Saltar a: navegación, buscar

Manuel Deulofeu Lleonart

Manuel Deulofeu Lleonart
Información sobre la plantilla
Obispo de
IglesiaCristiana Reformada Metodista
Información personal
Nacimiento20 de noviembre de 1836
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento22 de enero de 1922
San Juan de los Yeras, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
CongregaciónIglesia Cristiana Reformada Metodista

Manuel Deulofeu Lleonart. Religioso e independentista cubano, amigo y colaborador de Martí, en los Estados Unidos. Autor de tres libros que relatan la vida íntima de Martí. Acompaño a Martí en sus más importantes discursos anticolonialistas en los Estados Unidos, en la recaudación de fondos para la lucha en Cuba, en el acopio de armas y municiones, en la atención de los emigrados cubanos que huyeron de Cuba a Florida y en la fundación del Partido Revolucionario Cubano.

Síntesis biográfica

Nació en La Habana, en el barrio de Cayo Hueso en la calle San Rafael entre la calle Oquendo y la calle Marqués González. Era un individuo de gran estatura, de complexión muy robusta, era muy grueso y caminaba con mucha dificultad.

Tenía temperamento pasivo, era muy ordenado, organizado y metódico. Tenía dos hijas, a las cuales educó con mucho sacrificio como padre y madre a la vez por su condición de viudo.

En su incesante estudio e interpretación de La Santa Biblia, citaba con preferencia a tres libros: Rut Cohabita, Job y Ester. Sus profetas predilectos eran Daniel, Juan el Evangelista e Isaías. Sus salmos favoritos eran el 23 y el 133.

Siempre tuvo un fino trato con todos y un carácter noble, y un firme e inquebrantable propósito de hacerle amable y bella la existencia a los demás.

Labor revolucionaria

Perseguido por las autoridades españolas por su intensa labor independentista, tuvo que partir hacia Cayo Hueso, donde arribó el 16 de diciembre de 1886. Tenía entonces 37 años de edad.

A su regreso a Cuba, fue designado para oficiar su rol como Ministro de la Iglesia Metodista, en la Iglesia de San Juan de los Yeras, el único lugar en Cuba donde primero se construyó la Iglesia metodista que la Católica. Aquí brindó su aporte espiritual por muchos años.

En Cayo Hueso, Estados Unidos, dedicó todas sus energías a luchar por la independencia de la patria considerando la independencia de Cuba y la abolición de la esclavitud, como los dos objetivos fundamentales. Se hizo Pastor Metodista y ejerció sus servicios en la comunidad con amor y devoción a la doctrina que profesaba. De ello José Martí dejó testimonio en el Periódico Patria, el 28 de mayo de 1892, con motivo de las honras fúnebres del emigrado revolucionario cubano Cayetano Soria.

Realizaba colectas para engrosar los fondos de la Revolución. También ayudaba a los hermanos que llegaban de Cuba, les proporcionaba abrigo y alimentación hasta tanto encontraran empleo y además, defendía sus derechos laborales en aquella sociedad que ellos desconocían.

Al año de estar viviendo en Cayo Hueso, constituyó la Sociedad de Instrucción y Recreo El Progreso. En aquel lugar se mantenía el espíritu de lucha de los emigrados y se recaudaban fondos para la Guerra de Independencia de Cuba.

En su casa, que era donde tenía la Iglesia, se le ofrecía un refugio seguro a los compatriotas llegados de la Isla y también se les daba ánimo a los que debían partir para la manigua insurrecta a vencer o morir. En aquella casa/templo se les suministraban medicinas, ropas, calzados, alimentos y armas a los futuros expedicionarios.

Sus ideales patrióticos fueron más allá del marco de la Iglesia Metodista a la que perteneció, pues buscaba la unión de todos por el ideal supremo de la libertad de Cuba. Una prueba de esta actitud fue la Convención General de los Ministros Evangélicos de todas las denominaciones de Cayo Hueso.

José Martí destacó las virtudes de Manuel Deulofeu Lleonart en un artículo titulado "En los talleres", que fue publicado en el Periódico Patria, el 7 de mayo de 1892 y señaló que Deulofeu hablaba "lleno de fuego criollo, con su alma rica de bondad…"

Acompaño a Martí en sus discursos y arengas anticolonialistas, en la recaudación de fondos para la lucha, en el acopio de armas y municiones para desembarcarlos en la isla, en la atención de los emigrados cubanos que huyen de Cuba a Florida y en la fundación del Partido Revolucionario Cubano.

