Saltar a: navegación, buscar

Glucómetro

Glucómetro
Información sobre la plantilla
Glucómetro 19914.jpg
Dispositivo de medición de la glucosa.

Glucómetro. Dispositivo que permite al diabético llevar personalmente un control de los niveles de Glucosa, vital.

Necesidad de su uso

El Dr. Neraldo Orlandi González, explicando el uso del Glucómetro

La Diabetes es una enfermedad en la cual el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina, y entre los signos y síntomas del padecimiento se encuentran la necesidad de ingerir agua regularmente, aumento de la frecuencia y volumen de la orina, pérdida de peso, vaginitis.

El doctor Neraldo Orlandi González, especialista en Endocrinología y Medicina General Integral, en declaraciones al periódico Granma apuntó que en la última década se duplicó en el país la prevalencia de esa enfermedad.

El científico cubano informó que se venderán en todas las farmacias del país, a los pacientes que reciben insulina como requerimiento para su control, con la frecuencia y vías establecidas por el Ministerio de Salud Pública.

Generalización del uso del Glucómetro

Con la distribución de glucómetros personales y tirillas de biosensores, serán beneficiados alrededor de 86 mil cubanos diabéticos e insulinodependientes, según informe de José Luis Fernández Yero, director del Centro de Inmunoensayo. Explicó que Cuba cuenta con un lote de medidores que pondrá a disposición, además, de los pacientes necesitados en las instituciones de salud del país, con prioridad para los hospitales maternos e infantiles, cuerpos de guardia, salas de terapia intensiva, entre otros.

Según indicó el experto, actualmente se estiman unos 600 mil cubanos con este padecimiento, y de ellos alrededor de 86 mil necesitan de insulina para vivir o como parte de los recursos para el control de su enfermedad, de acuerdo con los registros.

Precisó que anteriormente solo se disponía de pequeñas cantidades de estos accesorios -alrededor de mil 600 glucómetros y medio millón de tiras importadas anualmente- de acuerdo con el elevado precio en divisas impuesto en el mercado internacional. Estos eran dedicados a la atención de niños y adolescentes donde el curso de la enfermedad es muy severo y de difícil control, enfatizó.

En todo el mundo el costo del tratamiento de este padecimiento y sus consecuencias a corto y largo plazos resultan un serio problema tanto para los afectados y sus familiares, como para las instituciones de salud.

Alrededor de un 2.8 por ciento de las personas en la Mayor de las Antillas la padecen pero lo desconocen, y otro 12 por ciento son prediabéticas, o sea, están en riesgo de enfermar en los próximos años si no reciben la orientación y asistencia adecuadas.

Cuba posee un Programa de Atención realizado de forma integrada, que incluye consultas en el nivel primario y secundario de salud; y prácticamente todas las provincias disponen al menos de un Centro de Atención al Diabético, que incluye el servicio de Hospital de Día.

Los niños y jóvenes con ese mal reciben igualmente atención prioritaria, y durante la etapa vacacional se abren campamentos donde son adiestrados y orientados –en conjunto con sus familiares- para que asuman la atención y tratamiento adecuado, en beneficio de su calidad de vida.

Información complementaria

Conjuntamente con el glucómetro, en su estuche, aparecen las Instrucciones para su uso, no obstante, si estas no fueran suficientes, el paciente debe acudir al centro de asistencia médica más cercano, donde le ofrecerán las indicaciones sobre su funcionamiento, uso y cuidados, incluso con una demostración práctica, si fuere necesario.

Fuentes