Saltar a: navegación, buscar

Ernesto Caparrós

Ernesto Caparrós
Información sobre la plantilla
Ernesto Caparrós.jpg
NombreErnesto Caparrós Oliver
Nacimiento2 de abril de 1907
Camajuaní, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento13 de febrero de 1992
New York, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
ResidenciaNew York
OcupaciónCineasta
CónyugeHaydée Mauline
HijosLeonardo
PadresAlejandro Caparrós y Concepción Oliver.
Obras destacadasLa serpiente roja (1937), Yo soy el héroe (1940), Prófugos (1940) y Romance musical (1941)
PremiosMención en el premio LATSE Local 644 “Billy Bitzer” en 1979

Ernesto Caparrós. Fue un cineasta cubano destacado en la primera mitad del siglo XX, fundador de este arte en Cuba. Posteriormente radicado en Estados Unidos realizó varios trabajos de anuncios comerciales en televisión.

Síntesis biográfica

Nace el 2 de abril de 1907, en Camajuaní, en la antigua provincia de Las Villas, - actual Villa Clara - ubicada en la región central de Cuba, hijo de Alejandro Caparrós y Concepción Oliver.

El padre era proyeccionista de un cine, del cual el tío era el dueño, donde se inicia en el arte. Estudia pintura en la Academia de San Alejandro, más tarde se convierte en pintor y diseñador de carteles de los noticieros y de marquesinas.

A inicios de la década de 1940 se radica en New York, donde labora como óptico de tecnología EFX, diseñador de tarjetas de título en Du Art de laboratorio y como editor de noticieros en español. Más tarde, abre un estudio en esa ciudad realizando comerciales y cortometrajes para la televisión.

Estuvo casado con Haydée Mauline, de cuya unión matrimonial nace el hijo Leonardo el 6 de noviembre de 1942, ese propio año se divorcia.

Trayectoria

En 1926 es contratado como asistente de la Compañía Richard Harlan's Pan America Pictures Corporation, trabajando en filmes como, La chica del gato, El cobarde valerosa. En 1934 fundó la Royal News Publicidad junto a Laureano Rodríguez Gavaldá y Luis Ricardo Molina, iniciando la producción de noticieros.

En la década de 1930 intenta la realización de cine cubano a bajo costo, convence Amado Trinidad Velazco, dueño de la RHC Cadena Azul, para que asigne un modesto presupuesto y facilite los actores de la plantilla de la emisora con el propósito de intervenir en el rodaje de Fantasmas del Caribe.

En la década de 1940 dirige el filme de ficción Romance musical, una comedia musical con la participación de prominentes actores y actrices de la escena cubana de ese momento, también interviene en La quinta columna, un documental de Salvador Cancio.

Fantasmas del Caribe

Durante los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial - decide ridiculizar a los nazis en una comedia que mezclaba horror, intrigas, misterios, fantasmas que matan y que bailan conga.

En el rodaje de este filme Caparrós confrontó grandes dificultades, según testimonio de Roberto Miqueli, quien junto al hermano Armando, levantaron en el foro de Películas Cubanas S.A. el mayor decorado construido en Cuba hasta entonces: un tenebroso castillo abandonado, que ocupaba todo el estudio.

Para lograr los propósitos humorísticos, Caparrós consiguió reunir a los cómicos más célebres del país: el binomio Garrido-Piñero, Aníbal de Mar, Teté Casuso, Julio Gallo, Maruja Alva y María Pardo, procedente también del elenco del Teatro Alhambra.

En el argumento de la película, una sátira originalmente concebida en torno al tema de los agentes alemanes en el Caribe, con el gallego y el negrito del teatro vernáculo unido a Chan Li Po de La serpiente roja, en situaciones ingenuas en grado superlativo, es algo inimaginable.

Esta burda apelación al patriotismo de los cubanos y al repudio al fascismo, finalizaba con la Marcha de la Marina de los Estados Unidos y el desfile de las banderas de veintiún países. El estreno se realizó el lunes 27 de septiembre de 1943 en el teatro Nacional. Sobre este filme, el director expresó;

"Uno de los productores no quiso que los alemanes fueran los villanos y los cambiamos por japoneses. No había película virgen debido a la guerra mundial, pero, finalmente, el gobierno norteamericano nos dio solamente diez mil pies de negativo y doce mil de positivo. Es imposible realizar una película de una hora y media con este material, por eso tuve que cortar por la mitad las grabaciones de sonido para editar. La película no quedó buena, pero, por lo menos, la terminé".

En 1942 decide radicarse en Estados Unidos, sobre lo que expresa;

"Llegué sin dinero y tuve que dormir dos noches en un café restaurante. Encontré trabajo de mensajero y en la realización de efectos ópticos para una compañía muy pequeña y, por la noche, trabajaba en el laboratorio Du Art, pintando a mano las tarjetas para los títulos principales de películas grandes. Fui editor para los noticiarios de la Universal en español".

Sobre él expreso Ramón Peón García, otro cineasta de la época;

"Ernestico solo podía hacer la escenografía; su hermano, Alejandro, el sonido; su otro hermano, Luis, era foquero; es decir, el asistente de Ricardo Delgado, su incondicional director de fotografía. Los iluminadores trabajaban por espacio de cuatro semanas a un ajuste fijo, no por salarios semanales. Con treinta mil pesos, Ernesto lograba realizar la película, ¡Ah... y también editaba en la postfilmación! En fin: Caparrós era un ¡hombre orquesta! ".

Anécdota

Roberto Miqueli, participante en la filmación de Fantasmas del Caribe, narra la atmósfera reinante en aquel descabellado rodaje:

"Con el exiguo sueldo que nos pagaba la producción, la «hambruna» era insostenible, pero el cubano siempre tiene una solución; primero fueron los grandes mangos que existían en la finca donde estaban ubicados los estudios y, luego, uno de los «muchachos» de Caparrós sustrajo de una finca cercana un cerdito, que puso enseguida a la candela. El olor, de inmediato, se hizo sentir, como también la presencia de otros miembros del staff, que sorprendieron in fraganti al compañero en plena faena. Entre todos lo amarraron a un árbol, amenazándolo con no darle participación en el botín. Finalizado el asado, lo dividieron a partes iguales, soltando al asustado «hambriento», que también participó de su pedazo de «puerco». ¡Cerdo asado con postre de mango! ¡Era un plato imposible de encontrar en ningún restaurante del mundo! ".

En los Estados Unidos, donde era conocido como Ernie, fue miembro de varias organizaciones de cine y televisión, - IATSE Local 644 en 1956 y la ASC en 1964 – logrando mención en el premio LATSE Local 644 “Billy Bitzer” en 1979.

Filmografía

Fue director de las películas;

  • La serpiente roja (1937)
  • Yo soy el héroe (1940)
  • Prófugos (1940)
  • Romance musical (1941)

Fue director de fotografía en los siguientes filmes y series;

También tuvo participación en los filmes El veneno de un beso (1929) y La Virgen de la Caridad (1930).

Muerte

Retirado de la actividad laboral en 1986, fallece el 13 de febrero de 1992 en New York, Estados Unidos.

Fuente