Saltar a: navegación, buscar

Judá

Judá
Información sobre la plantilla
Leojuda.jpg
País o región de origenHebreo
Judá. Fue el cuarto hijo de Jacob y ascendiente principal de una de las más importantes doce tribus de Israel. Nació en Harán, tierra en donde su padre se había refugiado huyendo de su hermano Esaú. Su madre fue Lea, una de las hijas de Labán que había sido dada como esposa a Jacob por sus siete años de trabajo.

El nombre de Judá

Judá es un nombre de origen hebreo cuya versión Griega es Ioudas (Judas) y su raíz hebrea es Yehudá y significa Agradezco a Dios o reconozco a Dios. El primer personaje bíblico con este nombre fue Judá hijo de Jacob y Lea, nacido en el calendario hebreo de 15 Siván de 2196 y falleciendo 119 años en la misma fecha en Egipto.

Argumento

Del nombre Judá se deriva el término judío (yejudí) que literalmente quiere decir hombre de Judea, y algunos consideran que Judit o Yejudit; '"Judía" o '"mujer de judea", es la versión femenina de Judas. En la comunidad judía es un nombre bastante común bajo la forma de Yehudá.

El patriarca

Cuarto hijo de Jacob y Lea, cuya exclamación al momento de su nacimiento: “Ahora alabaré al Señor”, se da como la razón etimológica para el nombre “Judá”, que se deriva del verbo hebreo “alabar”. Fue Judá quien intervino ante sus hermanos para proteger la vida de José, al formular que fuese vendido a los ismaelitas. Aunque no era el hijo mayor de Jacob, se le representa ocupando un rol importante y prestigioso en los asuntos familiares. En ocasión del segundo viaje a Egipto fue él quien persuadió al afligido Jacob de que dejara partir a Benjamín, por quien ruega sentimentalmente ante José después del incidente de la copa, brindándose a ser retenido como esclavo en su lugar. Este ruego sincero hace que José les descubra su identidad a sus hermanos. Judá es el elegido por Jacob para precederlo a Egipto y notificar su llegada, y más tarde se destaca su prestigio en la famosa profecía manifestada por Jacob. A Judá le nacieron cinco hijos, a saber, con la hija de Súa tuvo a Er, Onán y Selá; y de Tamar tuvo a Fares y Zéraj. Según el Primer Evangelio, es a través de Fares que se traza el linaje mesiánico.

La Comarca

La tribu de Judá ocupó un área bastante extensa en el sur de Palestina. Colindaba en el norte con Dan y Benjamín, en el este con el Mar Muerto, en el sur con Simeón, y en el oeste con la Sephela o planicie de los filisteos. En Josué (15,21-62) se mencionan las principales ciudades de Judá. El escritor sagrado divide las ciudades en dos grupos, a saber: las del sur colindante con Idumea, las de la planicie occidental, las de la montaña, y finalmente las del desierto. Entre todas cuentan con 134 ciudades, de las cuales la mitad ha sido identificada con cierto grado de certeza. El ferrocarril construido desde Jaffa a Jerusalén pasa a través de la esquina del territorio de Judá, cuyo aspecto es una serie de colinas cubiertas con hierba verde y flores en primavera, pero áridas y resecas durante el resto del año. Un moderno camino para carruajes va de Jerusalén a Hebrón, el cual yace en un fértil valle entre dos filas de verdes colinas. Campos cultivados aquí y allá saludan al viajero. Las colinas están cubiertas de hileras de jardines y viñedos, entre los que se hallan grutas y laberintos que antes servían de escondites. El reino de Judá, que data del principio del reinado de Roboam, fue llamado así en oposición al Reino del Norte, o Israel. La capital, Jerusalén, estaba situada en la línea fronteriza entre Judá y Benjamín.

Fuentes

Driscoll, James F. "Juda." The Catholic Encyclopedia. Vol. 8. New York