Maranhão (Brasil)

Maranhão (Brasil)
Información sobre la plantilla
Bandera de Maranhão
Bandera

Escudo de Maranhão
Escudo

Mapa Maranhao in Brazil.svg.png
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Brasil Brasil
Población 
 • Total6 714 314 hab.
GentilicioMarañense
Maranhao.jpg
Centro histórico de Maranhão (Brasil)

Maranhão. Estado de Brasil, situado en el litoral N del país, que cuenta con una extensión de 333.365,6 km² .

Ubicación

Localizado al O de la región nordeste, se encuentra en la faja de transición entre esta región y la del norte. Limita al N con el océano Atlántico, al S y SO con el estado de Tocantins, al E y SE con el de Piauí, y al O con los de Goiás y Pará.

Historia

Los primeros europeos descubridores de estas tierras fueron los hombres de Pinzón (españoles), que llegaron a ellas en 1500. El primer intento de asentamiento portugués se dio en 1534, por parte de João de Barros, pero la empresa no prosperó. En 1612 el francés Daniel de La Touche, señor de La Ravardière, desembarcó allí con quinientos hombres y fundó en la isla del Maranhão la ciudad de São Luís, nombre que le fue dado en homenaje al rey Luis XIII, que pretendía establecer la Francia del Equinoccio. La fundación fue bendecida por los capuchinos que le acompañaban, quienes fundaron el convento de San Francisco. Pero después de tres años, los franceses fueron expulsados por los portugueses, quienes finalmente impusieron su hegemonía en 1615. En 1621 fue instituido el estado de Maranhão y Grão-Pará, con el objeto de mejorar el dominio de la costa y las relaciones con la metrópoli. Muy pronto comenzó la tarea evangelizadora de los jesuitas, los cuales, en 1686 fueron expulsados temporalmente porque se oponían a la esclavitud de los indios. En 1641 la colonia fue invadida y saqueada por los holandeses; pero tres años después los portugueses retomaban el control de la misma, y consolidan definitivamente su dominio en la zona. En 1774, Maranhão se separó de Pará.

La región estuvo siempre sometida a la influencia directa de los portugueses, por lo cual, mientras todo Brasil declaraba su independencia de Portugal el 7 de septiembre de 1822, el territorio de Maranhão no lo hizo hasta el año siguiente, tras la intervención armada del almirante Cochrane, a iniciativa de Don Pedro I. En 1831 tuvo lugar el movimiento de la Setembrada, que exigía la expulsión de los portugueses y de los padres franciscanos de la región, y en 1838, el de la Balaiada, movimiento popular contra la aristocracia rural. La economía del estado había sido boyante durante el siglo XVII gracias a la producción de azúcar, clavo, canela y pimienta. En el siglo XVIII se introdujeron el arroz y al algodón, los cuales, junto con el azúcar, constituyeron la base económica durante el siglo XIX, gracias al trabajo de los esclavos. Con la abolición de la esclavitud, el 13 de mayo de 1888, el estado entró en un período de decadencia económica, del que solamente comenzó a recuperarse en las primeras décadas del siglo XX, con el comienzo de la industrialización, particularmente en el capítulo de los textiles. En la segunda mitad del siglo XX se dieron algunas innovaciones que ayudaron definitivamente al despegue económico del departamento, tales como: la construcción de la Central Hidroeléctrica “Boa Esperanza” (sobre el río Parnaíba), la construcción de las grandes carreteras y del ferrocarril hasta Carajas (Pará), y los proyectos de colonización a nivel estatal y federal.

Características

Medio físico

En su relieve se distinguen dos zonas: la planicie costanera y los planaltos del interior. En la planicie costanera predominan las formaciones arenosas y las grandes dunas. La línea del litoral, con 640 km de longitud, es muy recortada y accidentada, con bahías -como las de Turiaçu, Cumã, São Marcos, São José, Tutóia, Lençois y Mangunça-, numerosas islas -Trauíra, Campelo, Carrapatal, São Luís, Santana, dos Caranguejos, do Cajú, das Canarias-, en medio de pantanos, manglares, selvas y dunas. La zona del interior se compone de una serie de mesetas dispuestas en planicies escarpadas, que forman las sierras das Alpercatas, da Desordem, dos Penitentes y do Tiracambu. Al norte de esta última, en el noroeste de la entidad, se encuentra la denominada amazonia marañense, que se caracteriza por la vegetación de selva y su clima tropical.