Manuel Deulofeu es autor de tres libros que relatan la vida íntima de Martí.

Según Deulofeu, el Independentismo y el Abolicionismo fueron los dos objetivos fundamentales de la lucha en nuestra isla, pero para concretizar esos objetivos, el primer paso consistía en lograr la unidad entre todos los cubanos, tanto de los veteranos de la Guerra de los Diez Años , como de los revolucionarios más jóvenes, dispuestos a incorporarse en una nueva gesta libertadora.

Junto a Martí participó de sus dos discursos históricos: “Con todos y para el bien de todos” en noviembre de 1881 y “Los pinos nuevos” como muestra creciente de unidad entre los cubanos residentes en el exterior, con el objetivo de crear una agrupación que organizara y sirviera de vehículo idóneo a la preparación de una futura revolución.

Esa idea tomó cuerpo definitivo el 10 de abril de 1892, fecha en que se instituyó el Partido Revolucionario Cubano, como expresión de un sólido conocimiento de los errores históricos que provocaron la frustración de la Guerra de los Diez Años, y por eso era necesaria la dirección de un partido único.

Muerte

Falleció el 22 de enero de 1922 a los 85 años, en San Juan de los Yeras, lugar donde fue sepultado.

Pensamientos

Pensamiento filosófico

Según Juan de Dios Pérez Fernández, escritor, poeta, periodista y figura pública de San Juan de los Yeras, en su ensayo literario “Imágenes de mi Edén Natal” de 1951, Deulofeu mantenía una posición filosófica afín al pensamiento del filósofo francés, principalmente por la forma en que define al hombre como ser social que no puede vivir al margen de la sociedad y lo enmarca ante el reflejo de su conciencia.

Fue un enemigo acérrimo del escolasticismo del clero católico y luchó contra las decisiones de la Iglesia Católica en los asuntos de gobierno, contra la enseñanza memorística de las escuelas privadas católicas y contra las desigualdades sociales de raza y clase social. Era un típico librepensador, estudioso de los filósofos franceses Voltaire y Rousseau.

Pensamiento religioso

Con respecto a las lecturas bíblicas, mantuvo su inconformidad con algunos hechos que algunos clasifican como manifestaciones de racismo, como el caso de Cam, el hijo de Noé, que después de haberse mofado de su propio padre, resultó castigado por Dios tras ser enviado a África con la maldición de la tez oscura en la piel de sus descendientes.

Deulofeu que vivió muchos años en Key West, al sur de la Florida, conoció los desmanes del racismo sureño contra negros y latinos, por lo que siempre izó su propia bandera a favor de la igualdad, manifestando que ante los ojos de Cristo, los hombres tenían que estar exentos de desigualdades de raza, de clase y de origen.

Rechazó y combatió fuertemente al escolasticismo por su filosofía supeditada a la concepción religiosa del mundo, su base en las ideas filosóficas griegas de Platón y Aristóteles, y sus concepciones ajenas a la realidad materialista del mundo. Deulofeu defendió ardientemente al Reformismo protestante iniciado por Martín Lutero en Alemania por su posición antifeudal y anticatólica en la Europa de la primera mitad del Siglo XVI, con el objetivo de democratizar a la Iglesia Católica; colocando a la Iglesia bajo la dependencia del estado y facilitando un mayor acceso de las sociedades al desarrollo de las ciencias y la cultura.

Obra literaria

Su obra literaria, en parte publicada por una de sus hijas, cuenta con un extenso trabajo, en el que habla del ejercicio de la abogacía, por José Martí, en Cuba, tal vez el único que ha hablado de estas actividades del Apóstol, del cual fue amigo y colaborador en los Estados Unidos.

Fuentes

  • Pérez Fernández, Juan de Dios. “Imágenes de mi Edén Natal”, Imprenta “Amistad”, Santa Clara, 1951.
  • Pérez Fernández, Juan de Dios, Pérez Ruiz, Gervasio. “Anecdotario de San Juan de los Yeras”, Imprenta “Amistad”, Santa Clara, 1949.
  • Castillo Téllez, Calixto. La Iglesia Protestante en las Luchas por la Independencia de Cuba (1868-1898). Editorial Ciencias Sociales, Habana, 2003.
  • José Martí, Obras Completas Tomo 4
  • Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1975.