Saltar a: navegación, buscar

Charles Perrault

Charles Perrault
Información sobre la plantilla
Charles-perrault.jpeg
Escritor francés, que desarrolló la imaginación de muchísimos niños, hasta la actualidad.
NombreCharles Perrault
Nacimiento12 de enero de 1628
París, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento16 de mayo de 1703
París, Francia
OcupaciónAbogado y escritor
TítuloAbogado
Obras destacadasLa Cenicienta, Piel de Asno, Pulgarcito y La Bella durmiente del bosque entre otros.
Charles Perrault. Escritor francés que ejerció la abogacía durante algún tiempo, pero a partir de 1683 se entregó plenamente a la literatura. Es conocido ante todo por sus cuentos, entre los que figuran La Cenicienta, Piel de Asno, Pulgarcito y La Bella durmiente del bosque.

Su mayor fama la logró escribiendo y contando cuentos especialmente para los niños. El género de los Cuentos de hadas, es el que lo consagra como escritor.

Síntesis biográfica

Nació el 12 de enero de 1628 en París junto a su hermano gemelo. Hijo de burgueses acomodados, familia originaria de la ciudad de Tours. Tuvo una buena infancia, empezando sus estudios en 1637 en el Colegio de Beauvais, que dejara en 1643, para estudiar Derecho.

Infancia y juventud

Estudiante que tenía gran facilidad para las lenguas muertas. Estudió literatura en el colegio de Beauvais en París. A partir de 1643, comienza a estudiar derecho. Indudablemente hábil y con un notorio sentido práctico, recibe la protección de su hermano mayor Pierre quien es Recaudador General. Se diploma en Derecho y recibe el título de abogado en 1651.

Después de ejercer la abogacía durante un breve tiempo, en 1654, es nombrado funcionario, para trabajar a las órdenes de su hermano mayor, que se desempeñaba como Recaudador General. Perrault trabajó como secretario personal del ministro Jean-Baptiste Colbert, el famoso consejero de Luis XIV, hasta que en 1665 progresa en su categoría laboral convertiéndose en el primero de los funcionarios reales, lo que le significa grandes prebendas.

Tomó parte en la creación de la Academia de las Ciencias y en la restauración de la Academia de Pintura. Jamás luchó contra el sistema, lo cual le facilitó la supervivencia en una Francia muy convulsionada políticamente y en la que los favoritos caían con demasiada frecuencia.

Fortuna

Su buena fortuna la hace extensiva a sus familiares, consiguiendo, en 1667, que los planos con los que se construye el Observatorio del Rey, sean de su hermano Claude.

En 1671 es nombrado académico, y al año siguiente, es elegido canciller de la Academia, en se mismo año se casa con Marie Guichon, con quien tuvo cuatro hijos, pero quedó viudo, al fallecer su esposa, tras el último alumbramiento

En 1673 se convierte en Bibliotecario de la Academia.

En 1680, Perrault tiene que ceder su puesto privilegiado de primer funcionario al hijo de Colbert.

Muerte

Charles Perrault muere el 16 de mayo de 1703 en París, a la edad de 75 años, muy afectado en su vejez por la muerte de su hijo pequeño en el campo de batalla.

Los cuentos de Perrault gustaron mucho, pero ni él mismo pudo imaginar que sus historias infantiles llegarían a perdurar a través de los siglos.

Carrera como escritor

Desde 1683 se dedicó por entero a la literatura. Fue secretario de la Academia Francesa y comenzó a trabajar bajo las órdenes de Colbert. En 1665, se convierte en el primero de los funcionarios reales. Su buena fortuna burocrática terminó en el año 1680, cuando su puesto de primer funcionario es ocupado por el hijo de Colbert.

Su vida siempre dedicada al estudio, dejaba escaso margen a la fantasía. Debutó como escritor con la obra Los muros de Troya publicada en (1661), su primer libro, según se puede apreciar nada infantil, ya que a lo largo de su burocrática y aburrida existencia de funcionario privilegiado, lo que más escribió fueron odas, discursos, diálogos, poemas y obras que halagaban al rey y a los príncipes, lo que le valió llevar una vida regalada colmada de honores, que él supo aprovechar.

Ingresó en la Academia de la Lengua Francesa en el año 1671. Alto funcionario y protegido de Colbert, publica obras de género galante y parodias antes de decantarse por los Modernos frente a los partidarios de la Antiguedad de la Academia Francesa, de la que es miembro desde 1671.

Con su literatura infantil, Perrault desarrolló la imaginación de muchísimos niños, hasta la actualidad.

Controversia literaria

El polémico poema El siglo de Luis el Grande (1687) suscitó en una intensa controversia literaria con Nicolás Boileau y Jean Racine, así como su Paralelo de los Antiguos y los Modernos (entre 1688 y 1692), muy criticados por Boileau, presentan y codifican sus argumentos, critica el principio de autoridad y afirma que el progreso es posible gracias a las artes tanto como a las ciencias, subraya la superioridad del "siglo de Luis" sobre el siglo de Augusto.

Este sinsabor de carácter literario-erudito, dura nueve años, y lo distancia de Boileau, a propósito de una divergencia de opiniones que se traducen en su obra crítica: Paralelo de los Ancianos y de los Modernos, en el que se contemplan las Artes y las Ciencias, títulos en los que otorgaba supremacía a los escritores modernos sobre los antiguos.

Estos problemas no significan que la buena estrella de Charles Perrault declinase, ni mucho menos; fueron sólo pequeños escollos en su camino. Luego Boileau y Perrault firmarían la paz.

Cuentos

A pesar de haber cultivado diversos géneros literarios, Charles Perrault pasó a la historia sobre todo por sus cuentos entre los que figuran Cuentos de Mamá Oca, libro en el que se incluían relatos tan conocidos como Barba Azul, La Cenicienta, La Bella durmiente del bosque, Caperucita roja, El gato con botas, Las Hadas, Riquete el del copete, y Pulgarcito, que recuperó de la tradición oral en Historias o cuentos del pasado en (1697), también llamados Cuentos de mi madre la Oca, conocido por la ilustración que figuraba en la cubierta de la edición original.

A comienzos del Siglo XIX los Hermanos Grimm también realizarían sus propias adaptaciones de estas leyendas e historias tradicionales.

El ilustre autor escribió un total de 46 obras, ocho de ellas publicadas póstumamente, entre las que se halla Memorias de mi vida.

Cuentos morales, indudablemente, pero llenos de un encanto que perdura y que hace que nos preguntemos, recorriendo la vida gris del escritor, cómo es posible que esas pequeñas y deliciosas historias, narradas con un lenguaje sencillo, pudieran germinar en tan árido entorno, haciéndonos olvidar sus odas y sus poemas, oportunistas mal que nos pese, para continuar siendo, a través de los años, las lecturas favoritas de nuestra infancia.

Con sus Historias o Cuentos del tiempo pasado consigue gran fama e inaugura el género literario de los cuentos de hadas.

Libros

Fuentes