en ese momento. El jurado quedó impresionado por el proyecto; aunque con el reparo de que no pudiera llevarse a efecto. La construcción de la Nouvel Opera consumió la parte más importante de su vida entre 1860 y 1875. Después, siguió completando el edificio en detalles menores; y se encargó de la construcción del gran depósito de decorados, que hubo de reedificar más tarde tras un incendio, con la ayuda de Gustave Eiffel. Después de la Opera, Garnier trabajó poco como arquitecto. Y parte de su trabajo consistía en atender alumnos en l'École des Beaux-Arts, donde asesoró a varios alumnos brillantes, aunque no tuvo un nombramiento oficial como profesor: entre sus asesorados hay que destacar grandes arquitectos de fines del XIX, como Paul Nénot (arquitecto de La Sorbonne) y el teórico Julien Guadet. Ningún otro edificio suyo alcanza la categoría de la Opera, aunque todos son buenos y algunos muy estimables, y merecen un recuerdo en la arquitectura del siglo XIX. El más interesante es el Casino de Montecarlo. La Societé de Montecarlo le encargó un nuevo edificio, el programa era sencillo. Pero la fachada era un desafío, ya que resultaba muy difícil componer una significativa y apropiada para un casino. Sin embargo, la fachada al jardín es memorable, elegante sin pesantez, con una silueta movida y graciosa, pero no frívola, con dos pequeñas torres, que acabaron siendo imprescindibles en los diseños de otros casinos. El edificio sufrió varios cambios; y una estimable ampliación, ya muerto Garnier. El Observatorio de Niza también es muy bonito, compacto, sencillo, lleno de dignidad, y sin forzados detalles tecnológicos, al uso en este género de edificios. En la parte técnica colaboró también con Gustave Eiffel. Para la Exposition Universelle de 1889 colaboró en la Historia de la Vivienda Humana. El éxito universal de la Opera, orgullo para la ciudad y sus ciudadanos, y visita obligada de los forasteros, convirtió a Garnier en una persona extremadamente popular y apreciada. Hombre tranquilo y modesto, al parecer algo provinciano y un poquito ingenuo; con muchas amistades entre los artistas de su generación, se acostumbró a los honores, siendo una persona de obligada referencia en la profesión de arquitectura en Francia. Murió en Paris, el 3 de agosto de 1898.

Algunas de sus obras

  • Casino de Montecarlo

Este centro de juegos es uno de los edificios más hermosos e imponentes del mundo. El atrio es el piso de mármol y rodeado por 28 columnas de ónix. El casino ofrece salas de juego públicas y privadas, y está abierto todos los días.

Casino de Montecarlo
  • Observatorio de Mont-Gros.

El Observatorio de Niza es un observatorio astronómico situado en Niza, Francia, en la cima del monte Gros. El observatorio se comenzó a construir en 1879 por el banqueroRaphaël Bischoffsheim. El arquitecto fue Charles Garnier mientras que Gustave Eiffel diseñó la cúpula.

Observatorio de Mont-Gros
  • Villa Garnier

Esta villa situada en la zona este de la ciudad de Bordighera, Italia, constituyo la residencia de Charles Garnier desde 1871. El terreno se encuentra en una situación privilegiada junto al mar y frente al puerto.

Villa Garnier
  • Opera de Paris

La Ópera Garnier, también conocida como Palacio Garnier u Ópera de París, es uno de los edificios más característicos del IX Distrito de París y del paisaje urbano de la capital francesa

Opera de Paris

Escritos

  • A travers les arts; causeries et mélanges, Librairie Hachette, Paris, 1869
  • Le théatre, Librairie Hachette Paris, 1871.
  • Le Nouvel Opera, Librairie Generale de L'Architecture, Paris, 1875-1881
  • L'habitation humaine, 1892

Premios

  • Grand Prix de Roma (1848)

Fuentes