Saltar a: navegación, buscar

Maurice Maeterlinck

Maurice Maeterlinck
Información sobre la plantilla
33 mau.gif
Maurice Maeterlinck, escritor belga.
NombreMaurice Maeterlinck
Nacimiento(29 de agosto de 1862
Gante, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento5 de mayo de 1949
Orlamonde, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Alma materUniversidad de Gante
PremiosPremio NobelPremio Nobel de Literatura 1911

Maurice Maeterlinck 29 de agosto de 1862 5 de mayo de 1949). Escritor belga de expresión francesa, que perteneció al movimiento simbolista.

Síntesis biográfica

Familia

Miembro de una vieja familia flamenca, se educó en un colegio de jesuitas. Su padre era un rico rentista que dedicaba su ocio a la apicultura y horticultura. Esta influencia paterna se hará sentir en el amor por la naturaleza. La naturaleza y la poesía ocuparon un lugar importante en su adolescencia y más tarde lo llevaron a renunciar a la profesión de abogado para consagrarse a la literatura.

Estudios

Inició sus estudios en un colegio de Jesuitas y estudió leyes en la Universidad de Gante.

Su obra

En 1885 publica sus primeros poemas de inspiración parnasiana en la revista literaria y artística: Jeune Belgique. En 1896, al terminar estudios de Leyes, se trasladó a Paris, abandonó el ejercicio profesional y se dedicó desde entonces al ejercicio literario. Convencido de que en la escuela simbolista estaba el futuro de la poesía, se adhirió al grupo y publicó en 1889 "Invernaderos cálidos". Sus piezas teatrales siguientes, Los ciegos (1890), Les Sept Princesses (1891), pero sobre todo La intrusa (1890) y Pelleas y Melisande (1892), lo convirtieron en el mayor representante del simbolismo en la escena. Continuó escribiendo dramas, entre ellos Interior (1894), Ariadna y Barba Azul (1902), y publicó poemas líricos como Douze chansons (1896). En 1901 publica “La vie des abeilles”, que junto con otros libros como “La vida de las termitas “(1927) y “La vida de las Hormigas “(1930) hacen un escritor mundialmente conocido. Al estudiar el mundo de los insectos, llega a la conclusión de su analogía con nuestra estructura social humana. Lo invisible, lo infinito, lo desconocido son temas recurrentes en su obra. Durante este período, estudió a Jan van Ruysbroeck, F. Novalis y Ralph Waldo Emerson, lo que propició en él una inclinación al pesimismo y a la aceptación del dolor, de lo que se consoló con la contemplación de la naturaleza. De allí los libros sobre el destino humano que escribió a partir de 1896: Le Trésor des humbles (1896), La Sagesse et la Destinée (1898). En su teatro se reflejaron tendencias análogas, sobre todo en Sor Beatriz (1900), Monna Vanna (1902) y, más abiertamente, en El pájaro azul (1909). Obras de teatro y prosa tan importantes como "El pájaro azul", "La princesa Malena" en 1889, "Peleas y Melisanda" en 1892, "El tesoro de los humildes" en 1896, "La vida de las abejas" y "La inteligencia de las flores" en 1907, lo hicieron merecedor del Premio Nobel en 1911. En 1932 el rey de Bélgica le nombró Conde y en 1937 ingresó a la Academia de Ciencias Morales y Políticas de Francia. Viajó luego a Estados Unidos donde fue profesor de literatura por varios años. De regreso a Europa después de la Segunda Guerra Mundial, se radicó en Niza, donde falleció en 1949

Frases

A veces no nos dan a escoger entre las lágrimas y la risa, sino sólo entre las lágrimas, y entonces hay que saberse decidir por las más hermosas.
La desesperanza está fundada en lo que sabemos, que es nada, y la esperanza sobre lo que ignoramos, que es todo.
El dolor es el alimento esencial del amor; cualquier amor que no se haya nutrido de un poco de dolor puro, muere.
El primero de nuestros deberes es poner en claro cuál es nuestra idea del deber.
Aprendamos a esperar siempre sin esperanza; es el secreto del heroísmo.
Lo mejor de los viaje es lo de antes y lo de después.
Cuando uno dice que sabe lo que es la felicidad, se puede suponer que la ha perdido.

Fuente