Saltar a: navegación, buscar

Desarrollo Educacional en Antillas en los años 20

 
Desarrollo Educacional en Antillas en los años 20
Información sobre la plantilla

 Breve recorrido por el Desarrollo Educacional en Antillas en los años 20 teniendo en cuenta las escuelas públicas , privadas, el colegio metodista, los maestros, como se realizaba la instrucción en la época y como se rescatan estos detalles a tráves de la historia local.

Educación

Inicios

La primera escuela pública que se instaló en éste pueblo fue en el año 1910 la que vino después de una denodada labor de Pedro Cañas, Jesús Barinaga, Andrés J Oliver, Emilio Adán Yepa y otros connotados vecinos ante el alcalde municipal de Holguín, para que dotaran a éste importante barrio de una escuela pública. Esta aula comenzó a funcionar en la casa de propiedad de Jesús Barinaga en la antigua calle Gonzalo Zalazar (hoy Celia Sánchez M); más tarde se trasladó al edificio que expresamente construyó Emilio Adán Yepa para dicha escuela, en la calle de “Los Cocos”, (hoy Calixto García), edificio que se quemó. La maestra que inauguró esta primera escuela pública fue la profesora María Fuentes Ochoa, continuó Amparo Cordero, la ocupó por traslado desde el poblado de Calderón después, la maestra Sisinia Caissés Rodríguez.

Escuelas privadas

Algún tiempo después en el año 1922, dado el crecimiento de la población escolar y la importancia que cada día tomaba Antilla. Corría el año 1913, y al llegar a Punta Corojal el maestro Manuel Ramos, que había ejercido por muchos años el sacerdocio de la enseñanza en la ciudad primada de Baracoa, instaló el 15 de Marzo de ese mismo año, una escuela privada en la calle Avenida de Cuba (Hoy Avenida 28 de Enero), que más tarde fue trasladada a la calle Los Cocos (Calixto García).

En 1914 instaló otra escuela privada Antonio Liria. Así y a medida que la población tomaba fuerza y crecían los habitantes infantiles, fueron instalándose escuelas privadas en el orden siguiente Adolfo Leiro, Carmen Felicó, Himilce Abril Amores, que dada la preponderancia que había tomado Antilla, instaló una importante academia o Plantel de Educación en la calle Miramar (René Ramos L), que llevó por nombre “Minerva”. La profesora Abril Amores, realizó en esa Academia una labor fecunda y en alto grado cultural, como lo prueba de manera efectiva, los alumnos que preparó (Luego ya hombres y mujeres se ganan la vida en oficinas de importantes empresas y otros poseen títulos universitarios, etc).

Le siguió Josefina Zaragoza, culta y estudiosa, que después se fue para La Habana, con el título de Doctora en Pedagogía y desempeñó una cátedra en una importante Academia de la Capital.

Colegio metodista

La Iglesia Metodista en el1921 constituyó un espacioso local e instaló el colegio Metodista, bajo la dirección del ministro entonces profesor Mr. W.K. Conninghan, le siguió en el funcionamiento Francisco Maché y llevó por nombre el colegio Renovación. En 1922 instaló una academia de instrucción Primaria y Corte y Costura y enseñanza de bordados, María Marrades. Poseía título de maestra normalista de la escuela Normal de Valencia (España). Esta escuela se instaló en los altos de la casa que ocupó el establecimiento “La Moda”, de Joaquín del Valle en la Avenida Martí (Esos altos ya fueron demolidos).

Otras escuelas privadas

Así siguieron instalándose las siguientes escuelas privadas: Octubre de 1934, Colegio José de la Luz y Caballero, dirigido por Dulce María Serpa y auxiliada por sus hermanas Enriqueta y Ana. El Colegio “Luz” dirigido por Luz Fresneda de Peña, Josefa Fernández; Juan Marcano y otros de pequeña escala, pero que rindieron su labor educacional en éste pueblo, donde existía en aquellos tiempos una población escolar de más de 2000 niños y solo había 5 aulas públicas.

