Luis Angel Milanés Tamayo

Luis Angel Milanés
Información sobre la plantilla
NombreLuis Angel Milanés Tamayo
Nacimiento13 de junio de 1871
La Manigua cubana, Bayamo Granma, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento31 de agosto de 1926
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
Otros nombresLuisillo
OcupaciónCoronel del Ejercito Mambí.
CónyugeMaría García Lorente
HijosMaría Luisa Milanés
PadresLuis Milanés Céspedes y María Tamayo

Luis Angel Milanés Tamayo. Combatiente cubano de la Guerra de Independencia que por sus méritos obtuvo importantes ascensos dentro del Ejército Libertador.

Síntesis biográfica

Nació el 13 de junio de 1871 en la manigua Bayamo Granma, sus padres fueron Luis Milanés Céspedes, Coronel del Ejercito Mambí en la guerra de 1868 y María Tamayo perteneciente a una familia de Bayamo.

Luisillo como lo llamaban paso sus primeros años en el campo, ya que sus padres eran acomodados propietarios rurales.

Vida personal

Contrajo matrimonio con María García Lorente, de sentimientos humanitarios de cuya unión nació la poeta María Luisa Milanés nombre que figura en las antologías poéticas cubanas, por su calidad y sensibilidad.

Trayectoria revolucionaria

Luis Milanés se incorporó a la guerra de 1895 al iniciar esta en las tropas del Mayor General Bartolomé Masó, luego paso a operar bajo el mando de Esteban Tamayo y más tarde bajo las órdenes de los mayores Generales Saturnino Lora y Calixto García.

Tenía 24 años cuando se incorporó al Ejército Libertador y es ascendido, por sus méritos, a los cargos de Teniente, Capitán, Comandante, Teniente Coronel y Coronel Brigadier.

Trayectoria Militar

Ingresó en el Ejército Libertador el 18 de mayo de 1895 incorporándose como soldado a las fuerzas del coronel Esteban Tamayo Tamayo. En el combate de Peralejo (13 de julio de 1895) resultó herido en una pierna. El 20 de septiembre de 1895 fue trasladado para el Cuartel General del 2do Cuerpo donde se desempeñó como ayudante del entonces general de Brigada Jesús Rabí.

En enero de 1896 pasó a la 1ra división del 2do Cuerpo donde terminó la guerra en el cargo de Jefe del Estado Mayor, bajo las órdenes del General de División Saturnino Lora, junto a su jefe participó en los ataques a Las Tunas (del 28 al 30 de agosto de 1897) y a Guisa (28 de noviembre de 1897).

Ascensos

A Teniente: el 30 de junio de 1895, Capitán: el 20 de agosto de 1895, Comandante: el 22 de enero de1896, Teniente Coronel: el 22 de agosto de 1896, Coronel: el 30 de agosto de 1897. Al terminar la guerra se licenció el24 de agosto de 1898 como Brigadier.

Negocios

Cuando terminó la guerra volvió a su vida de negociante. En Manzanillo había hecho buena amistad con los dueños del establecimiento comercial "La Paloma", y ellos le ofrecieron dinero para que comprara ganado en grandes cantidades. Vino para Bayamo, residiendo en la calle Donato Mármol # 82 y amplió sus negocios ganaderos. En Manzanillo había un abogado nombrado Antonio Jiménez que le abrió un crédito amplio en el banco para que cogiera dinero para la compra de fincas, ganado, etc, y se hizo rico.

Aquí en Bayamo vivía un pariente suyo, el Mayor General José Fernández de Castro y Céspedes, que era el dueño de casi todo Jabaco. Se unieron y compraron ganado en toda la provincia. Después hicieron un contrato con Manuel Arcas Campos, maderero de Manzanillo, y le vendieron centenares de miles de pies de maderas excelentes, que fueron cortadas en los montes de la finca "Jíbaro", cerca de Jabaco. El Aserrío Arcas se quemó y aquel negocio dejó de existir, él, por su parte, siguió dándole calor a su finca "Palmarito" hoy "El Sombrero" en Babiney.

Luisillo no se dio por vencido y entonces recurrió a la búsqueda de nuevos horizontes. El sabía que una empresa de ferrocarriles había controlado varias caballerías de tierra en la provincia de Camaguey y Oriente, la empresa estaba capitaneada por Sir William Van Horno, descendiente de holandeses, nacido enIllinois, Estados Unidos, y que era ciudadanoInglés. En 1912 se puso en contacto con Mister Mart, y Mister Phillips, que eran los encargados de construir la vía férrea o central, que pasa por Holguín, suscribió con ellos un documento, por 20 años, para hacer La Trocha desde Holguín hasta Victoria de Las Tunas y luego Bayamo. Ganó millares de pesos, pues comenzó la trocha en San Pedro de Cacocúm.
Compraba maderas, las vendía y además ganaba como contratista. Preparó la finca "El Sombrero", la llenó de ganado vacuno y siguió su vida de negociante.

Tuvo la idea de construir una planta para fabricar hielo, y estableció su nuevo negocio y el pueblo compraba hielo. Construyó la primera Planta Eléctrica, se le ocurrió instalar el primer Taller de Aserrío en Bayamo. Fue el pionero en estos negocios.

Colaboraciones en construcciones

Perteneció a la burguesía de la época debido a su abundante fortuna, tubo participación en distintos negocios, como era habitual en los hombres de su posición social y económica colaboró con las actividades políticas del momento.

Como hombre de negocios en aquella República Neocolonial, participó en la construcción de la Trocha por donde pasaría la línea del Ferrocarril de Holguín a Victoria de Las Tunas y luego a Bayamo.

Debido a sus gestiones y actividades económicas estableció en Bayamo la primera planta eléctrica, el primer accesorio y la primera planta de hielo. Cuando ocupó el cargo de Segundo al mando de las fuerzas militares de la Ciudad construye con sus propios recursos una casa para establecer un cuartel para la guarnición de Bayamo. En la actual avenida de los Mártires, construyo y donó al estado una casa escuela.

Construyó el parque de Guisa con sus recursos pues se le había prometido a sus habitantes en la campaña electoral de 1912. Cuando fue representante, presento un proyecto de Ley, siendo la Ley General de Pensiones a los Veteranos de la Guerra de Independencia y sus familiares.

Muerte

En medio de una activa vida política, falleció inesperadamente en La Habana el 31 de Agosto de 1926 a los 55 años de edad.

Al morir su esposa María García Lorente, dejó un testamento en el que dedicaba todas sus propiedades y su dinero a la construcción de un Hospital en Bayamo, que en la actualidad es el Hospital Infantil General Milanés Bayamo, en honor a la memoria de su esposo.

Fuente

  • Archivo del Hospital Infantil General Milanés Bayamo.