Saltar a: navegación, buscar

Luis Beltrán

Fray Luis Beltrán
Información sobre la plantilla
Sacerdote de la Iglesia católica
Fray Luis Beltran.jpg
Ordenación1805 en Santiago de Chile.
Información personal
Nombre secularLuis Beltrán
Nombre religiosoFray Luis Beltrán
Nacimiento7 de septiembre de 1784
Mendoza, Argentina, Bandera de Argentina Argentina
Fallecimiento8 de diciembre de 1827
Buenos Aires, Bandera de Argentina Argentina
CongregaciónOrden Franciscana
ProfesiónMilitar y fraile de la Orden de los Franciscanos.
PadresLuis Bertrand y Manuela Bustos

Fray Luis Beltrán. Se destaca con relieves propios, porque daba a su palabra la voz de los cañones, y fue el artesano múltiple de la independencia de América. Su destino siguió la periferia de los grandes hombres: fue humilde en sus comienzos, magnifico en el apogeo de su genio, cuando era el Dios Vulcano de la Patria, pero injusto y triste, cuando ya nadie precisó de él, para asegurar el éxito de las batallas.

Datos biográficos

Nacimiento

Nació el 7 de septiembre de 1784 en Mendoza, Argentina.

Ámbito familiar

El apellido de su familia, de remoto origen francés, era Bertrand. Siendo sus padres el francés Luis Beltrán y la dama sanjuanina Micaela Bustos. Aquel muchacho mendocino, era de constitución vigorosa, porte marcial y simpático, y muy pronto llamó la atención de todos, por su clara inteligencia y las predisposiciones que evidenció para las matemáticas, la música, la mecánica y para toda clase de oficios, tales como: relojero, carpintero, herrero, pirotécnico, dibujante, artillero, cordonero, físico, químico, bordador y médico, todo lo que sabia lo había aprendido por lecturas, observación y práctica. Tenía extraordinarias condiciones para aprender, como puede verse.

Estudios

Estudió en Buenos Aires y Córdoba, y se ordenó sacerdote en 1805 en Santiago de Chile.

Trayectoria como inventor, militar y sacerdotal

Sacerdote mendocino. Por sus conocimientos técnicos en química, matemática y mecánica, el General San Martín lo designó jefe del parque de artillería del Ejército de los Andes. Se encargó de la fabricación de cañones, fusiles, municiones y uniformes.

Inventó los aparejos que hicieron posible transportar los cañones a través de las montañas. En 1820 realizó la campaña al Perú. Luego luchó bajo el mando de Simón Bolívar y más tarde intervino en la guerra contra el Brasil.

Estaba en Chile cuando estalló la revolución independentista, apoyándola enérgicamente. Fue capellán del Director Supremo del Estado, José Miguel Carrera y trabajó en la maestranza del ejército con el grado militar de teniente. A sus órdenes llegaron a trabajar hasta 700 hombres.

Dio vida en Chile,en 1811 a lo que en la actualidad son las Fábricas y Maestranzas del Ejército de Chile (FAMAE). En 1816 abandonó los hábitos, y al año siguiente participó en la campaña a Chile. Diseñó equipos especiales para transportar cañones a lomo de mula, aparejos de su invención para subir las laderas más escarpadas, y puentes colgantes transportables para hombres y mulas.

Pintura alegórica

Fray combatió en la batalla de Chacabuco y en la sorpresa de Cancha Rayada. Cuando San Martín intentaba levantar el ánimo de los militares vencidos, Beltrán los convenció de que tenía municiones de sobra. Era mentira, pero logró fabricar en unos días varias decenas de miles de municiones, con las que San Martín logró la victoria en la batalla de Maipú, que fue definitiva. Continuó el equipamiento del Ejército de los Andes, esta vez para la Campaña del Perú, en sus talleres en Valparaíso.

Una nueva maestranza instaló en Lima en 1821, y proveyó de armas a varias expediciones marítimas y terrestres. Trasladó sus talleres a Trujillo debido a la toma del puerto de El Callao por los realistas. Permaneció en su puesto hasta 1824, cuando fue reemplazado por los oficiales de Simón Bolívar. A órdenes de Antonio José de Sucre participó de la victoria definitiva de la causa americana, la batalla de Ayacucho.

En el año 1825 sufrió una severa crisis nerviosa a consecuencia de un altercado con Bolívar e intentó suicidarse.

Desesperado Fray Luis se encerró en su cuarto y empezó a alimentar con carbón un brasero a fin de intoxicar el aire y dejarse morir. Fue salvado por los dueños de la casa pero quedó desquiciado y suponiendo que Bolívar lo perseguía se ponía furioso. Cinco días anduvo vagando por las calles mientras los chicos le gritaban “el loco”. Fue recogido por una familia piadosa que lo ayudo a restablecerse y para agosto de 1824 lo embarcaron para Buenos Aires Para junio de 1825 se presentó ante el gobierno de Buenos Aires

Muerte

Murió el 8 de diciembre de 1827, en Buenos Aires, Argentina, donde pasó sus últimos años. Fue sepultado en esa ciudad vestido nuevamente de fraile pero con sus facultades mentales alteradas.

Monumento a Fray Beltrán

Fuentes