Empire: Total War

Empire: Total War
Información sobre la plantilla
Empiretotalwar.JPG
Carátula oficial de Empire: Total War
Desarrollador(es):Creative Assembly
Distribuidor(es):SEGA
Serie:Total War
Anterior:Medieval 2: Total War
Posterior:Napoleon: Total War
Plataforma(s):Microsoft Windows
Lanzamiento:4 de marzo de 2009
Género(s):Estrategia por turnos
Licencia:Propietario
Modos de juego:Un jugador
Multijugador
Clasificación:Clasificación 16 de PEGI

Empire: Total War. Es un videojuego de estrategia por turnos, desarrollado por Creative Assembly y distribuido por SEGA. El quinto título de la saga Total War fue lanzado el 4 de marzo de 2009 y se enfoca en la temprana Edad Moderna (siglo XVIII).

Jugabilidad

La campaña individual es lo principal del juego. En este modo historia podremos encarnar a una de las 11 facciones y afrontar sus diferentes objetivos y puntos de partida según la opción escogida.

Una de las formas de enfrentarnos al enemigo es a través de los combates en tiempo real, con la que se resuelven las batallas y que pueden ser simulados para obtener un "resultado rápido", o que pueden ser disputadas por el propio jugador.

La otra variante es el mapa estratégico bidimensional, que sirve para gestionar los recursos, las tropas y nuestras ciudades en un planteamiento tipo Risk. Aquí movemos nuestros ejércitos por turnos, y debemos mantener contenta a la población mientras simultáneamente tomamos parte de la diplomacia, la economía o el comercio.

La habilidad del jugador resulta concluyente, puesto que de tramitar con acierto los centenares de variantes que se ofertan en esta parte del juego obtendrán la victoria incluso en mayor medida que sobre el campo de batalla. Aquí pactaremos nuestras enemistades y amistades –estas últimas tan difíciles de trabar como siempre–, bloquearemos las rutas comerciales del enemigo, crearemos nuestros ejércitos y desplazaremos nuestros personajes –civiles y militares– para expandir nuestra hegemonía por Europa, América y parte del próximo Oriente.

El usuario experimentado descubrirá con rapidez que se ha eliminado la presencia de los diplomáticos, puesto que ahora todas las labores de relación con otros países se llevan a cabo a través de menús. Sin embargo los agentes cobran especial relevancia, y contaremos con espías, misioneros, eruditos y otras unidades especiales con las que sabotear instalaciones enemigas, extender la religión o potenciar la investigación.

El prestigio es un elemento vital en las condiciones de victoria de muchos países, y sirve para reflejar en puntos la reputación que tenemos entre el resto de naciones.

Estas labores de apoyo son fundamentales para el devenir del videojuego, sin embargo los ejércitos acaban siendo el verdadero factor desequilibrante. Una de las principales novedades es la aparición de los líderes militares como personajes que pueden ascender. Tradicionalmente en las series esta figura estaba asociada a las relaciones familiares, y los generales surgían de una estirpe dinástica relacionada con los primeros líderes que tuviéramos en la campaña. En esta ocasión podemos ascender a los brigadieres y capitanes a nuestro antojo mediante el botón de ascenso para convertirlos en generales y almirantes según nuestro criterio. Sin embargo deberemos tener mucho cuidado con los personajes que escojamos, puesto que en nuestra mano estará enaltecer o devaluar la jerarquía militar.

El gobierno es un detalle totalmente novedoso. Podemos cambiar nuestro tipo de gobierno, aunque siempre habrá que hacerlo desde revoluciones planificadas o accidentales. Éstas se producen en la capital del imperio, y nos obligarán a decidir si deseamos un cambio en el gobierno tomando la capital por la fuerza, o si deseamos preservar el sistema actual acabando con las tropas revolucionarias. Además aparece también la figura de los ministros que nos aportarán diferentes bonificaciones y que podrán ser sustituidos por otros en caso de considerarlo oportuno.

Las ciudades no son fortalezas inexpugnables dentro de las cuales se esconden todos los edificios valiosos de cada facción. En el juego encontraremos muchas caras y avanzadas instalaciones que erijamos quedarán fuera de las murallas por razones de espacio, lo que significará que éstas podrán ser arrasadas por el enemigo sino las protegemos debidamente. Un nuevo lado táctico sobre el que reflexionar al construir nuestro imperio.

Multijugador

Los diseños de barcos están basados en planos del Museo Marítimo Británico.

En el modo multijugador podremos jugar 8 usuarios simultáneamente en batallas rápidas que acabarán teniendo reflejo en las estadísticas del jugador y su clasificación global, accesible desde el propio menú multijugador. Aquí podremos consultar nuestros record de victorias, derrotas, etcétera, y además examinar los logros que hemos conseguido por alcanzar hazañas concretas en estas batallas.

En este campo el juego ofrece cuatro modalidades de enfrentamientos. La más clásica es la de las Batallas de Tierra que tienen como único objetivo el de acabar totalmente con el enemigo en 14 mapas que pueden alojar partidas de 1 vs 1, 2 vs 2 o 4 vs 4, según su tamaño. Las Batallas Marítimas son una de las lógicas nuevas incorporaciones, y tienen un planteamiento similar sólo que en el mar, ofreciendo idéntico soporte en cinco mapas.

El trabajo sobre entornos, iluminación y unidades es sensacional.

Asedio, por otra parte, ofrece un delicioso entretenimiento de sólo un jugador contra otro en el que uno de los dos adopta el rol del defensor de la fortaleza, mientras que el otro es el agresor. Se trata de una de las mejores modalidades, y aporta la posibilidad de disfrutar de estas fastuosas escenas sustituyendo la tradicionalmente torpe IA de estas circunstancias por el desafío del astuto enemigo humano.

En última instancia damos con Escenario, tres batallas históricas que podremos disputar en compañía. La primera de ellas es Brandywine Creek de 1777 para 1 vs 1, y que enfrenta a norteamericanos con británicos. La segunda es la de Porto Novo de 1759, con soporte también para 1 vs 1 y que enfrenta de igual modo a británicos con franceses, esta vez en alta mar. La última de ellas es la de Lagos, también de 1759 y también en alta mar, aquí dos comandantes franceses se enfrentan a sólo uno inglés en la última de estas batallas históricas.

Facciones

La diplomacia es ahora mucho más intuitiva y con más posibilidades.

En el juego encontraremos once naciones principales, con las que jugaremos en modo campaña. También hay naciones secundarias, con las cuales podremos aliarnos, comerciar o conquistarlas. Por otra parte están las naciones emergentes, que surgirán tras una rebelión con éxito. Y los rebeldes, que surgen en las rebeliones donde no hay ninguna nación principal, secundaria o emergente; estos siempre están en guerra con todos los países, y no puedes negociar con ellos.

Las principales naciones que encontraremos en el juego son:

Requisitos

  • Sistema: Windows XP / Windows Vista / Windows 7.
  • Procesador: 2.4 GHz.
  • Memoria RAM: 1GB (XP) / 2GB (Vista / 7).
  • Tarjeta gráfica: 256MB, compatible con DirectX 9.0c.
  • Tarjeta de sonido: Compatible con Directx9.0.
  • Disco Duro Libre: 15 GB.

Fuentes