Saltar a: navegación, buscar

Mileto

Este artículo trata sobre Mileto: Antigua ciudad griega. Para otros usos de este término, véase Mileto (desambiguación).


Mileto
Información sobre la plantilla
Ciudad - Imperio Mileto
Ciudad - Imperio Mileto
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Turquía Turquía
Mileto.jpg
Ciudad de Mileto

Mileto. Antigua ciudad griega de Jonia, en la costa occidental de Anatolia, cerca de la desembocadura del río Meandro en la antigua Caria, costa oeste de Asia Menor, parte de la actual Turquía, y la más próspera de las doce ciudades de la confederación jónica.

Tenía uno de los teatros más grandes de Asia con capacidad para más de 15 000 espectadores, y fue el origen del pensamiento filosófico debido a sus contactos pacíficos con ciudades orientales de otras culturas. Saqueada e incendiada en diversas ocasiones llegó a su máximo esplendor hacia los siglos VI y V a. C., coincidiendo con el origen del pensamiento y la Filosofía.

Mileto era la mayor ciudad griega de Asia Menor, no sólo en cuanto al número de colonias fundadas, sino también por su contribución a la filosofía griega. Los tres primeros grandes filósofos de la naturaleza, Tales, Anaximandro y Anaxímenes, vivieron aquí en el último siglo del período arcaico. Actualmente sus ruinas constituyen una importante atracción turística.

Historia

Mileto, es una una de las ciudades más antiguas y con una larga historia, que pierde sus orígenes en el tiempo. Dominada por la influencia de muchas culturas y gobernantes, menos popular para los turistas que la cercana ciudad de Éfeso, Mileto posee también importantes lugares históricos al igual que muchos otros lugares de la costa egea de Anatolia, al oeste de Turquía.

Mileto es la ciudad fortificada por excelencia, edificada gracias al durísimo granito del Monte Olimpo. La gran muralla que la protege ha sido llamada, desde siempre por sus habitantes La Muralla Eterna.

La ciudad antigua consta de múltiples Templos, cuatro Palacios, tres centros sociales (un Teatro, un Estadio y una Academia), dos mercados, un enorme Puerto y un Senado Arcano (donde los más ancianos deciden el futuro de la ciudad y dictan las normas).

Se sabe que ya existía en el siglo XVI a.C., en plena Edad del Bronce, alrededor del año 1000 a.C.. En esa época los griegos jónicos se expandieron hacia Asia Menor y fueron precisamente ellos quienes fundaron Mileto a finales del segundo milenio a.C. viviendo así, Mileto, su primer periodo de riqueza e importancia. A comienzos del siglo 700 a.C. Mileto era la ciudad griega más importante.

Las cerámicas micénicas encontradas en las excavaciones confirman la teoría de que esta fue una de las ciudades de los Pueblos del Mar, aunque Homero contradiga esta hipó­tesis al afirmar que los fundadores de la ciudad fueron los carios.

Su ubicación cercana a la desembocadura del río Meandro, que nace en el Monte Olimpo, y llega hasta el pequeño y fértil mar Egeo de la Bahía negra, le permitió desarrollar un extenso comercio dado a que contaba con cuatro puertos. Fue famosa además por su producción textil, especialmente de ropa de lana.

Sus habitantes fundaron varias colonias en el norte, principalmente en el Helesponto (Dardanelos), en Propóntide (Mar de Mármara) y en el Ponto Euximo (mar Negro). La flota mercante de Mileto navegó a todos los puntos del mar Mediterráneo, incluso llegó al océano Atlántico.

El rey Creso de Lidia la puso bajo su dominio a mediados del siglo VI a.C. y pasó a estar bajo el dominio persa cuando Ciro I de Persia derrotó a Creso en la Batalla del río Halis en el año 547 a.C..

Durante el Imperio Bizantino, Mileto se convirtió en residencia de arzobispos. Los turcos selyúcidas se asentaron en la ciudad en el siglo XII a.C. y usaron a Mileto como puerto para comerciar con Venecia. Los otomanos también utilizaron la ciudad como puerto mientras gobernaron en Anatolia pero al sedimentarse el puerto la ciudad fue abandonada.

