Saltar a: navegación, buscar

Jesús Rabí

Jesús Rabí
Información sobre la plantilla
Jesus Rabi.jpg
Mayor General
ApodoRabichi
LealtadEjército Libertador Bandera de Cuba
Participó enGuerra de los Diez Años

Nacimiento24 de junio de 1845
Jiguaní, Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento5 de diciembre de 1915
Baire, Oriente, Bandera de Cuba Cuba
PadresCarlos Sablón Mañach
María Moreno

Jesús (Rabí) Sablón Moreno. Conocido por el pueblo cubano como el General de los humildes, fue merecedor del respeto y admiración de grandes líderes en la gesta independentista como Calixto García, Antonio Maceo y Flor Crombet, demostrando valentía, coraje, patriotismo y decisión en las luchas por la independencia de Cuba.

Síntesis biográfica

Nació el 24 de junio de 1845 en la finca "el Calabazar" cerca de Jiguaní, Oriente. Fueron sus padres Carlos Sablón Mañach, de origen dominicano, y su madre María Moreno, cubana y natural de Jiguaní.

Su niñez se desarrolló en difíciles condiciones. La poca instrucción recibida por Jesús y sus hermanos se la proporcionó su padre en los ratos libres, luego de regresar de las faenas agrícolas. Fue una instrucción elemental, a la medida de sus escasas posibilidades, pero que unida a una formación esmerada, hicieron de los hijos de la familia Sablón Moreno una prole ejemplar. En éste ambiente transcurre la niñez, adolescencia y juventud de Jesús Sablón y sus hermanos, entre ellos Francisco Sablón.

El nombre de Jesús Rabí está en estrecha relación con su padre, el cual era llamado así, por todo el que lo conocía y cuya significación era maestro. A Carlos Sablón se le llamaba así cariñosamente de ésta forma por ser un hombre de carácter justiciero y por su recta conducta, Jesús que tenía un extraordinario parecido a su padre, fue llamado igual que él.

Participación en la Guerra de los Diez Años

A raíz de su participación en los primeros combates en la Guerra de 1868 sus compañeros comenzaron a llamarlo Rabichi, como nombre de guerra lo que causaba gran impresión a los soldados españoles de sólo oírle mencionar.

En la guerra de 1868 se alzó en Santa Rita, uniéndose a las fuerzas de Donato Mármol. Dos días después participó en el ataque a Jiguaní y tomó parte en la carga al machete de Venta del Pino (Pinos de Baire) bajo las órdenes del general Máximo Gómez.

Resultó herido en el combate de Rejondón de Báguanos el 26 de junio de 1872. El 5 de enero de 1874 fue ascendido a comandante y nombrado jefe del Primer batallón del regimiento de Jiguaní. Combatió bajo las órdenes de Calixto García, Luis Figueredo y Antonio Maceo. Estuvo al mando de la escolta del presidente Carlos Manuel de Céspedes, con grado de capitán. El 6 de septiembre de 1874 se encontraba junto con Calixto en la acción de San Antonio de Baja, pero no pudo impedir que éste cayera en manos de los españoles.

Aunque brindó su apoyo a la sedición de Lagunas de Varona el 26 de abril de 1875, cinco días después se lo retiró. Participó en la Protesta de Baraguá.En noviembre de 1876 mientras en Las Villas y Victoria de Las Tunas los combatientes se negaban a combatir en otros lugares o bajo el mando de jefes de otras provincias, en Oriente, Jesús Rabí batía duramente las fuerzas enemigas entre Manzanillo y Santiago de Cuba.

Con los grados de Tte Coronel pasó a las fuerzas bajo el mando del General Titá Calvar, el cual propuso su ascenso para Coronel confiriéndosele el mando del Regimiento de Jiguaní. Con el mando de éste Regimiento pasa a las órdenes del brigadier Guillermón Moncada. Al conocer de la firma del Pacto del Zanjón por los camagüeyanos se siente disgustado y marcha rápidamente en busca del General Maceo.

El 8 de marzo de 1878 en Barigua, jurisdicción de Santiago de Cuba se reunían con Antonio Maceo la oficialidad del Ejército Libertador de Holguín, Santiago de Cuba, Guantánamo, Jiguaní y Las Tunas, entre ellos estaba Flor Crombet, Guillermón Moncada, Jesús Rabí, Quintín Banderas, José Maceo y otros, para conferenciar sobre la firma de aquel tratado que no contó con el criterio de los orientales y que le daba a Cuba una paz sin independencia.

Todos estos jefes mambíses apoyaron decididamente la propuesta de Antonio Maceo de continuar la guerra. El 15 de marzo de 1878 se efectuó la Protesta de Baraguá, entre la alta oficilidad que acompañó a Antonio Maceo estaba Jesús Rabí formando parte de su estado mayor. En ese lugar, el 17 de marzo de 1878 el gobierno provisional del mayor general Manuel de Jesús Calvar lo ascendió a teniente coronel y lo destinó a la región de Jiguaní.

Período entre guerras

Para participar en la Guerra Chiquita se alzó el 5 de octubre de 1879, en Jiguaní. Luego de sofocado el levantamiento siguió vinculado a los independentistas y participó en la llamada conspiración de la Paz del Manganeso.

Guerra del 95

En la contienda de 1895 se alzó el 24 de febrero de ese año, en Las Yeguas, cerca de Jiguaní. Dos días después, por aclamación de las tropas, tomó el mando de las fuerzas sublevadas en Baire y Jiguaní.

Se plantea que en los primeros días aceptó aparentar una tendencia autonomista con el objetivo de ganar tiempo para organizar las tropas. A mediados de Abril de 1895 se subordinó al mayor general Antonio Maceo. Participó entre otras acciones en:

República Neocolonial

Concluida la guerra se negó a ocupar cargos públicos durante la ocupación militar norteamericana.

Durante la Segunda Intervención Norteamericana se desempeñó como inspector de Montes y Minas. Viajó a La Habana y le comunica en 1906 al gobernador Charles Magoon, que su único deseo era que arriaran la bandera norteamericana del Castillo de El Morro y pusieran a ondear la bandera cubana.

Rabí estuvo dentro del grupo de veteranos cubanos que en 1915 escribió al Papa pidiendo la canonización de la Virgen de la Caridad del Cobre. Dentro de los firmante de la carta era el de más alta graduación del Ejército Libertador cubano.

Muerte

Tenía la dura convicción de que:
“La miseria no mata”

Se retiró a su casona de Baire, donde falleció el 5 de diciembre de 1915 rodeado de sus hijos y de su pueblo.

Fuentes