Saltar a: navegación, buscar

Hilda Santana Tondique

Hilda Santana
Información sobre la plantilla
Hildasantana1.JPG
NacimientoSagua la Grande, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana

Hilda Santana Tondique . Cantante. La trova cubana ha conocido grandes intérpretes femeninas considerada una las mejores voces segundas de Cuba.

Síntesis biográfica

Nace en Sagua la Grande, antigua provincia de Las Villas actualmente provincia de Villa Clara el 22 de diciembre de 1920. Fallece en La Habana, 28 de julio de 1998.

Su formación artística la tuvo en su propio hogar donde tomó contacto con la música. La mamá y los hermanos gustaban del canto y en su casa se reunían viejos guitarreros y compositores. De pequeña, se conocía el repertorio Antonio Machín. En aquellas interminables tertulias le gustaba oírle cantar El Manisero, que luego lo haría famoso en España y por todo el mundo.

En Sagua la Grande, la joven participó en tertulias, actuó con orquestas y por los años 30 se trasladó a La Habana. Con un repertorio de canciones inolvidables cantó con el propio Machín en un trío que también integraba Alfredo León. La artista formó un trío con Justa García y Lorenzo Hierrezuelo como guitarrista acompañante. Memorable fue su dúo con Nené Allué y Ana María García. Como parte de la compañía de Enrique Arredondo, Hilda recorrió toda la Isla. Otra etapa importante: su paso por el hotel Sevilla con un cuarteto dirigido por Sindo Garay y en el que estaban además Guarionez y Hatuey Garay.

Trayectoria artística

Se relacionó con el compositor Lorenzo Barcelata, quien viajó a nuestra capital con la idea de hacer una Casa de la Trova. El autor mexicano llegó acompañado por el cómico Chaflán y el famoso cineasta Indio Fernández. Ella ensayó los números de Barcelata, sus más lindas canciones; al no concretarse los planes, él regresó a su país acompañado de sus amigos. Para la Santana fue una escuela su contacto con músicos de la talla de Sindo, Villalón, Rosendo y Corona, pues la trova tradicional siempre la fascinó y por la cual sintió gran admiración al expresar:

Corona fue inmenso, Villalón un poco tétrico, Rosendo tenía piezas maravillosas como el bambuco Dos lindas rosas y en cuanto a Sindo es el más difícil de interpretar de todos. Siento predilección por Tardes Grises y El huracán y la palma, que es de contracanto. A menudo me piden las canciones de Corona: Aurora, La Alfonsa, Mercedes, Longina…

Durante catorce años trabajó con la "Tanda de Guaracheros" 1961, participaría en varias funciones en el Teatro Payret, en las que cantó:

  • La verbena de la paloma, de Tomás Bretón
  • La revoltosa, de Ruperto Chapí
  • Doña Francisquita, de Amadeo Vives
  • Cecilia Valdés, de Gonzalo Roig

En 1962, en el Festival de Música Popular, efectuado en el Teatro Amadeo Roldán, actuó enLa isla de las cotorras, de Jorge Anckermann. En el Teatro Musical de La Habana, interpretó el papel principal de la comedia musical "Tía Mame", de Patrick Dennos y Jerry Armann.

Por mucho tiempo continuó incansable en las peñas y haciendo presentaciones en los teatros. La muerte la sorprendió el 28 de julio de l998. Ella nos dejó la maravilla de su voz en un puñado de canciones que siempre vivirán en el corazón de los que aman la trova.

Hilda tenía como orgullo haber fundado, en 1968, el dúo Voces del Caney, que en diversos períodos estuvo formado por Luz Mustelier, Gina del Valle y últimamente por Dulce María Ibart, con el acompañamiento de músicos de la talla de Mario Rudy, Nené Enriso y Sarbelio Montero. Ella también perteneció a la popular Tanda de Guaracheros.

Bibliografía

  • Ada Oramas. «Vienen juntas en cada sonrisa». Tribuna de La Habana (La Habana), 5 de septiembre de 1999: 7.
  • José Piñeiro Díaz. Diccionario de la zarzuela España e Hispanoamérica. Madrid, Instituto Complutense de Ciencias Musicales, 2003, t. II.

Fuente