Saltar a: navegación, buscar

Frank Agramonte

Frank Agramonte
Información sobre la plantilla
NombreFrank Agramonte y Agramonte
Nacimiento23 de octubre de 1871
Nueva York, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento21 de noviembre de 1937
La Habana, Bandera de Cuba Cuba

Frank Agramonte y Agramonte. Comandante del Ejército Libertador cubano. Revolucionario que tuvo una activa vida política en la emigración en los Estados Unidos, fue colaborador de Antonio Maceo y combatió junto a él contra los españoles. Comisionado de Martí, que desembarcó en la playa de Duaba, Baracoa, el 1 de abril de 1895, con los generales Antonio Maceo y Flor Crombet.

Síntesis biográfica

Nació en Nueva York, fortuitamente, el 23 de octubre de 1871; sus padres habían tenido que emigrar a los Estados Unidos por la Guerra de los Diez Años; ellos fueron Emilio Agramonte, natural de Camagüey, abogado, músico profesor de canto y director de Masa Corales, y Manuela Agramonte y Zayas, natural de Santiago de Cuba.

Primeros estudios

Los estudios primarios y secundarios los realizó en la ciudad de Nueva York. Ingresó en The New York College Dentistry, donde se graduó a fines de 1893; inmediatamente se dedicó al ejercicio de la profesión. A fines de 1894 abandonó el trabajo profesional, para dedicarse de lleno a su actividad conspirativa contra la metrópoli española.

Apoyo a las Guerras Independentistas

Cuando Flor Crombet se comprometió a traer desde Costa Rica, con una pequeña suma, a los hombres de Antonio Maceo, Cebreco y otros, con el objetivo crucial de salvar la Revolución, apareció Frank Agramonte como comisionado, no solo para llevarle a Crombet el único dinero que quedaba para la guerra, sino también para llevarle órdenes verbales a José Martí y para que Crombet se responsabilizara con todo lo concerniente al traslado a Cuba de tan grandes jefes.

Bajo el seudónimo de Doctor Evans

Con el nombre de Doctor Evans, Agramonte marchó para Costa Rica con 2 000 pesos, que llevaba en un cinto construido por su propia madre; el dinero lo puso en las manos de Crombet. Federico Córdova señala que a 3 hombres se debe que aquella magna expedición a la playa de Duaba, llegara a feliz término; al aporte de Martí que la planeó, a Flor Crombet que la llevó a cabo y al comisionado Agramonte, que sin su ayuda no hubiera podido coordinarse tan atrevida empresa.

Frank Agramonte vino en esta expedición, en la goleta "Honor"; después del desembarco en la playa de Duaba, Baracoa, tras algunos combates y sufrimientos interminables, fue hecho prisionero; lo condujeron a Guantánamo, primero, y a Santiago de Cuba, después, donde estuvo encarcelado hasta el 26 de noviembre de 1897.

Exilio

Puesto en libertad, marchó a los Estados Unidos; tan pronto como llegó, formó parte de otra expedición y en enero de 1898 embarcó en el vapor "Tillie", rumbo a Cuba, pero este naufragó a los pocos días de haber salido hacia la isla, lo que provocó la pérdida del armamento y la muerte de varios expedicionarios. Al regresar a Nueva York, Agramonte se puso de nuevo bajo las órdenes del Partido Revolucionario Cubano.

El 13 de julio de 1898 participó en la expedición de los vapores "Florida y Fanita"; ostentaba el grado de capitán de artillería; desembarcó en Palo Alto, lugar inmediato a Tunas de Zaza, para ir en ayuda del generalísimo Máximo Gómez, con gran cantidad de alimentos para las tropas cubanas e innumerables pertrechos de guerra, entre los que se encontraba un cañón de dinamita.

Bajo las órdenes del General José Miguel Gómez, tuvo la íntima satisfacción de haber manejado el célebre cañón con el que se atacó el Jíbaro y Arroyo Blanco.

Terminada la Guerra de 1895

Terminada la guerra pasó a inspector de muelles en Santiago de Cuba; luego, a intérprete y escribiente en el Palacio y Administración Militar, en dicha ciudad, y por último estuvo bajo las órdenes del ingeniero jefe de la capital oriental.

El 16 de febrero de 1900 fue nombrado Profesor Titular de inglés en el Instituto de Santa Clara.

El 8 de julio de 1902, en la capital de la República, se casó con María Pichardo y Pichardo, con la que tuvo 4 hijos: Gloria, Roberto, Armando e Iris; el tercero se hizo dentista; él había sido Secretario del Ejecutivo del Colegio Estomatológico Nacional.

Muerte

Frank Agramonte falleció el 21 de noviembre de 1937; legó a la posteridad su nombre y una ejecutoria de la que puede sentirse orgullosa la profesión dental cubana.

Fuentes