Saltar a: navegación, buscar

Henri Christophe

Henri Christophe
Información sobre la plantilla
Henri christophe steward.jpg
Soberano del Reino de Haití (18111820).
1811 - 8 de octubre de 1820
Datos Personales
NombreHenri Christophe Steward
Nacimiento6 de octubre de 1767
Puerto Príncipe Bandera de Haití Haití
Fallecimiento8 de octubre de 1820
Palacio de Sans Souci
Causa de la muerteSuicidio
OcupaciónRey y soberano de Haití
CónyugeMaría Luisa Coidavid
HijosTuvo 4 hijos (Víctor Enrique, Fernando, Athenais y Amatista Christophe)
Henri Christophe o Henri I de Haití. Presidente y Rey de Haití desde 1806. Se autoproclamó soberano de la mitad septentrional del país más conocida como el Reino de Haití de 1811 a 1820.

Síntesis biográfica

Fue llevado a Santo Domingo, donde trabajó en el restaurante de un hotel y consiguió la libertad. Se dice que luchó durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos en el asedio a Savannah. Contrajo nupcias con María Luisa Coidavid, que le dio cuatro hijos: Víctor Enrique, Fernando, Athenais y Amatista Christophe.

En 1790 se traslada a La Española durante la Guerra de Independencia estadounidense donde se unió a los rebeldes negros y se convirtió en uno de los dirigentes que luchaban por la independencia de la isla.

Trayectoria

Se destacó en la rebelión de 1791 y ascendió al rango de general en 1802. En 1806, participó en el golpe de estado contra Jacobo I y tomó el control del norte del país. Su principal enemigo era su cómplice en la conspiración Alexandre Pétion, quien erigió a la región meridional en república separada, bajo su presidencia.

Henri se autoproclamó presidente del "Estado de Haití" en 1807 junto con Pétion, éste como presidente de la "República de Haití" en oposición al sur. En 1811, convirtió el Estado de Haití en reino y se proclamó rey, gobernando con el nombre de Enrique (Henri) I de Haití. Con su reinado tiránico consiguió mejorar la economía del país.

Se construyó seis castillos, ocho palacios y una sólida fortaleza nombrada Laferrière, considerada como una de las maravillas de la época. Se rodeó de una elaborada nobleza haitiana de su propia creación, que consistía en 4 príncipes, 8 duques, 22 condes, 37 barones y 14 caballeros. Esto motivó burlas en Europa, donde la expresión nobleza haitiana se volvió sinónimo de una aristocracia improvisada creada por un gobierno advenedizo.

A pesar de sus esfuerzos por impulsar la educación y establecer un sistema legal, fue un impopular monarca autocrático cuyo reino estaba en constante conflicto con el sur. Hacia el final de su reinado, el sentimiento público se encontraba tajantemente en contra de lo que se percibía como su política feudal, propuesta para desarrollar el país.

Henri Christhope en un retrato de época.

Muerte

El rey Henri I, enfermo e indeciso tras un ataque de paraplejia decidió suicidarse el 8 de octubre de 1820 en su Palacio de Sans Souci, disparándose una bala de oro, antes de enfrentarse a la posibilidad de un golpe de estado. En la rebelión que siguió, su hijo adolescente, Víctor Enrique, fue linchado por los sublevados, y con él se extinguió la dinastía Christophe, ya que su gobierno había impuesto la ley sálica, que no permitía a las mujeres ascender al trono o transmitir derechos a sus descendientes. Su viuda la reina María Luisa y dos hijas, las princesas Athenais y Amatista, huyeron del país y se establecieron en Italia, donde más tarde murieron. Fueron enterradas en Pisa.

Legado

La historia de Henri I sirvió de argumento de La Tragédie du Roi Christophe, una obra teatral de 1963 escrita por el martiniqués Aimé Césaire y también para la novela de Alejo Carpentier, El reino de este mundo (1949). Su figura está presente en la obra de Eugene O'Neill, El emperador Jones. Por su parte, el cronista de viajes, corresponsal y antropólogo John W. Vandercook le dedica su libro El rey de Haití, versión española, Madrid, 1955.

Ver además

Fuentes