Chianti

Chianti
Información sobre la plantilla
Chianti11.JPG
Vino tinto muy fuerte, pero con un agradable sabor.
Origen
OrigenBandera de Italia Italia
ColorColor rojo ciruela
Composición
TipoVino
Servida enVaso o copa

Chianti. Vinos italiano de fama internacional, muy prestigiosos y conocidos en el mundo.

Historia

El Chianti es una región de paisaje ondulado y agreste, comprendida entre la cuenca del Arno (al sur de Florencia) y la del Ombrone (al norte de Siena). Poblado en la época etrusca, pasó seguidamente bajo la legislación romana. En el siglo VIII se convirtió en un gran feudo de la noble familia Firidolfi. Después fue campo de conquista y de contienda entre Siena y Arezzo, y más tarde entre Siena y Florencia. Se alzan en esta comarca numerosas iglesias que guardan historias milenarias, torres y castillos medievales.

Los centros más importantes son Castellina, Radda y Greve. La actividad primordial de sus habitantes es la agricultura. Además del vino mundialmente conocido, se produce aceite de oliva.

El territorio del Chianti está formado por caliza margosa, arenisca y esquistos arcillosos. Más de la mitad está cubierto de árboles de tronco alto, como robles, castaños, carrascas, abetos y, en parte, del llamado bosque bajo, que comprende arbustos, zarzas, matas, setos y plantas aromáticas. La otra mitad del suelo está destinada a grandes viñedos e inmensos olivares.

El vino de esta tierra nace de la perfecta de fusión de cuatro variedades de uvas: sangiovese y canaiolo (uvas negras), malvasía y trebbiano (uvas blancas).

El Chianti es una de los vinos más famosos de Italia, lleno de historia y tradición. Con una cultura vinícola que data del siglo XIII el Chianti era un vino que se elaboraba en la zona para el consumo interno. Cuando algunos vitivinicultores empezaron a preocuparse por hacer vinos finos, el área sufrió una enorme crisis de identidad ya que sus niveles de calidad eran muy grandes y algunos productores vivieron mucho tiempo de la fama de la zona sin elaborar vinos serios.

Todos los años, cerca de 35 millones de botellas terminan en el mercado mundial, producidas en 7000 hectáreas cultivables de viñas, una décima parte del territorio, en el que se alternan bosques de encinas, olivos y cipreses, pueblos y castillos, entre las provincias de Florencia y Siena. Según sus autores, el objetivo de la guía es atraer a estas tierras cada vez más viajeros, que, además de ser turistas se convierten en consumidores. Poco a poco muchas bodegas de Toscana se empeñaron en juntar la tradición vinícola del Chianti con los estándares modernos de calidad.

Así nacieron las leyes que empezaron a legislar la producción de Chianti y esto dio como resultado las Denominaciones de Origen (Chianti D.O.C.G). Ahora los vinos llamados Chianti están regidos por estándares de calidad y producción y solo se pueden elaborar en siete zonas: las seis colinas que rodean la zona central: Arezzo, Florencia, Pisa, Siena, Montalbano y Rufina y en el medio de estas colinas se encuentra la Denominación de Origen Controlada y Garantizada Chianti Classico en donde los estándares de calidad son más rigurosos y las uvas solo pueden ser cultivados y producidos principalmente en: Greve in Chianti, Radda in Chianti, Gaiole in Chianti, Castellina in Chianti entre otras.

Gallo Negro, Chianti Classico

Estos Chianti Classicos tienen el símbolo de un Gallo Negro en la botella, que es la imagen de la Denominación; y tiene su origen en la histórica disputa entre las ciudades de Siena y Florencia los cuales decidieron determinar la delimitación de sus localidades haciendo una carrera que empezaría al amanecer con el canto del gallo, momento en que cada jinete saldría cabalgando desde cada una ellas y el punto en donde se encontrarán delimitaría de una vez por todas la frontera entre estas ciudades rivales. Los Sieneses escogieron un Gallo Blanco regordete y muy bien alimentado y los Florentinos un Gallo Negro flaco y desnutrido quien por obvias razones canto ese día antes del amanecer y así el jinete Florentino ganó más terreno frente a su contraparte Sienes.

El vino chianti tiene un característico color rubí que, con el añejamiento, tiende al granate. Un sabor armónico, seco, agradable, ligeramente tánico, con intenso y característico aroma de violeta. En algunos de sus tipos se le puede beber como vino joven, fresco y agradable al paladar, pero también es conocido y apreciado, en algunas zonas, su añejamiento de media y larga duración, gracias al cual madura y refina su color, aroma y sabor, realmente inconfundibles.

