Saltar a: navegación, buscar

Meridiano

Meridiano
Información sobre la plantilla
Concepto:Es vocablo que emana del latín, y más exactamente del vocablo “meridianus”. Este es fruto de la suma de dos palabras latinas: “meridies”, que puede traducirse como “mediodía” y que a su vez está compuesto de “medius”, que es sinónimo de “medio”, y “dies”, que es equivalente a “día”.

Es vocablo que emana del latín, y más exactamente del vocablo “meridianus”. Este es fruto de la suma de dos palabras latinas: “meridies”, que puede traducirse como “mediodía” y que a su vez está compuesto de “medius”, que es sinónimo de “medio”, y “dies”, que es equivalente a “día”.

Etimología

Meridiano es un término que, de acuerdo a la Real Academia Española (RAE), refiere a lo perteneciente o relativo a la hora del mediodía. Por extensión, el concepto se utiliza como adjetivo para nombrar a algo que resulta muy luminoso o clarísimo. Los meridianos, por otra parte, son los círculos máximos de la esfera terrestre que pasan por los polos. Puede decirse que los meridianos son líneas imaginarias, que se utilizan para fijar el horario.

El meridiano base a partir del cual se miden las longitudes es el meridiano de Greenwich. Esta circunferencia imaginaria que une los polos para por el antiguo observatorio astronómico de la ciudad inglesa de Greenwich y fue adoptado como referencia en 1884.

De norte a sur, el meridiano de Greenwich atraviesa Reino Unido, Francia, España, Argelia, Malí, Burkina Faso, Togo y Ghana.

Es interesante resaltar que actualmente uno de los mayores atractivos turísticos de esta ciudad inglesa es el Real Observatorio de Astronomía, que data de la segunda mitad del siglo XVII. Así, muchos son los visitantes que se animan a conocerlo en profundidad y que quedan maravillados con las exposiciones que incluye en su interior tanto de cronómetros como de todo tipo de herramientas de navegación. Por supuesto, sin olvidar tampoco que dispone de interesantes artefactos de relojería y de observación de las estrellas y planetas.

El meridiano que pasa por el punto en el que se ubica un observador recibe el nombre de meridiano local. Este meridiano puede dividirse en dos semi-circunferencias por el eje de rotación de la Tierra: el meridiano superior (PM) y el meridiano inferior (AM). El tiempo solar es la medida de tiempo que se basa en el movimiento aparente del sol sobre el horizonte. Cuando el sol pasa por el meridiano, alcanza su punto más alto en el cielo y se establece el mediodía.

Todo ello sin pasar por alto que en el ámbito de la astronomía está lo que se conoce como anteojo meridiano, que es aquel que se emplea para poder observar los astros y que se coloca sobre un eje horizontal.

Meridiano del lugar

Por acuerdo tomado en una conferencia internacional celebrada en 1884 en Washington y auspiciada por el entonces presidente de los Estados Unidos, a la que asistieron delegados de 25 países, el "meridiano de referencia", a partir del cual se miden las longitudes, es decir, el que se considera el "meridiano 0°", es el meridiano de Greenwich, llamado así porque pasa por el antiguo observatorio astronómico de Greenwich (que, en esa época, era un suburbio de Londres).

El meridiano del lugar, también llamado meridiano local o simplemente meridiano, es aquel meridiano que pasa por el punto en el que se sitúa el observador. El término "meridiano" viene del latín meridies, que significa "mediodía"; el sol atraviesa un meridiano determinado a la mitad de camino entre el orto y el ocaso en dicho meridiano.

A partir del meridiano de Greenwich se establecieron los husos horarios. A partir del grado 0 y hacia el este aumentará la hora, y hacia el oeste, disminuirá la hora. El meridiano de Greenwich sirve además para conocer la longitud de un punto cualquiera sobre la superficie terrestre, es decir, la distancia que existe entre un punto cualquiera y el meridiano de Greenwich. De esta manera se tiene longitud este si se mueve hacia la derecha y longitud oeste si se desplaza hacia la izquierda.

Fijación de las horas

El meridiano se utiliza para fijar la hora. La hora solar es diferente para cada meridiano. Esto se debe a la rotación de la Tierra. En el momento en que un obrero de Madrid se prepara para la comida del mediodía, el de Moscú ya ha comenzado el trabajo de la tarde, y el de Pekín ha terminado su jornada laboral. Al mismo tiempo, en Nueva York comienza la gran afluencia matutina hacia las oficinas y las fábricas, mientras que en San Francisco la gente aún está durmiendo.

Se tomó al meridiano de Greenwich como lugar para la hora de referencia y al antimeridiano como lugar de cambio de día. De esta manera, los husos horarios ubicados al oeste y al revés, los del este, tendrán una hora más por cada huso horario.

Fuente