Saltar a: navegación, buscar

Dinastía Tang

Dinastía Tang
Información  sobre la plantilla

¿Duración?
Ubicación de
Capital No especificado
Idioma oficial Chino
Gobierno Monarquía

Dinastía Tang. Fue fundada por Li Yuan, un comandante militar que se proclamó a sí mismo emperador en el año 618, después de reprimir un golpe de estado de los guardias que asesinaron al emperador Sui, Yangdi (r. 614-618). Aunque Gaozu (nombre de reinado de Li Yuan) fue el primero de los emperadores Tang, fue bajo su hijo Taizong (r. 624-649) que la dinastía Tang consolidó su poder y empezó a lograr una paz interna que duraría casi tres siglos, interrumpida solo por los nueve años de la rebelión de An Lushan (755-763).

Historia

La dinastía Sui unificó China bajo soberanos indígenas chinos por primera vez desde el final del periodo Han, y la Tang heredó este legado. Sin embargo, a diferencia de los emperadores Han, Taizong era en parte de ascendencia turca, y nació y se crió en territorios fronterizos, por lo que estaba íntimamente familiarizado con el problemas de los invasores nómadas que estaban presionando la frontera norte de los Tang.

Hacia el año 630, Taizong había derrotado a los nómadas turcos del este y los había reasentado al norte del Ordos, en Mongolis Interior. Otros pueblos de Asia Central y reinos menores del noroeste de China se sometieron a la corte Tang, nombrando a Taizong su “supremo Khan”. Esto supuso que el importante corredor de Hexi y los oasis del Gobi pasaran a estar bajo control imperial chino, y Taizong reclutó guarniciones de soldados turcos y de Asia Central para proteger las rutas comerciales, facilitando un renovado flujo de bienes transportados por mercaderes de Asia Central, India y el Próximo Oriente, que traían también con ellos su religión y su cultura.

Desarrollo económico y cultural

Clérigos en la corte Tang

La época Tang está considerada la edad de oro en los anales de historia china, marcada por un periodo de dominio militar y político sin precedentes del continente asiático. Es también notable por su gran prosperidad material, elevados logros artísticos y culturales, y un nivel de interés y tolerancia respecto a las culturas y religiones extranjeras que convirtieron Chang'an, la capital Tang, en la ciudad más cosmopolita del mundo. Miles de mercaderes y artesanos extranjeros vivían en Chang’an y otras grandes ciudades del imperio, mientras los seguidores del Budismo, el Zoroastrismo, el Maniqueísmo, el Islam y el Nestorianismo rendían culto según sus propias costumbres en templos, mezquitas o iglesias, algunas de las cuales se construyeron con fondos donados por la corte Tang.

Enviados extranjeros visitaban regularmente la corte Tang, trayendo regalos y tributos de origen turco, uyghur, toqari, sogdiano e iraniano. Otro tipo de enviados diplomáticos eran los clérigos budistas que viajaban a China desde la India, Asia Central, Corea y Japón para estudiar y enseñar en famosos templos. Estos clérigos eran a menudo recibidos en la corte, y de la misma manera, sacerdotes budistas chinos viajaban a los centros de saber religioso (como Dunhuang) que se habían desarrollado en la cuenca del Tarim, donde se comunicaban con clérigos de diversas fes. Otros monjes, como el famoso Xuanzong, viajaron hasta la India en busca de escrituras originarias de la tierra de la tierra donde había nacido el Budismo.

La aristocracia y la sociedad adinerada Tang estuvieron fuertemente influenciadas por la música y las artes extranjeras. Los músicos y bailarines de Asia Central eran muy apreciados tanto en la corte Tang como a nivel popular. Platos aromáticos hechos con caros ingredientes importados y especies eran servidos a los ricos, acompañados de vino hecho de uvas. Las mujeres chinas se arreglaban el pelo a la manera uyghur, mientras que los hombres a la moda adoptaban las mallas, los cuerpos ajustados y los tocados turcos.

Debilitamiento de la Dinastía Tang

Estas relaciones pacíficas y provechosas entre los chinos y los residentes extranjeros de las grandes ciudades continuaron hasta que empezaron a surgir fricciones entre los comerciantes extranjeros y los mercaderes chinos a finales del siglo VIII. Esta fricción fue aumentando poco a poco bajo la forma de un creciente resentimiento y recelo hacia los comerciantes expatriados que vivían en Chang’an y otras ciudades, hasta que en el año 836 se promulgaron unas leyes que prohibían contactos sociales externos entre los chinos y los extranjeros. En el año 845 las políticas liberales de la corte Tang hacia las religiones extranjeras cambiaron completamente, y todas las religiones extranjeras fueron ilegalizadas.

Esta desintegración de las buenas relaciones entre los chinos y la población no-nativa coincidió con un debilitamiento del dominio político imperial Tang en Asia Central. Los inicios de este declive se fechan normalmente hacia el año 751, cuando las fuerzas Tang fueron destruidas por un ejército compuesto por fuerzas aliadas turcas y árabes en Atlach, sobre el río Talas (al oeste del lago Balkash en el moderno Kazajstán).

Derrumbe de la Dinastía Tang

Pocos años más tarde, en el 755, un ejército rebelde de 150.000 hombres de la frontera dirigidos por el general An Lushan tomaría la ciudad de Jojun (el moderno Beijing) en la región noreste del imperio. El ejército Tang necesitó ocho años para sofocar la rebelión, y el imperio nunca se recuperó. Durante el siguiente siglo tanto las revueltas campesinas como las incursiones extranjeras aumentaron, a la vez que los gobernantes provinciales iban acrecentando su poder a medida que el estado centralizado Tang se iba derrumbando poco a poco. Aunque un emperador Tang ocupó el trono hasta el año 907, en la década de 890 gran parte del imperio estaba en manos de líderes militares independientes y ambiciosos. En tiempos del colapso Tang, el imperio se había dividido en diez reinos, y permanecería fragmentado hasta la reunificación de la dinastía Song.

Fuentes