Saltar a: navegación, buscar

Cometa Halley

Cometa Halley
Información sobre la plantilla
Cometa Halley.jpg
Concepto:Es uno de los mejor conocidos y más brillantes de los cometas de "periodo corto" del Cinturón de Kuiper

Cometa Halley. Oficialmente denominado 1P/Halley, es un cometa grande y brillante que orbita alrededor del Sol cada 76 años en promedio, aunque su período orbital puede oscilar entre 74 y 79 años. Es uno de los mejor conocidos y más brillantes de los cometas de "periodo corto" del cinturón de Kuiper. Se le observó por última vez en el año 1986 en las cercanías de la órbita de la tierra, se calcula que la siguiente visita sea en el año 2061; la anterior ocurrió en el año 1910. Aunque existen otros cometas más brillantes, el Halley es el único cometa de ciclo corto que es visible a simple vista, por lo que del mismo existen muchas referencias de sus apariciones, siendo el mejor documentado.

Origen

Se supone que los cometas tienen dos orígenes diferenciados en nuestro Sistema Solar, el Cinturón de Kuiper, un disco plano helado de escombros estelares, situado a unos 50 unidades astronómicas (UA), y la Nube de Oort, una esfera de cuerpos cometarios, cuyo borde interno está situado a unas 50.000 UA. Los cometas de ciclo corto, con una órbita que toma un tiempo inferior a 200 años, proceden, por lo general, del cinturón de Kuiper; mientras que los de ciclo largo, como el Hale-Bopp, cuya órbita toma un tiempo de miles de años, parece que proceden de la nube de Oort.

El cometa Halley es inusual, puesto que es de ciclo corto, aunque su origen se sitúa en la nube de Oort, y no en el cinturón de Kuiper. Su órbita indica que originalmente fue de ciclo largo, pero que ha sido capturado por la atracción gravitatoria de los gigantes gaseosos, de forma que ha quedado atrapado en el interior del Sistema Solar. El cometa Halley lleva ese nombre en honor a [Edmond G. Halley]], quien fue el primero en sugerir que los cometas son un fenómeno natural del sistema solar, que orbitan alrededor del Sol. Edmond G. Halley sugirió que había un cierto cometa que era un visitante regular, que regresaba cada 76 años, y era el mismo que se había visto desde 240 AdC, muy particularmente durante los años de 1531, 1607, y 1682, fechas de la historia que eran recientes para él. En 1682, Edmond Halley predijo que este cometa regresaría en el año de 1758 y, por supuesto, el cometa regresó en marzo de 1759. En 1910 el cometa Halley hizo una aparición particularmente brillante. Así mismo, su aparición de 1066 quedó plasmada en un famoso tapíz antiguo.

Hace más de 2000 años, concretamente en el año 239 a.C, los astrónomos divisaron en el cielo un cometa, que se vendría observando cada 76 años periódicamente. Se trataba del que a la postre sería el cometa más conocido del firmamento: El cometa Halley. Su nombre se debe a Edmund Halley, que fue el astrónomo que calculó por primera vez su órbita. Gracias a sus cálculos y a las descripciones de avistamientos anteriores, afirmó que en 1757 el cometa que se había visto en el año 1472, 1531, 1607 y 1682 volvería a pasar cerca de nuestro planeta. Edmund Halley nunca pudo comprobar que sería cierto, ya que murió 16 años antes, y sólo se equivocó en sus cálculos en un año. La última vez que el cometa Halley nos visitó fue en 1986, y no pasará de nuevo cerca de nosotros hasta el año 2061, cuando haya completado una nueva vuelta a su órbita, que se alarga desde las 0,6 UA (entre Mercurio y Venus) y se aleja hasta las 35 UA, algo menos de la distancia al planeta Enano Plutón.

El cometa Halley también tiene sus rarezas. En nuestro Sistema Solar hay dos clases de cometas, los de ciclo corto y los de ciclo largo. Los primeros vienen del Cinturón de Kuiper, una zona situada entre 30 y 50 UA de la que ya hemos hablado en espaciociencia, y los segundos, de la nube de Oort, situado a más de 50.000 UA. El cometa Halley puede presumir de pertenecer a ambos grupos, ya que los cálculos de su órbita indican que inicialmente provenía de la nube de Oort, pero fue atrapado por los cuerpos gigantes gaseosos del Sistema Solar y pasó a ser un cometa de ciclo corto. Con motivo del paso del cometa cerca de nuestro planeta en el año 1986, la Agencia Espacial Europea (ESA) lanzó la misión Giotto, inicialmente proyectada por la NASA, pero declinada debido a recortes económicos. La sonda Giotto se aproximó a tan solo 596 kilómetros del cometa Halley.

