Saltar a: navegación, buscar

Mario Monti

Mario Monti
Información sobre la plantilla
Mario-monti.jpg
Escudo de la República Italiana
Presidente del Concilio de Ministros de Italia
17 de noviembre de 2011 - 2013
PresidenteGiorgio Napolitano
PredecesorSilvio Berlusconi
SucesorEnrico Letta
Bandera de la Unión Europea
Comisario de Competitividad de la Unión Europea
1999 - 2004
SucesorFranco Frattini
Datos Personales
Nacimiento19 de marzo de 1943
Varese, Bandera de Italia Italia
OcupaciónEconomista y político
Conocido porIl Profesore
Creencias religiosasCatólico

Mario Monti. Economista italiano y político italiano que desde noviembre de 2011 ocupa el puesto de Primer Ministro italiano y además ministro de economía y finanzas luego de la polémica renuncia de Silvio Berlusconi como consecuencia de la crisis económica que vive ese país y toda la zona euro.

Síntesis biográfica

Nació el 19 de marzo de 1943 en Varese (Lombardía), en el seno de una familia de clase media, segundo hijo del director de una sucursal bancaria de Milán.

Estudios

Estudió el bachillerato con los jesuitas milaneses. Cursó economía y administración de empresas en la Universidad Bocconi, de la capital lombarda, en la que se licenció en 1965, y amplió estudios en la Universidad de Yale (Estados Unidos).

Su carrera académica comenzó en 1965 como profesor ayudante en la Universidad Bocconi. En 1969 obtuvo la cátedra de economía en la Universidad de Trento, y al año siguiente se trasladó a la de Turín, en la que enseñó hasta 1979.

Su currículo se cerró en la Universidad Bocconi, de la que fue sucesivamente profesor de teoría monetaria, director del Instituto de Economía Política, rector (1989-1994) y presidente (1994), cargo en el que sucedió al político liberal Giovanni Spadolini.

Trayectoria política y económica

Ejerció como asesor de numerosas empresas y perteneció a los consejos de administración de Fiat y de la aseguradora Generali.

También participó en varias comisiones gubernativas y parlamentarias sobre el sistema crediticio, la defensa del ahorro y la deuda pública (1981-1989). Al mismo tiempo, ganó notoriedad como columnista del diario Corriere della Sera (1978-1994), propiedad de la familia Agnelli, y como colaborador de varias publicaciones especializadas.

Respetado en su país, pero sin afiliación y sin experiencia política, aunque considerado un liberal moderado, propuesto por el gobierno de Silvio Berlusconi, el 29 de octubre de 1994 fue designado segundo comisario italiano, encargado del Mercado Interno y los Servicios Financieros de la Comisión Europea presidida por el luxemburgués Jacques Santer.

Ese cargo, sin mucho relieve, incompatible con cualquier otro en la empresa privada, le permitió familiarizarse con los mecanismos comunitarios y granjearse el respeto institucional por su lucha implacable contra los paraísos fiscales. El éxito de su gestión le valió la confianza del nuevo gobierno italiano de centroizquierda, que lo apoyó para seguir en Bruselas.

Primer ministro de Italia

Para recuperar la credibilidad perdida, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, impuso a los partidos la designación de Monti como primer ministro, tras la caída del gobierno de Silvio Berlusconi. Monti formó un Gabinete que no incluye a los partidos pero que fía en ellos, con su imprescindible respaldo parlamentario, un mandato que busca agotar la legislatura en 2013. Ese año, Italia, es lo que se le exige desde Bruselas, tendrá que reducir el déficit público a cero, aprobar unos presupuestos equilibrados y manejarse con un monto de deuda pública sustancialmente inferior al agobiante 120% actual. Para cumplir estos objetivos, el gobernante, que lleva también la cartera de Economía, ha anunciado unos "sacrificios" adicionales a los ya requeridos por el duro paquete de ajuste aprobado por el Parlamento justo antes de la partida de su antecesor Berlusconi.

Los fuertes recortes en el sector público, las alzas tributarias, el copago sanitario, la reforma de las pensiones y el abaratamiento del despido son las claves de un plan de austeridad y reforma estructural destinado a alejar el fantasma de la bancarrota y el rescate, entrevisto por el propio Monti, aunque el cambio de Ejecutivo no se tradujo de inmediato en un relajo del asedio de los compradores de deuda: hasta últimos de mes, el riesgo país siguió en torno a los 500 puntos y la rentabilidad de los bonos por encima del 7%, unos valores insostenibles a corto-medio plazo, más porque Italia se encamina a una segunda recesión. Sin nada que perder en términos electorales, Monti buscará cumplir lo que se le demanda desde la UE y el FMI, a sabiendas -y el peso de esta responsabilidad debe resultar abrumador- de que si Italia cae, el euro cae.

Obras

Autor de varios estudios universitarios de su especialidad, entre los que destacan:

  • Problemas de economía monetaria (1969)
  • El sistema crediticio financiero italiano (1982)
  • Autonomía del Banco Central (1991)

Es miembro del Macroeconomic Policy Group, del Centre for European Policy Studies, del Aspen Institute y de la Société Universitaire Européenne de Recherches Financières (SUERF).

Fuentes