En las guerras

Fue una de las ciudades involucradas en la guerra letantina que tuvo lugar en el siglo VIII a.C. En el año 546 a.C. la costa de Jonia fue conquistada por el Imperio Persa. Cuando Síbaris, quien mantenia estrechas relaciones con Mileto, se hundió a causa de los celos de la ciudad de al lado, Crotone, al parecer los miletos se pelearon en señal de duelo. Ciro I de Persia derrotó a Creso de Lidia en la batalla del río Halys y Mileto calló bajo gobierno Persa. La primera medida tomada por los persas fue recuperar Chipre.

Mileto encabezó la revuelta griega contra el poder persa en la costa este del mar Egeo entre los años 499 y 494 a.C. Como consecuencia fue derrotada y destruida por Dario I. Fue luego recostruida pero nunca llego a recuperar el esplendor de antaño.

El tirano de Mileto, Aristágoras, preparó una expecidión contra la isla de Naxos convenciendo al sátrapa persa de Sardes, Artafernes para que le acompañara en la empresa, sin embargo esta fracasó, ante el temor de Aristágoras de que el gran rey le pidiera cuentas vió su salvación en la revuelta jónica, acaudillada por él propio Aristágora mientras que Histieo, su suegro, retenido en Persia le instigaba a ello. Atenas envió una pequeña fuerza que evitó enfrentarse directamente con la flota persa y como no tenía la ayuda de esparta, la revuelta fue facilmente sofocada, Mileto incendiada y sus habitantes llevados a la región del curso interior del río Tigris.

Mileto volvió a ser destruida en 479 a.C. por Jerjes tras ser derrotado por los griegos en la batalla de Salamina. Pero al cabo de cinco años los milesios habían reconstruido su ciudad, y esta vez la erigieron conforme a un plano rectangular cuadriculado en dirección norte-sur, en una península alargada y estrecha con dos brazos de mar en su cara occidental. El más meridional de los dos recibe el nombre de puerto del teatro, y el septentrional el de puerto del león. Este último era el puerto principal de la ciudad antigua. Mileto entró en conflicto con la isla de Samos, en el año 440 a.C., disputándose la posesión de la ciudad de Priene. Samos se había sublevado el año anterior contra la Confederación de Delos, regida por los atenienses, quienes se pusieron de parte de Mileto. Mileto cayó en manos de los espartanos en la primavera del 412 a.C. Mientras que en el año 408 a.C. Tisafernes fue sustituido por Ciro el Joven desatándose una guerra entre ambos en la que estuvo en juego la ciudad de Mileto.

La ciudad fue destruida por los persas, pero gracias a la victoria de Alejandro Magno sobre estos, en el año 334 a.C., fue liberada del dominio persa, floreció de nuevo con la restauración de la libertad en Mileto convirtiéndola en una de las provincias romanas más importantes del Asia Menor. Sin embargo, a los largo de los siglos, sus puertos fueron perdiendo importancia, y el comercio marítimo desapareció de Mileto. Poseía además, uno de los teatros más grandes de Asia, con capacidad para 15 000 expertadores, reconstruido en varias oportunidades.

Mitología

Según la mitología griega, se dice que fue fundada por un héroe llamado Mileto, que se vió precisado a huir a Creta para evitar ser forzado a convertirse en erómeno del rey Minos. Estos mitos relatan que fue este héroe quien fundó la ciudad después del asesinato de un gigante al que llamaban Asterión, hijo de Anax. [1]

Mientras tanto Homero refiere en su obra La Ilíada, que en la época de la Guerra de Troya, Mileto fue una ciudad Caria e intervino en esta guerra y sus habitantes estaban gobernados por Nastes.

En las ciencias

Durante el periodo griego, Mileto fue la cuna de científicos y filósofos, como Tales de Mileto, Anaximandro y Anaxímedes. El trazado de la ciudad, elaborado por Hippodamos, fue una gran sensación en el momento, y se convirtió en el plan de todas las ciudades romanas.

