Saltar a: navegación, buscar

Echinocereus palmeri

Echinocereus palmeri
Información sobre la plantilla
Echinocereus palamari4.JPG
Nombre Científico:Echinocereus palmeri Britton & Rose
Reino:Plantae
Subreino:Tracheobionta
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Subclase:Caryophyllidae
Orden:Caryophyllales
Familia:Cactaceae
Subfamilia:Cactoideae
Tribu:Pachycereeae
Género:Echinocereus
Especie:Echinocereus palmeri
Hábitat:Chihuahua Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México

Echinocereus palmeri. Cactus de la familia de las Cactaceae. Es endémica de Chihuahua en México. Es una especie rara en la vida silvestre, se encuentra en peligro de extinsión. Es una planta perenne carnosa cilíndrica armada de espinos, y con las flores de color rosa y púrpura.

Taxonomía

Nombre científico

  • Echinocereus palmeri Britton & Rose[1][2]

Autores

Características

Estas plantas viven en ambientes muy diferentes: desde el nivel del mar hasta los 3000 metros de altitud. Un grupo desarrollo en altura, son muy espinosas y de crecimiento lento; otras tienden hacia formas cespitosas, tienen un menor número de espinas y crece más rápidamente. Las flores, grandes y de colores vivos, duran mucho tiempo y emergen cuando la planta es todavía joven. No es un género que alcance grandes dimensiones. Desde 1985, Taylor ha incluído en este género a Wilcoxia.

Agrotécnia

  • Sustrato: fórmula base.
  • Exposición: bien ventilada y a pleno sol; es indispensable colocar las plantas al aire libre durante la buena estación. No florece si está al reparo de las radiaciones ultravioletas. E. viereckii y E. scheeri agradecen ubicaciones ligeramente sombreadas.
  • Temperatura: manteniendo el reposo invernal a 6°C., ofrecen una floración más rica.
  • Agua: empezar a regar en marzo, cuando los capullos ya están desarrollados, y dejar de hacerlo en octubre. Hay que permitir que el sustrato seque durante unas dos semanas (algo menos en verano), entre riego y riego. Mantener el sustrato seco de noviembre a marzo, salvo leves rociadas. En general hay que mojarlas poco, soportan bien la sequía.
  • Cultivo: fácil. Es importante darles luz en abundancia y proporcionar abono diluído luego de cada riego, con agregado de microelementos. Las especies cespitosas deben tenerse en macetas amplias, más anchas que profundas.

Con los primeros riegos, agregar Benlate o Iprodione al 2 por mil, para prevenir los ataques fúngicos. Las cochinillas de la raíz se combaten con Diazinone. Multiplicación por semillas.

Referencias

Fuente