Historia

Cometa Halley

Siempre los cometas han despertado el terror y la curiosidad de todo el mundo. Sea por sus apariciones imprevistas, como por sus tamaños espectaculares, siempre se los ha relacionado con sucesos, generalmente trágicos, de la historia de la humanidad. La voz cometa deriva del griego y significa astro cabelludo. Con pocas excepciones los antiguos creían que eran fenómenos atmosféricos. Para algunos eran exhalaciones terrestres que se tornaban incandescentes al llegar a la región del fuego en el cielo, para otros, los espíritus de personajes importantes.

Como ejemplo, los romanos creyeron que el gran cometa que apareció en el año 44 A.C. era el alma de Julio César, y aun en el siglo XVII personajes tan importantes como Hevelio creían que eran emanaciones de la Tierra. De hecho el cometa Halley ha sido muy influyente en la historia de la humanidad, pero no por sus efectos 'mágicos', sino por lo que los hombres creían que podía hacer. Los antiguos escritores les atribuían imágenes terroríficas: 'sables, espadas, cabezas cortadas con cabellos y barbas erizados, brillando entre un resplandor de sangre, amarillo o lívido', del que habla el historiador Josefo, que apareció en el año 66 A.C., cuatro años antes de la destrucción de Jerusalén. Hoy se sabe que era el cometa Halley en uno de sus primeros pasos registrados.

Este cometa ha pasado 30 veces por el perihelio desde el año 239 A.C., que es la aparición segura mas antigua de la que se tenga noticia. No hay datos históricos de los pasos de los años 391 y 315 A.C.. Un paso memorable fue el del año 837, durante el reinado de Luis I el Piadoso. Un cronista de la época, conocido como 'el Astrónomo', habla del cometa en los siguientes términos: 'En los días Santos de Pascua apareció en el cielo un fenómeno siempre funesto y de tristes presagios. Desde que lo vio el emperador, siempre atento a estos fenómenos, no tiene un momento de reposo. Un cambio de reinado y la muerte de un príncipe es lo que este fenómeno anuncia, dice'. Por consejo de los obispos, se dedico a la oración y fundó monasterios, pero a pesar de ello , murió tres años mas tarde.

Se comprende el terror del Emperador, ya que el 11 de abril de 837 el cometa paso muy cerca de la Tierra, a solo 0,0323 UA (poco mas de diez veces la distancia de la Luna). Su cola alcanzó los 90 grados de longitud, con una magnitud de -3. Es la mínima distancia a la que ha pasado el Halley de nuestro planeta. Otro paso registrado es el del año 1066, cuando [[Guillermo el Conquistador]] invadió al Inglaterra. Los cronistas escribieron 'los normandos, guiados por un cometa, invaden Inglaterra'. En 1301, Giotto lo pintó en uno de sus obras , por lo que una de las naves espaciales que lo visitaron en 1986, se la denominó Giotto. Uno de los pasos mas celebres fue el del año 1456, tres años después de la toma de Constantinopla por los turcos. Europa todavía no reaccionaba ante el suceso cuando apareció el cometa. Según los cronistas de la época 'el 27 de mayo de 1456 apareció el cometa; era grande y terrible, su cola de dos signos (unos 60 grados), tenía un brillante color amarillo y parecia una llama ondulante'. Nadie dudaba que este era un mensaje divino que pronosticaba grandes desastres.

El Papa Calixto III, que participaba del pánico general, conjuró a todos los príncipes cristianos a que concentraran sus fuerzas contra la invasión musulmana. Por esto también estableció que el Angelus se celebrara al mediodía, cuyo uso se ha perpetuado desde entonces en todas las iglesias. Anteriormente, en el año 1318, Juan XXII había establecido que el Angelus se recitara por la tarde. En 1531, fue observado por Apiano y Fracastor, y en 1607 por Kepler y Longomontano.