Geografía

Costas del mar Egeo‎

La ciudad antigua se encontraba localizada a la desembocadura del río Meandro que derrama sus aguas en el mar Egeo, en la costa oeste del Asia Menor, y poseía cuatro puertos que en la era cristiana fueron anegándose por los sedimentos del río Meandro, lo cual causó la decadencia económica de la ciudad.

El comercio marítimo le trajo el poder y la riqueza a Mileto convirtiéndola en la ciudad más grande y más rica de las doce ciudades jónicas de la costa del Mar Egeo.

Colonias fundadas

Mileto fundó unas 90 colonias, sobre todo sobre el Mar Negro, algunas de ellas fueron:

  • Abidos
  • Amisos
  • Berezan
  • Cepi
  • Colona' Escepsis
  • Fasis
  • Istria
  • Limnas
  • Miletopolis
  • Odeso
  • Olbia Póntica
  • Paesos
  • Panticapeo
  • Priapo
  • Proconeso
  • Sinope
  • Teodosia
  • Tieo
  • Tiras
  • Tomis

Cultura

Cuenta con un impresionante y bien conservado teatro conocido como el Teatro de Mileto, que se encuentra frente al puerto del teatro, en el lado occidental de la península de Tilea. Originalmente fue erigido en el siglo IV a.C., y tenía cabida para 5 300 espectadores, pero fue ampliado durante los períodos helenístico y romano y finalmente alcanzó la capacidad de 15 000 espectadores en sus asientos en forma de gradas. Esta impresionante construcción tiene un alto grado de conservación en lugares como el palco imperial y las galerías subterráneas, así como sus gradas si se tiene en cuenta que reconstruído en el siglo II d.C.

Teatro de Mileto

Frente al teatro, en el lado sur del puerto, se encuentra el gimnasio, y lindante con su esquina suroeste el agora occidental. El estadio fue erigido hacia el año 150 a.C. y reconstruido en tiempos romanos. El agora occidental, la plaza pública de construcción más reciente de las tres de la ciudad, data del mismo período. Al sur de este agora se encuentran los restos de uno de los monumentos más antiguos que se conservan en Mileto, el templo de Atenea, de orden jónico, fechado en la primera mitad del siglo V a.C.

Cuenta además con la Mezquita de Ílyas Bey situada junto a las Termas de Faustina, fue levantada en el siglo XV, con todas las características de la temprana época otomana. Lo que más llama la atención de este templo son los relieves de las piedras talladas.

Arquitectura

En Mileto se puede disfrutar del Teatro, de las Termas de Faustina, de los Almacenes de Trigo, la Puerta del Ágora, la Cámara del Concejo, el Gimnasio, el Monumento del Puerto y su entrada, la Puerta de los Leones y el Santuario Delfineo. Además existe un pequeño museo con restos encontrados por todo el yacimiento.

En el lado este de la península de Tilea, desde un punto al este del puerto del teatro hasta el extremo sur del puerto del león, se hallaba el centro cívico de Mileto helenístico y romano. El mayor y más meridional de los monumentos de este complejo es una enorme plaza columnada de 164 x 196 m conocida como el agora sur cuya entrada principal estaba en su lado occidental. Las stoas dóricas que bordeaban la plaza fueron erigidas en el siglo II a.C; las del este y sur albergaban tiendas y comercios que podían abrirse tanto al agora como a las calles del mercado circundante.

Al crece de la gran puerta de la plaza se encuentra, a la derecha, una stoa larga y estrecha que se extiende hacia el norte paralela al lado occidental de la plaza con un alongitud de 13.4 x 163 m erigida en el siglo II a.C. como zona de almacenes para el mercado adyacente. Al sur de esta stoa se encuentra el Templo de Serapis de forma basilical, con una nave central y dos laterales; estas son definidas por dos filas de cinco columnas, mientras que cuenta con otras cuatro en la fachada.

Muy cerca del templo, en dirección oeste, se localizan las enormes y bien conservadas termas de Faustina, esposa de Marco Aurelio, único edificio de Mileto que no se ajusta al plano hipodámico, dado a que sus ejes forman un ángulo aproximado de 45° con la cuadrícula rectangular del resto de la ciudad.

