Saltar a: navegación, buscar

José Godoy

José Godoy
Información sobre la plantilla
Explorar0002.jpg
NombreJosé Godoy Sánchez
Nacimiento1926
Lawton, La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento13 de enero de 1990
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteInfarto
NacionalidadCubana
Otros nombresEl Viejo

José Godoy. Entrenador cubano de atletismo en la especialidad de salto de altura, que logra los mejores resultados en Cuba desde 1967 a la fecha, es el encargado de la reparación inicial del recordista mundial de esa especialidad, Javier Sotomayor.

Síntesis biográfica

Nace en 1926 en el barrio de Lawton, La Habana, ubicada en la región occidental de Cuba.

Se aficiona al atletismo desde la etapa juvenil,momento en el que implanta récord nacional para esa categoría con salto de 1.75 metros, en lo adelante por la época en que vive, la discriminación social y racial, le impiden avanzar en el deporte.

Al término de la vida en el deporte activo, labora de entrenador, al triunfo de la Revolución, estudia en la Unión Soviética, integrándose al regreso en el equipo nacional de atletismo, entidad donde permanece hasta el fallecimiento en 1990.

Trayectoria laboral

La inicia a finales de la década de 1950,laborando como entrenador en La Habana.

En 1959 se integra al naciente movimiento deportivo cubano, de formación autodidacta, es seleccionado entre los primeros entrenadores para cursar estudios superiores en la Unión Soviética,lo hace en el Instituto Central de Educación Física de Moscú, de donde regresa en 1961.

Desde ese momento forma parte del colectivo de entrenadores del equipo nacional de atletismo. En esta nueva faceta, obtiene la primera medalla internacional en 1966 cuando la saltadora de altura Hilda Fabré, logra plata durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrado en San Juan, Puerto Rico.

Junto a Hilda Fabré, conforman el grupo de salto de altura, Lucía Duquet, Bernabé Luaces y Miguel Durañona, este último, se convierte en 1968 en el primer atleta cubano en saltar sobre los 2.00 metros.

En los siguientes años entrena a Richard Spencer, participante en los Juegos Olímpicos de Montreal, Canadá en 1976y ganador del título en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Santo Domingo, 1974 y Medellín 1978,además Spencer incrementa el récord nacional de 2.13 a 2.21 metros.

Seguidamente asume la preparación de Juan Francisco Centelles, prominente saltador cubano, participante en los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980, medallista de plata en los Juegos Mundiales Universitarios de Kobe en 1985. Centelles logra como mejor marca, 2.32 metros.

En 1982 asume la preparación de Javier Sotomayor, al que más tarde se une Marino Drake, llegando a conformar un excelente dúo de saltadores de altura. Al llegar Sotomayor al grupo de Godoy, tenía como marca personal, 1.95 metros, al año siguiente ya salta 2.17 metros.

Sobre la llegada de Javier Sotomayor al equipo nacional, expresó:

"¡Siempre partí del principio de formar primero al hombre y después al atleta. En el gimnasio adaptamos los ejercicios generales y especiales a las condiciones de un adolescente con 15 años de edad. Debo añadir que el talento de Soto era tanto, que en menos de 12 meses ya saltaba 2,17 metros!".

La compenetración en el entrenamiento y en la vida en general, abre el camino a los éxitos, en 1986 Sotomayor conquista el título mundial juvenil e implanta récord para esta categoría.

Dos años más tarde, continúan los éxitos, récord mundial al aire libre en Salamanca, España. A la par también conduce la carrera deportiva de Marino Drake, quien ya salta sobre los 2.30 metros.

Dos nuevos récords mundiales se logran en 1989,primero en el mundial bajo techo de Budapest, Hungría y durante el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Atletismo celebrado en San Juan, Puerto Rico.

Javier Sotomayor ha expresado sobre él Luego de ganar el título olímpico en Barcelona, España en 1992:

"¡Perdí al maestro, al amigo, a mi padre. Me juré a mi mismo, tragándome las lágrimas, que en los Juegos de Barcelona conquistaría el título olímpico que él tanto añoraba para mí! ¡Godoy me había acostumbrado a su estilo paternal, pero al fin y al cabo, Guillermo y yo limamos asperezas, encajamos. Y si bien es cierto que "El Viejo" me llevó a la gloria, Guillermo ha conseguido mantenerme en ella".

En otro momento, también expresó:

"Cuando miro mi pasado, sé que con Godoy mi vida dio un vuelco descomunal. El viejo no solo me enseñó a analizarme, sino me hizo consciente, desde el principio, de la necesidad de atender a las estadísticas y de que debía luchar por ser un fuera de serie".

Muerte

Fallece repentinamente el 13 de enero de 1990 en La Habana.

Fuente