Saltar a: navegación, buscar

Eloy Alfaro

Para otros usos de este término, véase Eloy Alfaro (desambiguación).
José Eloy Alfaro Delgado
Información sobre la plantilla
José Eloy Alfaro Delgado.jpeg
Líder de la revolución liberal ecuatoriana.

Presidente de la República de Ecuador

Presidente de la República del Ecuador
1897 - 1901
PredecesorTriunvirato
SucesorLeonidas Plaza Gutiérrez
1906 - 1911
PredecesorLizardo García
SucesorVíctor Emilio Estrada
Datos Personales
Nacimiento25 de junio de 1842
Montecristil, Manabí, Bandera de Ecuador Ecuador
Fallecimiento28 de enero de 1912
Quito, Bandera de Ecuador Ecuador
Causa de la muerteAsesinado
OcupaciónPolítico
Partido políticoPartido Liberal Radical del Ecuador
CónyugeAna Paredes Arosemena
HijosBolívar, Esmeralda, Colombia, Colón, Bolívar, Ana María, América, Olmedo, Colón Eloy, Rafael
Obras destacadasContrato Harman

José Eloy Alfaro Delgado. Líder de la revolución liberal ecuatoriana (1895 - 1924), y Presidente de la República del Ecuador en dos ocasiones en períodos que comprenden entre 1897 a 1901 y 1906 a 1911. Por su rol central en las batallas de la revolución y por haber combatido al conservadorismo por casi 30 años, es conocido como el Viejo Luchador.

Síntesis biográfica

Nació en Montecristi, (Manabí) el 25 de junio de 1842. Su padre fue Don Manuel Alfaro y González, republicano español que llegó al Ecuador en calidad de exiliado político; su madre doña María Natividad Delgado López.

José Eloy, recibió su instrucción primaria en su lugar natal, después de terminar se dedicó a ayudar a su padre en los negocios comerciales. Durante su juventud se nutrió de las doctrinas que producen libertad y democracia, todo lo que olía a tiranía hervía de odio y rencor su sangre por eso luchó contra García Moreno, Borrero, Veintemilla y Caamaño, y con enfáticas luchas conquistó el título de "Viejo Luchador".

Eloy Alfaro pasó por muchas y serias dificultades en la diversas campañas que emprendió, tendientes a combatir la tiranía, en estos combates gastó su fortuna adquirida en Panamá con la ayuda de su esposa de esa nacionalidad Ana Paredes Arosemena, de ese matrimonio nacieron nueve hijos: Bolívar, Esmeraldas, Colombia, Colón, Bolívar, Ana María, América, Olmedo y Colón Eloy; Rafael nació fuera del matrimonio.

Eloy Alfaro fue valeroso hasta la muerte; buscaba una transformación radical en su país. Su sangre rebelde y espíritu visionario le dieron un carácter férreo que lo distinguió en la acción liberal de la cual sigue siendo ejemplo inigualable. Desde muy joven participó en gestas rebeldes como en el Colorado; casi pierde la vida en el desastre del Alajuela. Participó en los combates de Montecristi, Galta, San Mateo, Esmeraldas, Guayaquil, Jaramijó, Gatazo, Cuenca y Chasqui.

Eloy Alfaro fue un padre ejemplar, magnánimo con los amigos y desgraciados. Aunque sus estudios no fueron profundos, por su carácter logró superarse e imponerse a los demás con clara inteligencia. No obstante haber dejado una herencia de obras para el Ecuador, fue inmolado cruelmente el 28 de enero de 1912 en el parque El Ejido de Quito.

Citas

"La libertad no se implora de rodillas, se conquista en los campos de batalla".

Obras

Durante este primer período de la administración de Alfaro se firmó el "Contrato Harman", en virtud del cual quedaba asegurada la continuación rápida de los trabajos del ferrocarril Guayaquil a Quito, llegando hasta Colta, en este Período.

Monumento a Eloy Alfaro en la Avenida de los Presidentes y 17, La Habana

Eloy Alfaro también dio mucho impulso a la educación. El 1 de octubre de 1869 inaugura el colegio "Bolívar" de Tulcán, en 1907 la Escuela de Artes y Oficios, el 11 de junio de 1897 el Instituto Nacional "Mejía", el 20 de octubre de 1900 la Escuela de Bellas Artes de Quito, el 14 de febrero de 1901 el Colegio Normal Manuela Cañizares; el 25 de mayo de 1901 el Colegio Normal Juan Montalvo, el 10 de agosto de 1901 el Colegio Vicente Rocafuerte de Guayaquil y el Colegio Militar Eloy Alfaro.

Datos

Ya cerca de terminar su período surgió el problema de quien debía sucederle, "No podemos perder con papelitos lo que hemos ganado con fusiles".

Las elecciones se llevaron a cabo dentro de un marco oficial. Hubo dos candidaturas no oficiales la de Manuel Antonio Franco y la de Lizardo García. Al frente no hubo oposición. Apenas sabido el triunfo de Plaza, comenzaron las intrigas. A consecuencia de ellas propuso Alfaro a Plaza que renunciara a la elección, a fin de lograr la unión del partido liberal. Plaza no hizo caso, tomó posesión del mando el 1 de septiembre de 1901. Entonces se notó un gran distanciamiento entre Plaza y Eloy Alfaro.

Fuentes