La mayoría de los ríos que bañan el estado de Maranhão pertenecen a la cuenca del norte y del nordeste del estado; los principales son: el Parnaíba, que separa los estados de Maranhão y Piauí; el Itapecuru, que fertiliza buena parte del norte del estado; el Meraim, importante por su navegabilidad, y por que en él se da el fenómeno de las pororocas (el brusco y violento levantamiento de las aguas del río en forma de olas al chocar con las olas del mar); el Pindoré y el Gurupi, que forman parte del límite de Maranhão y Pará; el Tocantins y el Manoel Alves Grande, que fluyen al sur y suroeste, y marcan gran parte de la frontera con el estado de Tocantins; el Anil y el Bacanga, que bañan la ciudad de São Luís, y forman en su desembocadura el puerto del mismo nombre.

Esta gran cantidad de ríos ya está indicando que el estado de Maranhão es el mejor dotado de agua de todos los estados que conforman la región del nordeste. Su vegetación es muy variada: al oeste predomina la floresta ecuatorial, con abundancia de castaños, siringueira, juçara, piquiá-do-pará, cumarú, murumuru; hacia el nordeste se extiende el bosque de transición con abundancia de palmeras, como la babaçu, tucum, marajaíba. En las zonas del nacimiento de los ríos Mearím e Itapecuru, así como en los cursos altos de los ríos das Balsas y Parnaíba, está presente la vegetación de cerrado; el manglar se concentra en la franja costera desde la frontera con Pará hasta la bahía de São Marcos; por último, la vegetación de caatinga predomina en algunas regiones colindantes con Piauí. Predomina el clima tropical húmedo, con temperaturas medias entre los 26-28 ºC, suavizadas por fuertes y frecuentes vientos conocidos con el nombre de ventos gerais. El régimen de precipitaciones es muy intenso, especialmente de enero a abril, aunque son frecuentes durante todo el año los cortos pero intensos chaparrones. Los lugares de más alta pluviosidad son: São Luís (2.083 mm), Turiaçu (2.184 mm), São Bento (1.887 mm).

Desarrollo económico

La economía del estado de Maranhão se basa en la extracción de palmeras, en la agricultura y en la industria. La extracción de palmeras constituye tradicionalmente una actividad tan significativa que al estado se le conoce como “tierra de las palmeras”. Entre las especies autóctonas, la más beneficiosa desde el punto de vista económico, es la babaçu (Orbygania mariana), que constituye un medio de subsistencia de muchas familias, ya que proporciona frutos, aceite para cocinar, jabón, carbón, fibra para cuerdas y madera y paja para construir las casas. Otras palmas comerciales son la carnauba (Copernicia cerifera), buriti (Mauritia flexuosa), juçara y bacaba. Los principales productos agrarios son: arroz (introducido en la década de 1950 en los valles de los ríos Mearim, Pindaré y en la zona preamazónica), mandioca, millo, soja, fríjol. Su cabaña consta de ganado bovino (cuatro millones de cabezas), porcinos (cuatro millones), caprino (500.000), caballar (287.000) y avícola. También se ha incrementado la cría de búfalos, con vistas a la exportación básicamente. Aunque existen grandes posibilidades de pesca, por lo general se desarrolla en forma artesanal, aunque en el norte se ejerce la pesca industrial con destino a la exportación. La minería está representada principalmente por la explotación de materiales calcáreos. Las principales industrias tienen que ver con la transformación del aluminio y de la alúmina, la industria alimenticia y la explotación maderera. En la capital, Caxías y Codó, existen fábricas de textiles.

En el campo de las comunicaciones, Maranhão cuenta con una red de carreteras de 52.207 km, de los cuales sólo el 8% está asfaltado. La red ferroviaria dispone de 1.363 km, repartidos en dos grandes líneas: la São Luís-Carajás (en el estado de Pará), y la de São Luís-Teresinha (estado de Piauí). Para los transportes marítimos cuenta con el puerto de Itaqui, los terminales portuarios de Ponta da Madeira y de ALUMAR, el terminal de pesca industrial de Porto Grande y el terminal de ferry-boat de Ponta da Esperança. Además dispone de aeropuertos en São Luís, Imperatriz, Grajaú, Balsas, Barra do Corda, Barreirinhas y Codó.

Atractivos turísticos

Maranhão cuenta con varios lugares muy atractivos por sus playas, muchas de las cuales todavía no han sido descubiertas pro el gran turismo. Algunas de ellas son las playas de Ponta de Areia, Calhau, Olho d’Agua, Aracagí, en São Luís. En Alcântara se encuentran las playas de Perus (30 km al norte de la población), Tapireí (a 10 km), Atatinga (a tres km) y Baronesa, próxima a la ciudad; también es de mencionar la Ilha do Livramento, a quince minutos de Alcântara en barco. Asimismo, es posible hacer excursiones en barco bordeando la costa para visitar playas vírgenes más alejadas, o disfrutar del paisaje de sus costas acantiladas entre bahías, ensenadas, islotes, parajes habitados solamente por una variada fauna marina.

