La primera piedra (Libro)

La primera piedra
Información sobre la plantilla
La primera piedra (Libro).jpg
Título originalLa primera piedra
Autor(a)(es)(as)Ariel Díaz
Editorial:Ediciones La Memoria
Diseño de cubiertaKatia Hernández
ISBN978-959-7135-73-9
PaísCuba

La primera piedra. Libro que trata sobre aspectos imprescindibles de la trova cubana en el panorama de la música actual.

Sinopsis

Dividido en secciones («Semblanzas», «Epicentro» y «Aunque no esté de moda»), La primera piedra se convierte en una travesía de su autor por varios caminos reflexivos: evocar a cantautores hermanos, llamar la atención y generar la polémica sobre temas peliagudos como la promoción de la Nueva Trova cubana contemporánea, y preocuparse por el rol de las instituciones pertinentes en la difusión de los más jóvenes exponentes del género, entre otras tantas aristas de la música nacional.

Como bien lo define el periodista cubano Joaquín Borges-Triana:

“La primera piedra es otra pelea más en la lucha sin fin por tratar de cortarle al menos una de sus espantosas cabezas al dragón de la ignorancia, la incultura y la insensibilidad.”

Datos del autor

Ariel Díaz (La Habana, 15 de febrero de 1974). En su carrera como trovador ha actuado en Cuba, Guatemala, España, Brasil, Argelia, Alemania, México, Venezuela, Francia, Argentina, Suiza e Italia. Se ha presentado en escenarios y ha grabado con relevantes figuras como Silvio Rodríguez, Noel Nicola, Vicente Feliú, Teresita Fernández y otros cantautores de su generación. Es parte del Proyecto Nacional de la Asociación Hermanos Saíz y pertenece al Centro Nacional de la Música de Concierto, además de miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba. Su obra musical ha sido recogida en la Antología IV de la Nueva Trova grabada en los estudios Ojalá, en Cuerda Joven, Estoy en casa y Frío (a dúo con Amanda Cepero), Te doy una canción, estas últimas del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, y en los Cds Ven a mi Cuba y Colores (en un trabajo conjunto con Liliana Héctor).

Criterios sobre la obra

En las palabras de presentación del libro Ariel Díaz afirmó:

“El título La primera piedra tiene un doble simbolismo: la referencia bíblica de sentirme libre del pecado de no hablar a tiempo lo que pienso y el de colocar, en efecto, la primera piedra en un edificio por hacer que debemos levantar entre todos. La inexplicable escasez de crítica y documentos que retraten el fenómeno trovadoresco de los últimos años me llevó, desde mi condición de protagonista, a expresarme a través de las letras.”

Joaquín Borges-Triana Periodista cubano:

“La aparición de La primera piedra brinda la posibilidad de recuperar un grupo de materiales que muchos leímos con sumo interés en su momento primigenio de circulación a través del ciberespacio. Esta nueva lectura de artículos en forma de semblanzas, notas para catálogos de conciertos y textos de corte reflexivo, me permiten corroborar que los escritos de Ariel Díaz aquí compilados poseen el mérito de no ser palabras perecederas o únicamente fruto de la fugaz actualidad. Así, nos encontramos con ideas que, pese a haber sido expuestas en algunos casos hace ya cierto tiempo, mantienen total vigencia y no han agonizado o pasado a convertirse en ceniza irremediable.

La primera piedra refleja buena parte de las preocupaciones ideoestéticas de su autor, quien —hasta hace relativamente poco tiempo— en su condición de trovador se había caracterizado por una proyección en extremo lírica, con mucha ternura en su decir y una muy fuerte presencia de un lenguaje vinculado a lo mejor de la poesía hispanoamericana.

De manera significativa, en tiempos recientes, él ha experimentado una transformación en su discurso, que sin renunciar a la riqueza del buen decir, ahora asume un matiz crítico, incluso a veces con cierto sabor acre en las palabras, como corroboran composiciones al corte de la demoledora andanada en contra de los exterminadores de sueños denominada Hacheros, Clasificados, La orilla de las ganas o Quiero decir, toda una declaración de principios.”

Fidel Díaz. Intelectual cubano:

“Si miramos con detenimiento la guitarra que va rodando por la imaginaria cuerda floja del universo, desde la cubierta de este libro —dibujada por el propio autor de los textos—, notaremos que, en su clavijero, son micrófonos los que tensan las cuerdas. No los del sonido de un concierto sino los del podio de orador de una tribuna. Y es que ésta, más que la piedra de Ariel Díaz, es la primera que lanza una generación de trovadores, el discurso donde plasman sus visiones poéticas sobre su tiempo, más allá de las canciones.”

Fuentes