Fulgencio Yegros

Fulgencio Yegros
Información sobre la plantilla
FulgencioYegros.jpg
Cónsul de la República del Paraguay
12 de febrero de 1814 - 12 de junio de 1814
Presidente de la Junta Superior Gubernativa
17 de junio de 1811 - 12 de octubre de 1813
Datos Personales
NombreFulgencio Yegros y Franco de Torres
Nacimiento1780
Quyquyhó, Bandera de Paraguay Paraguay
Fallecimiento17 de julio de 1821
Asunción, Bandera de Paraguay Paraguay
OcupaciónMilitar
CónyugeFacunda Speratti
PadreJosé Antonio Yegros
MadreMaría Ángela Franco de Torres

Fulgencio Yegros. Fue un militar y político paraguayo. Es considerado el Padre de la Patria. La posteridad consagró la memoria de este hijo de la Patria del Paraguay como un auténtico benemérito de sus glorias.

Síntesis biográfica

Nació en febrero de 1780 en estancia Santa Bárbara, caserío de Quyquyhó, provincia de Paraguarí, gobernación del Paraguay, Imperio español. Desciende de familia de guerreros, los Yegros y Ledesma. El Brigadier de Ejército Fulgencio Yegros, hijo del Teniente Coronel José Antonio de Yegros y de doña María Ángela Franco de Torres. En su caso, no ayuda el santoral a establecer la fecha precisa de su nacimiento, pues él llevaba el nombre de su abuelo paterno, y cuatro hermanos suyos, los de su padre, su abuelo materno, su tío carnal Antonio Tomás Gómez y el de Diego, tradicional en su familia, respectivamente.

Aún, cuando no se conserva su partida de bautismo, se conoce dos registros coincidentes de su confirmación, que tuvo lugar en el palacio episcopal de Asunción y fue administrada por el obispo Velasco y Maeda. El primero corresponde al lapso corrido del 30 de enero al 31 de marzo de 1785, y dice: 13. “Fulgencio, hijo de José Antonio Yegros y Ángela Franco. Padrino: Fray Silverio Rodríguez”; en tanto que el otro, fechado el 8 de septiembre de 1786, reza: “Fulgencio Yegros. Padres: don José y doña Ángela Franco. Padrino: don Silverio Rodríguez”.

trayectoria revolucionaria

El lustre de su nombre viene de lejos y su nombradía enaltece la historia porque su PROGENIE NO LO HA DESMERECIDO EN LA DEFENSA HEROICA DEL CHACO. A temprana edad, como era usual en su tiempo. Fulgencio Yegros sentó plaza en las milicias provinciales y en ellas fue ganando ascensos.

Era la época de los Regimientos de Dragones, y él, consumado jinete, “guapo a caballo”, al decir de un hermano suyo, revistó pronto como oficial, y a los veinte o pocos más años caía prisionero de los portugueses en una escaramuza al Norte del Apa y lo liberaban por canje.

En 1807, ya Teniente de Voluntarios de Caballería, forma parte de la fuerza paraguaya que acude a la defensa del Río de la Plata contra las invasiones inglesas, y resulta herido en combate, en las inmediaciones de Montevideo.

El Comandante Yegros no participó en los sucesos del 14 y 15 de mayo, si bien estuvo ligado a sus preparativos y su ausencia obedeció a exigencia ineludible del servicio. La noticia de la revolución consumada le llegó por intermedio de su hermano Antonio Tomás, según el documento firmado por este y dirigido al entonces Delegado en Candelaria, Don Vicente A. Matiauda, en estos términos:

“Acabo de leer y despachar a mi hermano Fulgencio el parte que da Cavallero (en el castellano de la época se escribía con V corta) de haber avanzado el Cuartel, apoderándose de todas las armas, municiones y barcos, suspendiendo al Sr. Gobernador, tomando el Archivo y todos los demás, llegaron a suspender al portugués o portugueses, y a instancia de muchos no hizo caso y se mantiene duro aguardándonos para la Junta y forma del plan de gobierno: llegó al extremo de sacar a la plaza cinco cañones, y gente armada, y los hizo temblar a los Miñones. No esperaba menos de él; pero siento no haber estado”.

Este documento demuestra con claridad la convivencia de los Yegros con la Revolución Triunfante.

En tres jornadas, traspuso Yegros los 350 kilómetros que separan Itapúa de Asunción, donde llegó el 21 de mayo, a las 4 de la tarde. Su recibimiento fue grandioso, siendo aclamado por el pueblo y saludado con una salva de 11 cañonazos y trasladado hasta los cuarteles.

El Brig. Gral. Fulgencio Yegros actuó en la defensa de Buenos Aires y Montevideo en 1806 y 1807 con 850 paraguayos, estuvo prisionero de los indios en Coímbra en 1801, y en Paraguarí y Tacuary enfrentó al Ejército del General Manuel Belgrano con arrojo extraordinario y talento combativo. Formó familia con Doña Facunda Speratti, dignísima dama a quien el destino le reservó el dolor irreparable de recoger el cadáver del prócer luego de su sacrificio en 1821.

Muerte

Falleció el 17 de julio de 1821 en Asunción.

La posteridad consagró la memoria de este hijo de la Patria como un auténtico benemérito de sus glorias. En el recuerdo se le caracteriza como un caballero de castellana hidalguía, de porte apacible y sereno, bello de alma y de cuerpo; irradiaba simpatía en todos sus actos y atraía fuertemente a su pueblo porque la gente intuía en él al genio protector de los débiles y al carácter predestinado al servicio y sacrificio de la patria.

Fue un militar de raza, digno exponente del patriotismo desprevenido, de su tiempo.

Fuentes