Saltar a: navegación, buscar

Monumento de la Real Cárcel de La Habana

Monumento de la Real Cárcel de La Habana
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Monumento)
Monumento de la Real Carcel de La Habana.jpg
Exhibe algunos documentos y fotografías relativos a la historia de la Cárcel de La Habana, al expediente del joven presidiario José Martí y de otros cubanos sentenciados en ese recinto.
Descripción
Tipo:Monumento
Localización:Zulueta e/ Cárcel y Ave. de Prado, La Habana Vieja, Bandera de Cuba Cuba
Datos de su construcción
Inicio:1835
Término:1839

Monumento de la Real Cárcel de La Habana. Monumento neoclásico situado al final del paso extramural y frente al Puerto de La Habana, fue construido en los años 1835-1839, durante el gobierno del Capitán General Miguel Tacón.

Historia

Surge a partir de la demolición de la antigua Cárcel de La Habana, situada extramuros, muy cerca de la fortaleza de San Salvador de La Punta, y construida durante el gobierno del capitán general Miguel Tacón.

En ese establecimiento penitenciario guardaron prisión o fueron ejecutadas numerosas personalidades políticas de la colonia, cuyo recuerdo se perpetúa en el pequeño templete que formó parte de la edificación, y del cual se conservan lo que fuera la capilla y las cuatro celdas bartolinas. Entre esos patriotas, figura en primer término José Martí, que guardó prisión en una de sus celdas durante varios meses de los años 1869 y 1870, mientras tenía que realizar en la Canteras de San Lázaro los terribles trabajos forzados.

Como monumento, su existencia se remonta a los años 30 del siglo XX, cuando las gestiones del primer Historiador de la Ciudad, Emilio Roig de Leuchsenring, permitieron la permanencia de aquellos restos, integrados años más tarde en el proyecto cultural del Parque de los Mártires, realizado por un grupo de importantes artistas cubanos, entre ellos, José Sucre, creador de las esculturas de las fuentes, junto a Rita Longa, y Domingo Ravenet, quien pintó la bóveda y las paredes de la capilla.

Luego de su restauración por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana en 1997, se abrió en él una exposición permanente para rendir culto a los cubanos que allí padecieron, asimismo se exponen cadenas y grilletes utilizados en el lugar, y las garras de bronce que sostuvieron la tarja de la Real Cárcel de La Habana.

Fuentes