Saltar a: navegación, buscar

Higo

Higo
Información sobre la plantilla
Fruta higo.jpg
Fruta obtenida de la higuera.
Nombre Científico:Ficus Carica
Reino:Plantae
Familia:Moráceas

Higo o Breva. Fruto completo, típicamente mediterráneos que durante siglos ha sido muy apreciado por diferentes culturas. Está compuesto por un 80% de agua y un 12% de azúcar.

La familia de este fruto consta de más de 1.500 especies de árboles y arbustos. La breva es el primer fruto que anualmente da la higuera, siendo el higo el fruto de la segunda cosecha del mismo árbol.

De este fruto se puede obtener abundante jugo, por lo que se utliza en la cocina como un ingrediente exótico en salsas. Resulta un excelente acompañamiento para cualquier tipo de carne asada. Su combinación con el cerdo y el pato resulta perfecta. Como postre, se pueden tomar solo o en preparaciones más sofisticadas.

Nombre científico: “Ficus Carica”.

Origen

Su origen se remonta a siglos antes de Cristo e incluso fueron considerados como manjares en la época de la Grecia Clásica. Ya en el mismo Génesis de la La Biblia, se narra cómo Moisés mandó a unos exploradores a reconocer la tierra de Canaán y estos volvieron con diferentes frutos, entre ellos higos. Pero fue en la Grecia clásica donde los higos suponen uno de los alimentos esenciales de su civilización.
Esta fruta también fue el manjar predilecto de Platón, de hecho se le conoce como la fruta de los filósofos.

Galeno los aconsejaba a los atletas e Hipócrates los usaba para combatir los estados febriles. Por su parte, los bereberes los consideran un símbolo de fecundidad y resurrección.
En la India el higo es árbol sagrado, Buda lo tiene en su famoso "balete", representando fuerza y vida, ejes del mundo donde viven los genios, representando el conocimiento adquirido tras la meditación. La bella Cleopatra no se escapa de la historia del higo, ya que ella fue envenenada por una serpiente aspid que llego en un canasto con higos.

Característica

Fruto de la higuera.
Fruto de la higuera. Se trata de árbol mediano, de hojas ásperas. Una vez plantado, tarda unos 5 años en entrar en producción y su longevidad supera los 100 años. Es un tipo de árbol que crece en zonas de escasez hídrica y salinidad. Existen más de setecientas variedades de higo, entre las que se cuentan el negro, el verde, el violeta o el chumbo.
Algunas higueras cultivadas producen dos cosechas, una de brevas en primavera, de mayor tamaño, y otra de higos en otoño.
El higo es color verde, púrpura o azulado y de tamaño variable.

Requiere un clima templado, no soporta bien las temperaturas bajas, aunque si aguanta períodos largos de sequía.
Existen alrededor 600 variedades de higos. La estación de más producción es el verano. Las principales variedades son: Kadota, Adriatic, Calimyrna y Mission. California y Turquía son los principales productores.
Una fruta de 250 gramos proporcionará unas 1.300 calorías y alrededor 12 gramos de proteínas. Los higos tienen el contenido de azúcar más alto que cualquier otra fruta. Además poseen vitaminas A, B1, B2, B3 y C y Hierro.

Calidad

Su piel puede ser verde, blanca o morada pero, para saber distinguir si está en su punto de madurez, popularmente se dice que, debe tener el cuello del ahorcado, ropa de pobre y ojo de viuda. Esto quiere decir que el rabo del fruto debe estar seco, la piel arrugada y al abrirlo debe desprender una lágrima de almíbar. Es un fruto claramente estacional debido a la naturaleza silvestre de la higuera. Aunque perduran hasta bien entrado el mes de octubre, los mejores son los de septiembre.

Propiedades medicinales

Los higos tienen muchas cualidades expectorantes por lo que, cuando se está constipado, resulta muy beneficioso tomar infusiones de este fruto.
Basta con poner a cocer en el agua necesaria para una tisana unos dos o tres higos. Cuándo estos estén blandos, se cuela el líquido resultante de la cocción y se toma caliente a modo de infusión.

Saludable

El higo maduro es muy digestivo porque contiene una sustancia especial llamada Cradina. Tanto secos como frescos, los higos son un excelente tónico para las personas que realizan esfuerzos físicos o intelectuales. Este fruto contiene también cantidades variables de pentosanas y de ácido cítrico, málico y acético, así como Carotenos, Vitamina B3, B9 y C. Poseen una cantidad de azúcar superior al resto de las frutas, de ahí que su valor calórico sea muy parecido al del plátano o la uva. Es pobre en grasas y en proteínas, pero rico en agua, minerales y fibra.
También es un buen emoliente, un suave laxante, un buen diurético y un excelente pectoral. Por todo ello, los higos son recomendables para los niños, adolescentes, mujeres embarazadas, intelectuales y deportistas. Además sus hojas conjuntamente con las frutas son utilizados en la preparación de una deliciosa bebida en la etapa de embarazo de la mujer, para ser brindada a los visitantes una vez que ésta da a luz al bebé, en Cuba, es conocida como Aliñao.

Sensual

Durante siglos, esta fruta ha sido considerada erótica, ambivalente y simbólica. Ambivalente porque, para la cultura judeocristiana tenía analogía con el órgano sexual femenino, sin embargo, para los árabes, era análoga con el órgano masculino. Al cortar los higos de la rama del árbol, estos desprenden un líquido blanquecino. Antiguamente, esa savia que se desprende del fruto se asociaba con el semen. Además era utilizada como ungüento contra esterilidad y para favorecer la lactancia.

Cómo conservarlos

Como ocurre con la mayoría de las frutas, el higo es un fruto de temporada. Sin embargo, no hay porqué renunciar a disfrutar de su sabor el resto del año.
Para conservarlos basta con elaborar un almíbar ligero a base de agua y azúcar, según el gusto personal. Después se introducen los higos en botes y se cubren con ese almíbar. Bastará hacer el vacío a los frascos para que los higos duren hasta la temporada siguiente.

Fuentes