Saltar a: navegación, buscar

Joaquín Antonio Uribe Villegas

(Redirigido desde «Joaquín Antonio Uribe»)
Joaquín Antonio Uribe Villegas
Información sobre la plantilla
Jard foto joaquinantoniouribe.jpg
NombreJoaquín Antonio Uribe Villegas
Nacimiento28 de septiembre de 1858
Sonsón, Bandera de Colombia Colombia
Fallecimiento3 de noviembre de 1935
Medellín, Bandera de Colombia Colombia
PadresLorenzo Uribe Botero y Joaquina Villegas Uribe
FamiliaresCarmen Uríbe (Cónyugue)

Joaquín Antonio Uribe Villegas. Profesor, investigador y escritor nacido en la localidad de Sonsón. En homenaje a el en la actualidad el Jardín Botánico de Medellín lleva su nombre.

Síntesis biográfica

Joaquín Antonio Uribe Villegas vino a la vida en el seno de una familia conformada por sus padres Lorenzo Uribe Botero y Joaquina Villegas Uribe, nació el martes 28 de septiembre de 1858 en la localidad de Sonsón (Departamento de Antioquia).

Pasó los primeros años de su vida en el campo, formulándose preguntas acerca de las plantas, los animales y todo aquello que llamara su atención. Entre sus profesores del colegio estuvo el doctor José Joaquín Jaramillo, quien seguramente fomentó en él su amor por las ciencias y la naturaleza, y quien más adelante sería su colega, después de que Joaquín Antonio se graduara como maestro en la Normal de Varones de Medellín.

A la edad de 22 años contrajo matrimonio con doña Carmen Uríbe, el lunes 26 de abril de 1880, fallecida en Medellín el 14 de mayo de 1952. En este enlace hubo tres hijos: Lorenzo nacido en la capital de Antioquia el 20 de enero de 1900 y ordenado jesuita el 28 de agosto de 1930; Antonio ya fallecido y Myrian casada con Bernardo Jaramillo Vieira.

Fallecimiento

Joaquín Antonio Uribe murió en Medellín el 3 de noviembre de 1935. Como homenaje póstumo, la Gobernación de Antioquia publicó en 1940 su obra La Flora de Antioquia, edición dirigida, corregida y ampliada por uno de sus hijos, el sacerdote Lorenzo Uribe, de la Compañía de Jesús.

Vida laboral

En 1888 Uribe Villegas fundó en Sonsón el Colegio Santo Tomás de Aquino. Su vida transcurrió como profesor de diferentes escuelas y colegios en los municipios antioqueños de Sonsón, Rionegro, Salamina y Medellín, en materias como Zootecnia, Historia Natural, Religión, Historia Patria, Contabilidad, Geografía, Aritmética y Algebra.

En la Escuela de Medicina de la Universidad de Antioquia se dedicó a la enseñanza de la Botánica y tiempo después se convirtió en director de la Escuela Práctica de Agricultura y Ganadería en el municipio de Bello, Antioquia.

Joaquín como escritor

Motivado por lo que consideraba una gran ausencia de textos que enseñaran la realidad del país, desde muy joven se dedicó a escribir, considerado un prosista ameno, castizo y elegante, según citas de algunas publicaciones. Como resultado de estas inquietudes están:

  • Las Monografías, artículos sobre flora e historia publicadas por el Concejo de Sonsón en el Repertorio Municipal
  • Capiro, la primera revista literaria de ese municipio, fundada por él
  • Curso compendiado de Historia Natural, publicado en el periódico El Espectador, de Medellín.

Además fue colaborador de periódicos y revistas nacionales y extranjeras, como Alpha, La Organización, Instrucción Pública, El Correo Liberal, Vida Nueva, La Patria, Antioquia Industrial, Colombia, La Mañana, La Voz de Aures, El Repertorio Americano y La Hacienda, de Estados Unidos.

Publicaciones realizadas

Entre sus libros se encuentran:

  • Cuadros de la naturaleza
  • Curso Compendiado de Historia Natural
  • Pequeñas monografías de minerales, plantas y animales
  • El niño naturalista
  • Curso compendiado de geografía comercial y la Flora Sonsonesa o colección de monografías familiares de vegetales selectos, indígenas o cultivados en el municipio de Sonsón.

Este último es dedicado por don Joaquín a la venerada memoria de doña Victoriana Estrada de Velásquez, quien me enseñó a amar las flores.

Investigaciones realizadas

Fue un sabio y un gran investigador. Hizo parte de la Academia de Historia. Su calidad humana era tan conocida como su capacidad intelectual. Alcanzó en vida un gran prestigio y popularidad. Al cumplir 50 años de vida profesional, en 1925, los círculos gubernamentales, intelectuales, científicos y cívicos le rindieron mucho homenajes, que el maestro recibió con modestia y hasta con lágrimas.

El 19 de abril de 1972 se vuelve a rendir homenaje al naturista antioqueño, al crearse el Jardín Botánico de Medellín "Joaquín Antonio Uribe", en el marco de la VII Conferencia Mundial de Orquideología.

Fuentes