Desarrollo de la instrucción primaria

De esta manera Antilla, barrio perteneciente al término municipal de Holguín, se inició en la instrucción primaria. Desde entonces progresó en el orden cultural aumentándose los planteles y mejorándose los que ya existían, al extremo de ir cubriendo, en lo posible las necesidades de la niñez antillana en lo que respecta a la Enseñanza. Todo esto sirvió de base para que a partir de 1925 se creara el Distrito Escolar y la Junta de Educación.

Es preciso resaltar un plantel educacional de alto relieve en aquellos tiempos en que tenían que pagar sus estudios los alumnos, nos referimos al “Colegio Antilla”, un centro de enseñanza bastante organizado y de acuerdo a los últimos adelantos pedagógicos. Fue fundado por Cayetano Acosta el 1ro de octubre de 1924. La inauguración de éste plantel se llevó a cabo en un acto público, al que concurrieron los accionistas o tenedores de bonos de la referida institución, más un corto número de alumnos matriculados días antes, otro grupo de alumnos de Himilce Abril Amores insigne mentora, que en aquellos días, debía trasladarse a Santiago de Cuba, los elementos más destacados de la sociedad antillana y un nutrido público. Los bonos que emitió Acosta entre las familias pudientes de la localidad y cuyo producto fue invertido en materiales escolares de primer orden fueron pronto liquidados a los tenedores por concepto de enseñanza a sus hijos.

Y el Colegio Antilla, libre de deudas quedó instalado definitivamente, con magníficos pupitres, buenos mapas, estantes, bibliotecas. Colaboraron con Acosta, en calidad de maestras auxiliares, su hija Conchita y Gloria Pérez, desplegando todos ellos una labor eficiente y así fue como en pocos meses el plantel contaba con 93 educandos.

Escuela Politécnica Nacional

En septiembre de 1928, Santiago Guillois Laffita, le compró a Acosta el plantel, con todo el mobiliario, biblioteca, procedía Guillois de la capital de Oriente, donde dirigía una Delegación de la Escuela Politécnica Nacional. En el plan de enseñanza se impartían las asignaturas: Comercio, Mecanografía, Taquigrafía, Inglés, Teneduría de Libros.

Una labor instructiva, completa para la carrera comercial. Al año de realizada tal innovación se efectuó allí por primera vez, unos exámenes públicos brillantes ante un tribunal integrado por Víctor Fernández Inspector General de las Delegaciones de la Escuela Politécnica Nacional, Guillois y Ambrosio Ledesma, Director, entonces de la Delegación # 3 de la Escuela Politécnica Nacional de Banes. Hasta esta fecha, el colegio se hallaba instalado en la calle Miramar (René Ramos Latour), frente al edificio donde estaba instalada la Planta Eléctrica, pero pronto fue trasladado para la Avenida de Cuba (Avenida 28 de enero) frente al Paseo Estrada Palma (hoy Paseo José Martí). Desde entonces colaboraron con Guillois los maestros Santiesteban, Hugo López y América Lambert, siempre demostrando un gran celo en su labor cultural. Poco después Guillois fue designado Secretario del Ataché Comercial del Consulado de Francia en La Habana y entonces asumió la dirección del Colegio Ambrosio Ledesma Tello y que también fue propietario del mismo.

Ambrosio Ledesma se hizo cargo de la dirección el día 25 de julio de 1933 y con sus gestiones bien encaminadas consiguió incorporar su plantel al Instituto Cuba. Después el colegio se instaló en el local que ocupó la sociedad “Colonia Española”. Colaboró en éste plantel educacional el Doctor Diego M. Yebra, médico muy reputado, quien fue el Director Técnico, Gloria Pérez, Delfina Pérez y Manolín Guarch que dio clase de Inglés. En el 1933, día27 de Noviembre “Aniversario del Fusilamiento de los Estudiantes de Medicina”, fue fundada la Asociación Cultural “Alumnos del Colegio Antilla”, la cuál dotó al centro de una magnífica biblioteca y de uno de los mejores campos deportivos de la Provincia Oriental.

El “Colegio Antilla” además de preparar a los alumnos para el ingreso en el Instituto, Escuela de Comercio, Normal, Técnica Industrial, Taquigrafía, Mecanografía, dio clases de Corte y Bordado.

Fuentes

  • Organismos e Instituciones del Municipio Antilla.
  • Datos aportados por el Museo de Antilla