A pesar de la ignorancia que puede verse en el relato anterior, no todo el mundo pensaba de esa manera. Mentes brillantes como la de Séneca, escribía hace 2000 años, 'porque nos sorprendería que los cometas, no estén sujetos a leyes bien determinadas llegará el día en que la posteridad se asombrará de que hayamos ignorado cosas que entonces parecerán tan claras'. Esto es casi profético. Pero dejemos estas historias y vayamos a otra no menos interesante, que fue la predicción de la llegada del cometa Halley en 1759. Edmond Halley, astrónomo inglés, publicó en 1705 un catálogo de 24 cometas. Con la ayuda de las ya bien establecidas leyes de Newton, calculó cada una de las órbitas de estos astros y notó, que los de 1531, 1607 y 1682 tenían órbitas casi idénticas, y las diferencias de período eran de 75 y 76 años respectivamente. Con esto supuso que los tres eran en realidad el mismo cometa y predijo su regreso para 1758.

Nunca se había esperado un fenómeno con tanta expectativa, ya que permitiría predecir muchas cosas del Sistema Solar. El año pasaba y el cometa no llegaba. Tomó cartas en el asunto un astrónomo llamado Clariaut. Analizando el problema, desarrolló unas ecuaciones mucho más perfeccionadas, para la predicción de las perturbaciones planetarias sobre el cometa, pero dejo la terrible tarea del cálculo numérico a dos personas, el astrónomo Lalande y la señora Hortensia Lepaute. El proceso duró 6 meses - una computadora hoy en día lo hace en una fracción de segundo. Saturno retardaría el paso 100 días, y Júpiter 518, o sea un retraso total de 618 días, por lo que fijaron el paso por el perihelio del Halley a mediados de abril de 1759, con un error de mas o menos 1 mes. El cometa efectivamente pasó por las posiciones previstas por los calculistas y el 12 de mayo de 1759 pasó por el perihelio, un mes después de lo previsto.

Sin duda fue una de las mayores proezas astronómicas de ese siglo, y así quedo confirmada la profecía de Séneca. Halley lamentablemente había fallecido en 1742, y no pudo ver concretada su predicción. Curiosamente el mayor conocimiento sobre los cometas quedó reducido a los científicos, por lo cual, en el paso de 1910, hubo miles de suicidios de personas temerosas ante la 'segura' destrucción de la Tierra, alentadas por pseudo-cientificos y la prensa. Como vemos, hay cosas que no cambian. El paso de 1986 no fue glorioso, ya que no pasó demasiado cerca, ni en un buen ángulo. Adicionalmente la tecnología hizo que las ciudades estuvieran tan iluminadas que era casi insignificante. Habrá que esperar hasta el año 2061 para la próxima visita, que no sabremos como será exactamente.

Cuando se lo podrá volver a fotografiar? En el estado de la tecnología actual, se puede fotografiar aun ahora. Por ejemplo se lo ha fotografiado con el telescopio VLT (Very Large Telescope) del ESO en cerro Paranal - Chile, entre el 6 y 8 de marzo de 2003, en 81 exposiciones individuales con el telescopio de 8,2 metros. Combinadas son como una exposicion de 9 horas, mostrando al nucleo del Halley de magnitud 28,8. Se encontraba en ese momento a 4080 millones de kilometros de la Tierra. Como puede verse el telescopio guió sobre el cometa, por lo que las estrellas se ven como trazos. el Norte esta arriba y el este a la izquierda.

Órbita

La órbita del cometa Halley es muy elíptica, con un foco en el Sol, su distancia más corta al Sol, el perihelio es de 0,6 UA, entre las órbitas de Mercurio y Venus, mientras que su afelio, la mayor distancia al Sol, es de 35 UA, casi la distancia de la órbita de Plutón. Como curiosidad, entre los objetos del Sistema Solar, su órbita es retrógrada, pues orbita en dirección contraria a los planetas, con una inclinación de 18º respecto a la eclíptica.

Estructura y composición

La Misión Giotto proporcionó a los astrónomos la primera visión de la estructura y superficie del Cometa Halley. El coma del mismo se extiende a través de millones de kilómetros en el espacio, aunque su núcleo es relativamente pequeño, estando en unos 15 kilómetros de largo, 8 de ancho y 8 de alto, con una forma de cacahuete. La masa del cometa es bastante baja, de unos 2.2×1014 kg, con una densidad de unos 0.6 g/cm³. Su albedo es de aproximadamente un 4 por ciento, lo que indica que sólo un 4% de la luz recibida es reflejada, más o menos, es el mismo comportamiento que el carbón. Aunque parece muy brillante, y blanco, al ser observado desde la Tierra, el Cometa halley es, sin embargo, un cuerpo negro.