La mayoría de los edificios del centro cívico se hallan al norte del agora, cuyos propileos se encontraban en el extremo oriental de la stoa norte. La monumental puerta se abría a una plaza de cuyo lado izquierdo partía una gran vía procesional, que durante los períodos helenístico y romano, fue la avenida principal de Mileto, en la que se localizaban algunos de los edificios públicos más importantes de la ciudad.

La catedral de la Mileto cristiana, a principios de periodo bizantino, se erigía a la derecha de los propileos, aún se aprecian los restos de una basília que data del siglo V d.C. con un propileo romano unos dos siglos anterior al resto del edificio.

Durante el período175-164 a.C fue erigido a la izquierda de los propileos del ágora el bouleuterion, desde la plaza se atraviesa otro propileo que da a un patio columnado y a continuación está la sala del consejo. Contiguo a esta sala, por el norte, se encuentran los restos de im pequeño altar que pudo estar dedicado a Asclepios. Mientras que al oeste del cual están las ruinas de lo que se cree que fue el santuario del emperador deificado, que se alzaba al principio de una vía procesional.

El gran bulevar tenía 100 m de longitud y 28 m de anchura, con aceras de 5,75 m a cada lado. A la derecha de la avenida se encontraba una stoa jónica con una galería de tiendas en la parte trasera y tras esta, al principio de la avenida, se encuentran los restos de un gimnasio del siglo II a.C. con una palestra en el lado sur y cinco habitaciones al norte para que los atletas realizaran sus estudios. Al norte de éste se encuentra la palestra de las termas de Capito, erigidas por Cneo Virgilio Capito, procurador de Asia durante el reinado del emperador Claudio. El patio posee stoas corintias de dos pisos en todos sus lados menos el este, que abría a los baños.

Los restos de un pórtico de 16 columnas, llamado pórtico del puerto, se alzan en el extremo norte de la vía procesional dando entrada al recinto del puerto del león, donde se concentraba el considerable comercio marítimo de Mileto. Esta zona portuaria estaba rodeada por la stoa del puerto, erigida en la era imperial romana, una stoa dórica compuesta por 75 columnas y 36 tiendas que se extendía unos 150 m a lo largo del lado sur del puerto y alrededor de 20 m a lo largo del lado suroeste. Mientras que al este del pórtico se encontraba el Santuario de Apolo Delphinium, el dios delfín, patrón la ciudad de Mileto, santuario más antiguo e importante de Mileto.

Los habitantes tenían la creencia de que Apolo, convertido en delfín, guiaba vista al este desde la celia del templo. La celia no es más que un gran patio abierto sin tejado, con muros de una altura equivalente a 22 m. En su parte posterior, exisió un pequeño templo jónico próstilo que probablemente albergó la efigie sagrada de bronce de Apolo, obra de Kanakos de Sicion, que representa la primera fase de contrucción del Didimaion helenístico. El Didimion es especialmente hermoso a media tarde, cuando los suaves y oblicuos rayos del sol iluminan el templo, devolviéndole parte de su antigua majestad.

Personalidades

Mileto en la actualidad

En la actualidad Mileto se sitúa 30 kilómetros al sur de Soke, en la provincia de Ayden, Turquía y al oeste de Anatolia, cerca del Mar Egeo. La primera imagen que sorprende de Mileto es su Mezquita de Ilyas Bey, construida en 1442, a la que también se le conoce como la mezquita de los noventa pasos. Muy cerca se encuentra también el gran anfiteatro griego, que fue ampliado en la época romana con una capacidad de 15 000 espectadores. Desde sus gradas es posible contemplar la antigua ciudad y su puerto.

El pasado histórico de esta ciudad la convirtió en un reclamo turístico en Turquía, pues conserva en buen estado algunas de sus construcciones antiguas como el teatro, las termas de Faustina o el Santuario Delfíneo, estas edificaciones hacen que Mileto sigua en cierta medida viva, tanto en la mente de los turistas que la visitan, como en la imaginación de los filósofos y científicos, que son conscientes de lo mucho que han aportado.

Enlaces externos

Referencias

  1. Ciudad de Mileto. Disponible en: Blog Ciudad de Mileto

Fuentes