Peste de agua

(Redirigido desde «Elodea canadensis»)
Peste de agua
Información sobre la plantilla
Peste agua.jpeg
Nombre Científico:Elodea canadensis Michx.
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta
Clase:Liliopsida
Orden:Alismatales
Familia:Hydrocharitaceae
Género:Elodea
Especie:Elodea canadensis

Peste de agua (Elodea canadensis). Conocida también como "Egeria densa", es una planta nativa de suramérica, muy común en países como Brasil y Uruguay, y especialmente en Argentina, aunque actualmente puede encontrarse en cualquier parte del mundo. Es una planta de tallo largo, color claro, con pequeñas hojas que nacen a lo largo de todo el tallo. Su color verde intenso y sus largos tallos la hacen muy llamativa.

Taxonomía

Nombre científico

Autores

Combinaciones del basónimo

  • Anacharis canadensis (Michx.) Planch.
  • Hydora canadensis (Michx.) Besser
  • Serpicula canadensis (Michx.) Eaton
  • Udora canadensis (Michx.) Nutt.[5]

Sinonimia

hojas de Peste de agua

Nombre común

  • Peste de agua
  • Egeria densa
  • Luchecillo

Descripción y origen

Preciosa y robusta planta acuática que crece en largos cordones separados por verticilos foliares dispuestos a lo largo de los tallos, con hojas dispuestas en roseta muy apretadamente concentradas, de color verde intenso. A cualquier altura de los tallos pueden emerger raíces adventicias que se dirigen rápidamente hacia el fondo.

Procedente originariamente de los cursos de agua de Argentina, Uruguay, Paraguay y otros países sudamericanos, ha colonizado en la actualidad muchos ecosistemas dulceacuícolas de casi todas las zonas templadas del globo.

Condiciones necesarias

Las elodea son plantas extremadamente resistentes y versátiles que soportaran practicamente cualquier ambiente, aunque se desarrollarán mejor en aguas frias o templadas y alcalinas.

  • Temperatura de 10º a 28ºC
  • Agua pH entre 7,0 y 10; entre 15 y 20dGH; no tolera ambientes salinos.
  • Iluminación de media a muy alta. Se desarrolla mejor con buena iluminación.
  • Sustrato no lo necesita, pero lo agradece. Debe ser arcilloso o arenoso, y rico en calcio.

Condiciones de mantenimiento

Poco exigente, tolera temperaturas tan dispares que puede vivir en aguas continentales de las regiones templadas durante todo el año. En acuario soporta desde 10 hasta 25 C, siempre que el salto térmico se produzca de forma gradual, lenta y progresiva. No requiere condiciones particulares en aguas neutras o alcalinas, cuyo pH oscile entre 7 y 8,5. Sin embargo, acaba muriendo y pudriéndose en medios ligeramente ácidos. Prefiere aguas de dureza media alta, superior a 15 DH y tolera una ligera 'salinización' del medio. Los suelos más aptos son de textura limosa, pero es capaz de enraizar y reproducirse anclada simplemente en la arena.

Flor de Peste del agua

Utilización

Magní­fica oxigenadora su proverbial resistencia y rusticidad, unidas a su abundancia, han hecho de la elodea una planta desprestigiada y poco solicitada para decorar acuarios ornamentales. Sin embargo, es utilí­sima para la crí­a de numerosas especies de peces tropicales y de 'agua frí­a'. En los acuarios decorativos puede situarse en manojos, adosada a la cara posterior a la superficie vista.

Asimismo, puede lucir sin desmerecer en absoluto en conjuntos situados en los rincones. Los peces rojos crí­an magnificamente en estanques situados al aire libre, densamente poblados por elodeas tanto implantadas como flotantes.

En tanques para ovoviví­paros una masa de estas plantas suficientemente grande sobra para proteger rincones, fondos y superficie del agua, y salvar así­ la mayorí­a de los alevines. Cuando se traen de algún estanque 'recién pescadas' se someterán a desinfección previa y limpieza posterior al chorro del grifo antes de engrosar la flora de nuestro acuario.

Reproducción

Se produce espontáneamente mediante emisión de brotes e hijuelos adventicios durante los meses cálidos y soleados del año. Las nuevas plántulas pueden desgajarse artificialmente a partir de los 10 ó 12 cm de longitud del renuevo. También pueden cortarse tallos de una longitud aproximada de 25 cm, reuniendo varios de estos esquejes y sujetándolos mediante una goma elástica cerca de la zona inferior por donde han de implantarse en el terreno. A los pocos días nacen raíces, enterradas y adventicias, que aseguran la alimentación del vegetal y simultáneamente brotan nuevos tallos suavizando el aspecto 'mocho' del ramillete.

Su crecimiento y brotación son de una rapidez pasmosa, colonizando tanto hábitat naturales como estanques o acuarios, llegando a formar auténticas madejas, por lo que ha sido considerada en muchos países como mala hierba o 'peste de los pantanos'. Puede vivir enraizada en los fondos cenagosos lacustres o flotante libre, nutriéndose mediante la emisión profusa de raíces adventicias en aguas de muy diversa 'calidad', aguantando temperaturas extremas, lo que la ha convertido hoy día en una planta cosmopolita muy común.

Referencias

Fuentes