Saltar a: navegación, buscar

Cinquecento

Cinquecento
Información sobre la plantilla
Pamigianino.jpg
Concepto:Término con que se designa al período de desarrollo del Renacimiento, principalmente en Italia, durante el Siglo XVI.

Cinquecento. Con esta palabra, abreviatura de los años que en lengua italiana comienzan por mille e cinquecento (abreviadamente, años [mil] quinientos en italiano), los historiadores de la cultura vienen denominando el segundo ciclo del movimiento que ha tomado por nombre el Renacimiento, es decir el siglo XVI, como ha quedado consagrado la de Quattrocento, los años numerados desde mille e quattrocento hasta 1500, para el arte y la cultura, exclusivamente italiana, del siglo XV. Y ello desde que ha sido aceptado que el Renacimiento, menos extenso que la dilatada época del arte producido en Europa desde finales de la Edad Media hasta comienzos del siglo XIX, es el arte italiano del siglo XV y el del siglo XVI que se desarrolló no sólo en Italia sino en los demás países de Europa.

Aunque cronológicamente el término Cinquecento hace referencia a todo el siglo XVI en Italia, en lo artístico solo abarca el primer cuarto de ese siglo. Se denomina también Alto Renacimiento o Renacimiento clásico. Es la época de madurez del estilo y de sus tres artistas más geniales: Leonardo da Vinci, Miguel Ángel y Rafael. Está seguido por el Manierismo, que fue un estilo que se caracterizó por el uso de figuras exageradas, a menudo con posturas forzadas, un irreal tratamiento del espacio y con frecuencia de efectos dramáticos; y una aparente elección arbitraria del color. Supone el rechazo del equilibrio y de la claridad del Renacimiento en busca de composiciones más dramáticas y complejas y el deseo de efectos más emotivos.

Roma y el Cinquecento

Si Florencia había sido la ciudad del Quattrocento italiano, Roma será la del Cinquecento; a lo largo del siglo XVI la capital artística de Italia va a "trasladarse" a Roma, principalmente por la enorme influencia del Papado, el cual se convertirá en gran protector de los artistas y contratante de obras (además, debido a su enorme herencia clásica, continuaba siendo una ciudad con un enorme tránsito de artífices a la búsqueda de aprendizaje).

El Cinquecento está dominado por Roma, y en menor medida por Venecia. Es la fecha en la que triunfan los Estados modernos, con una monarquía autoritaria que se apoya en la burguesía, en contra de la nobleza feudal. Los reyes y los papas serán los grandes mecenas.

En las artes

Arquitectura

Es en esta época cuando se fijan los modelos clásicos del Renacimiento. Se puede hablar de dos etapas, una clásica, hasta 1530 en la que predomina el sentido de la medida, la proporción y el equilibrio; y otra manierista en la que se rompe la escala humana. Es ahora cuando se fija el modelo antropocéntrico.

El estilo arquitectónico del alto Renacimiento se distingue, a pesar de su diversidad, por el completo dominio de las formas clásicas, la claridad y la mesura del diseño, la solemnidad, el volumen y la riqueza cada vez más evidente de los materiales. Las partes tienden a ser mayores con respecto al conjunto, las formas son más densas y plásticas que en el primer Renacimiento (Quattrocento).

Predominan las plantas centralizadas y los edificios que conservan la simetría. La figura más representativa de esta época es el Bramante (Donato di Pascuccio D’ Antonio). Él es el auténtico iniciador de la arquitectura del Cinquecento y el primer arquitecto de San Pedro del Vaticano. En los primeros tiempos construye la catedral de Pavía.

En Roma el Bramante construye la iglesia de Santa María de la Paz, con una planta octogonal, San Pietro in Montorio, con una planta circular y el jardín de la Piña en el Vaticano. En su arquitectura encontramos el orden y la medida entre proporción de masa y vano.

Rafael Sanzio, aunque más conocido como pintor, fue un importante arquitecto en Roma. Construyó los palacios de Vidoni en Roma y Pandolfini en Florencia, la capilla de los Chigi, y dirigió las obras de San Pedro del Vaticano. Otros arquitectos de la época son: Baldassere Peruzzi, que sucede a Rafael en San Pedro del Vaticano: villa de Farnesio, y Antonio Giamberti da Sangallo: palacio de Albisola.

Pintura

En pintura, siguiendo sobre todo el ejemplo innovador de Leonardo, fue posible obtener efectos dramáticos, de acción y de presencia física de la forma, mediante los nuevos tratamientos descriptivos de la luz y de la atmósfera y en especial, gracias a los poderosos efectos del contraste de tonos (claroscuro).

En la pintura y en la escultura se dan las mismas características; noobstante, debido a que el arte figurativo entraña una comparacióndirecta con la naturaleza, el efecto obtenido en este caso essobrehumano.

Los personajes se mueven, con violencia o serenidad, en posturas que exceden el comportamiento natural; en sus formas heroicas e idealizadas parece como si pertenecieran a una raza de superhombres. Es un estilo figurativo, elocuente y enfático, animado por una nueva intensidad de los sentimientos.

Cinquecento en el resto de Europa

Los focos artísticos principales en el resto de Europa Occidental experimentaron a lo largo del siglo XVI (como ya venían haciendo en mayor o menor medida desde finales del XV) la influencia y transmisión de las formas renacentistas y de la nueva teoría del arte. Aun así, mantuvieron una fuerte personalidad, especialmente en la zona conocida como Flandes o Países Bajos, Alemania, Francia, Inglaterra.

En cuanto al renacimiento español, inició los denominados Siglos de Oro, que en el siglo XVI se destacó en artes plásticas tanto como en literatura y en toda clase de disciplinas intelectuales.

Fuentes