Al entrar en el interior del Sistema Solar, y aproximarse al perihelio, el Sol calienta su superficie, causando la sublimación de su materia, y pasando directamente del estado sólido al gaseoso, emitiendo una gran cantidad de gas volátil desde su oscura superficie. El núcleo realiza una rotación cada 52 horas, y en su cara diurna es mucho más activo que en la oscura. El gas emitido está, en un 80%, compuesto de vapor de agua, en un 17% de monóxido de carbono, en un 3-4% de dióxido de carbono, y el resto son trazas de hidrocarbonos. El núcleo está recubierto de una capa de polvo que retiene el calor. Dentro de esta capa de polvo, existen huecos, algunos con hielo, y otros vacíos, existiendo también varios cráteres, alguno de 1 km. De diámetro. Al acercarse al Sol, las temperaturas pueden acercarse a los 77º C, y entonces, se emiten toneladas de gas por segundo.

El Halley es casi único entre los cometas, ya que es a la vez grande y activo, y tiene una órbita regular y bien definida. Ésto lo convierte en un objetivo relativamente fácil para los astrónomos, aunque no es el más representativo de los cometas. El cometa Halley volverá a acercarse al Sol en el año 2061. Ha sido el cometa a partir del cual hemos comenzado a comprender al resto y el primero también en ser fotografiado desde el espacio. Las fotografías de las sondas espaciales nos muestran un cometa con forma de patata (8x8x16 km). Los análisis de varias sondas espaciales, un mes después del perihelio, cuando el cometa se encontraba a una distancia del Sol similar a la de Venus, dan los siguientes resultados para la composición del gas expulsado del núcleo:

  • Agua 71%
  • Monóxido de carbono 16%
  • Formaldehído 6%
  • Dióxido de carbono 5%
  • Metano 1%
  • Amoníaco 1%
  • Ácido hidrocianúrico 0,1%

Estudio del cometa

El cometa Halley fue el primero en ser reconocido como periódico, su órbita fue calculada por primera vez por el astrónomo Edmund Halley en 1705. Se le observó con anterioridad en Europa en el año 1472 por el astrónomo alemán Regiomontano, las observaciones de datos muestran que fue observado por primera vez en el año 239 a. C. En sus observaciones, Edmund Halley comprobó que las características del cometa coincidían con las descritas en 1682, y también con las del de 1531 (descritas por Petrus Apianus y 1607 (observadas por Johannes Kepler en Praga). Halley concluyó que correspondían al mismo objeto celeste, que retornaba cada 76 años. Con ello, realizó una estimación de la órbita, y predijo su reaparición para el año 1757. Esta predicción no fue del todo correcta, pues el retorno no fue visto hasta el 25 de diciembre del año 1758, realizado por el astrónomo aficionado alemán Johann Georg Palitzsch. En este caso, la atracción de Júpiter y Saturno fue la responsable del retardo. Halley no pudo contemplar el retorno de su cometa, al fallecer en 1742.

Lluvia de meteoritos

El Hemisferio sur de la Tierra, pero en especial algunos países de América del Sur, como la Argentina, fueron testigos privilegiados del paso de la lluvia de estrellas fugaces, piezas del cometa Halley, cuya estela una vez más volvió a pasar cerca de la atmósfera terrestre. La Oficina de Meteoritos de la NASA había informado del paso del cometa, que hace 25 años maravilló al mundo cuando fue completamente visible. La próxima vez que un hecho de esta magnitud sucederá será dentro de 51 años.

La lluvia de meteoritos “Eta Aquariid”, que proviene de la constelación de Acuario, se pudo apreciar en distintos países de América Latina. Todos los años ocurren las lluvias de estrellas fugaces, pero las del cometa Halley son las más visibles, por su proximidad al planeta. Ayer por la noche, y por tan sólo unos instantes, el mundo fue testigo una vez más de destellos de luz muy brillantes y de colores variables. El cometa Halley es el único de ciclo corto que se puede ver a simple vista, lo cual ha permitido siempre documentarlo de la mejor manera.

Datos interesantes

  • Cola más larga registrada: 150 grados, en 1910.
  • Máximo acercamiento a la Tierra: 4,8 millones de kilómetros, en el 837.
  • Período orbital medio: 76.7 años.
  • Se sabe que tiene esta órbita desde hace al menos 7000 años. (hasta ese momento no paso cerca de ningún planeta que le modificara sustancialmente su movimiento).
  • Pasos del Halley: -239, -164 (no observado), -86, -11, 66, 141, 218, 295, 374, 451, 530, 607, 684, 760, 837, 912, 989, 1066, 1145, 1222, 1301, 1378, 1456, 1531, 1607, 1682, 1759, 1835, 1910, 1986, 2061

Fuentes