Los vinos Gallo Nero pueden ser de dos categorías: normal y reserva. El primero se caracteriza por la marca Gallo Nero de borde rojo, el segundo por el mismo emblema con borde dorado. El chianti clásico normal está en venta a partir del 1ro. de octubre de cada año; el de la categoría de reserva, en cambio, para merecer esta denominación tiene que alcanzar una graduación de, por lo menos, 12,5 grados y poseer una crianza mínima de 27 meses, tres de los cuales, al menos, en botella. Se trata, por tanto, de un vino importante, al que desde la vendimia, se le destinan las uvas mejores.

Chianti Classico Riserva

Esta bodega localizada en la zona de Montalcino en donde se produce el famoso Brunello di Montalcino, elabora también este Chianti Classico con uvas seleccionadas de área central de Chianti Classico entre Siena y Florencia. La bodega es una de las más, o la más grande de la zona. Es un blend en donde la reina de Toscana: la uva Sangiovese se mezcla con Canaiolo Nero y Cabernet Sauvignon (estas dos últimas en menor proporción) y se envejece por dos años en barriles de roble Eslovaco dándole así el nombre Riserva.

Color granate con ribetes tejas, tiene lagrimas marcadas y lentas que nos preparan para una mayor densidad en boca. A copa quieta nos encanta con aromas deliciosos y dulces de fruta confitada o cocida, cerezas en licor que luego al agitar dan paso a los minerales entremezclados con cuero mojado, café y setas. El ataque en boca es redondo, mineral, la fruta se expresa al final. De taninos sedosos y persistentes en estructurado y masculino. Deja recuerdos latentes de fruta muy dulce.

Vino que persiste en boca evoca recuerdos de campo con tarde lluviosa.

Se puede acompañar con: quesos madurados, fabadas, embutidos y pimientos rellenos.

Se combinaría con un Cordero al Chilindron, acompañado de arroz salvaje y papas al horno con concha y aromatizadas con romero.

Es un Vino de cena a la luz de las velas, con mucho frío, de repente para el primer beso… y además lo armonizaría con el Cochinillo o la Morcilla del Restaurante Yantar.

Producción

Se produce en Toscana, en las comarcas de Sangiovese, Tresbiano, cerca del monte de Chianti que le da su nombre. El más conocido es el Vino tinto, aunque se elaboran varios tipos de blancos notables: secos y dulces.

Se sirve a temperatura ambiente para acompañar carnes oscuras preferentemente asadas o sino con manjares ricamente sazonados, como ravioli o spaghuetti, platos típicos de Italia. Los tintos tienen más o menos 13% de alcohol, y envejecen hasta 5 años, este vino es reconocido en el mundo entero por la cesta de paja en que se embala la botella.

Chianti Castiglioni

Esta bodega es propiedad de una familia Florentina que desde hace 700 años aproximadamente se han dedicado a la producción de Vinos finos en la zona de Toscana. Esta elaborado con 90% Sangiovese y 10% Merlot y cultivado en el área de Castiglioni. De color rojo ciruela es de abundantes lágrimas delgadas y esbeltas. Sus aromas nos recuerdan las frutas confitadas, cerezas maduras; sumados a las notas minerales que también se repiten en este Vino.

La entrada en boca es directa, de taninos suaves de Vino joven, con reminiscencias de ciruela fresca y una nota amarga al final con características minerales. Es caliente, equilibrado, fresco y serio. Se tomaría como antesala a una noche de pasión, en un Hotel picando quesos maduros, aceitunas negras y embutidos.

Conjunto Chianti

Chianti, Cecchi

Esta Bodega está localizada en Castellina in Chianti, en la Provincia de Siena en el centro del área del Chianti, esta elaborado con 100% uva Sangiovese. En copa su color nos presenta un rojo ciruela de intensidad media, de lagrimas delgadas y de ligera caída.

Sus aromas de frutos rojos maduros se entremezclan con aromas minerales como el grafito, en el fondo nos habla de las violetas tímidamente… con sutiles jugueteos con aromas como la menta y las aceitunas que tanto nos recuerdan la gastronomía italiana. De entrada suave y de textura ligera, es fresquísimo en boca y de fruta persistente. Joven, femenino y delicado, es agradable y fácil de beber. Vino para todos los días. En un año y medio todavía puede ofrecernos sus encantos. Eusebys lo acompañaría con buenos quesos maduros con amigos en una cabaña de madera en la Colonia Tovar con una chimenea encendida. Estaría perfecto con una pasta con ragu de albahaca y tocino… también en compañía de amigos.

Fuentes

  • Córdovi Hernández, Eduardo. Bebidas Notables.
  • Fernández Rodríguez, Isidro y Colectivo de autores. Cómo funcionan las cosas 2.