El municipio de Carolina, localizado a 850 km al sur de São Luís, en la margen derecha del río Tocantins, llama la atención por las formaciones geológicas que allí se encuentran, por los ríos que corren por debajo de grandes rocas, por sus cascadas y torrenteras y por sus grutas e inscripciones prehistóricas sobre rocas.

Son de mencionar también la Ilha dos Lençois dentro del parque del mismo nombre, habitada únicamente por pescadores, y la Ilha do Cajú, en pleno delta del río Parnaíba. Este delta está conformado por más de ochenta islas, en un área de 2.700 km², en medio de un paraje cubierto de vegetación tropical y de manglares.

Desarrollo social

Fiestas y folclore

Algunos de las fiestas populares y folclóricas de Maranhão son el Bumba-meu-boi, la más importante de las fiestas populares, y las folias-do-Divino, los reisados y las lapinhas.

En el folclore del estado se incluyen varios mitos y leyendas, entre los cuales uno de los más conocidos es el Milagro de Nossa Senhora, que relata la siguiente historia: durante la batalla que los portugueses sostuvieron contra los franceses, en 1615, aquéllos se encontraban en desventaja, con escasez de municiones. Entonces una mujer apareció en el cielo envuelta en un aura resplandeciente, haciendo que del lado de los portugueses la arena se convirtiera en pólvora y las piedras en proyectiles. Acabada la guerra, la mujer se convirtió en Nossa Senhora da Vitoria, patrona de São Luís.

La leyenda del carruagem de Ana Jansen: según la tradición, esta mujer, conocida por los esclavos como Donana, era muy rica y de gran influencia maligna entre los hombres. Los más pusilánimes cuentan que por las noches, su alma vaga por los caminos a la caza de almas descarriadas. Otros hablan del “jeep fantasmal”, o de luces misteriosas que aparecen sobre las dunas de la región de Barreirinhas. La leyenda de la Serpiente: en el laberinto de túneles subterráneos que -supuestamente- conectan iglesias y monasterios de la ciudad de São Luís, vivía, y aún vive una enorme serpiente que no deja de crecer. En el momento en que la serpiente se muerda la cola, la isla se hundirá para siempre. (Una variación de la leyenda habla del toro encantado, que no es otro que el rey D. Sebastião. Cuando se deshaga el encanto, el rey resurgirá de la Praia dos Lençois, habrá un gran maremoto, y la ciudad se hundirá irremisiblemente.

En la Ilha do Cajú se sigue buscando la “fuente de la juventud”. Por otra parte, todo el delta del Parnaíba es tierra misteriosa, donde aparecen luces que persiguen a los ganaderos, la cabeça de cuia (“cabeza de calabaza), o el pé de garrafa (ser invisible que deja en las arenas su única huella en forma de “pie de botella”).

Centros e instituciones culturales

En el estado funcionan los siguientes centros de educación superior, todos en São Luís.

  • Universidade Estadual do Maranhão.
  • Centro de Ensino Unificado do Maranhão (CEUMA).
  • Faculdade de teologia da Assembléia de Deus.
  • Faculdade Teológica Batista do Brasil. Seminário Maior (FATEBB).

Otras instituciones culturales dignas de reseñar son:

  • Centro Cultural Popular Domingos Vieira: colección de artesanías.
  • Museu do Negro: en el antiguo mercado de esclavos.
  • Museu Histórico e Artístico: arte religiosos de los siglos XVII y XVIII.
  • Museo de arte colonial de Alcântara.

Monumentos históricos

El patrimonio histórico cultural de Maranhão se encuentra principalmente en las siguientes ciudades:

  • São Luís: la capital, guarda en su casco histórico uno de los más sugestivos conjuntos coloniales de Brasil, en los que hay que destacar su decoración de azulejos por su cantidad y por su finura. Por ello, recientemente ha sido declarada por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad. Entre sus edificios sobresalen: el Palacio La Ravardiere, la Prefeitura; Palácio dos Leões, de estilo georgiano tropical; Praça de Portugal, y Mercado da Praia Grande, ejemplos de decoración con azulejos.
  • Alcântara: ciudad situada a 22 km de la capital, en la margen opuesta de la bahía de São Luís, ciudad histórica que guarda en sus ruinas y caserones el recuerdo de una época (hasta mediados del siglo XIX), en que fue el centro social y comercial de Maranhão. Por la riqueza de su arquitectura, fue declarada Patrimonio Histórico Nacional. Entre sus monumentos (aunque casi todos en ruinas) destacan el Palacio de la Prefeitura e Cãmara Municipal, y las iglesias de Nossa Senhora do Carmo (con un hermoso altar barroco) y del Desterro.
  • Paço do Lumiar: fundada en 1625 por los jesuitas, es considerada la más antigua población de Maranhão.

Fuente