Nave espacial

Nave espacial
Información sobre la plantilla
Soyuz-tma.jpg
Concepto:Nave espacial Soyuz TMA

Nave espacial. Una nave espacial es un vehículo diseñado para funcionar más allá de la superficie terrestre, en el espacio exterior. Las naves espaciales pueden ser robóticas o bien estar tripuladas. Dado el escaso desarrollo real de las naves espaciales, gran parte de las ideas y desarrollos se encuentran todavía en el ámbito de la ciencia ficción, especialmente en la llamada ciencia ficción.

Primeras ideas

Estación Espacial Mir.

Aunque la idea de los viajes espaciales se remonta al menos hasta la época del antiguo imperio romano, no ocurre lo mismo con el concepto de la nave espacial, pues la inventiva humana se vio severamente condicionada por la falta de desarrollo tecnológico. Así, aunque autores desde Plutarco en el siglo I (De Facie in Orbe Lunae), hasta Kepler en el siglo XVII (Somnium) mencionan viajes a la Luna, no son capaces de concebir un artefacto capaz de realizar el viaje, valiéndose para ello de caminos ocultos o de la intervención de espíritus. Los primeros intentos no mágicos para alcanzar el espacio aparecen en la segunda mitad del siglo XVIII, utilizando los precarios métodos disponibles en la época. Así, en las Las aventuras del Barón Munchausen se alcanza la Luna en globo. No obstante, este relato sigue perteneciendo todavía al género de la fantasía épica.

El salto de la fantasía a la ciencia ficción se producirá casi un siglo después, en la famosa De la Tierra a la Luna, publicada por Julio Verne en 1865, en la que se emplea un gigantesco cañón balístico, de nuevo con destino a la Luna. En esta novela el autor ya trata de dar solución a algunos de los problemas de su método de viaje, tales como la ausencia de oxígeno fuera de la atmósfera o la compensación de la inmensa aceleración del despegue. Años después H. G. Wells seguiría usando el método del cañón en La guerra de los mundos (1898), pero en este caso con destino a Marte. Es en esa época, ya en los inicios del Siglo XX, cuando surgen finalmente las primeras ideas realistas sobre naves espaciales; ideas que vendrán asociadas al motor de reacción. La obra pionera en este campo es La exploración del espacio cósmico por medio de los motores de reacción, publicada por el físico ruso Konstantín Tsiolkovsky en 1903. En este punto la ciencia ficción dará paso a la ciencia.

Diseño

Proyecto de Transbordador Espacial

El diseño de naves espaciales abarca tanto a las naves no tripuladas o robóticas (satélites y sondas) como a las tripuladas (estaciones espaciales, transbordadores y módulos). Todas las naves espaciales hasta la fecha constan de dos partes:

  • Cohete: sección impulsora, compuesta por los motores y los depósitos de combustible, cuya misión es abandonar la atmósfera terrestre.
  • La nave en sí, que efectuará propiamente el viaje por el espacio, y que puede adoptar cualquiera de las formas anteriormente mencionadas.

Sistemas de propulsión

Los cohetes impulsores funcionan con combustible químico, ya sea sólido o líquido, mientras que las naves pueden funcionar con motores químicos, nucleares, iónicos o incluso mediante velas solares. Siendo por el momento la propulsión química la única con referentes en la realidad práctica, debería suponerse más abundantes los ejemplos de su uso en la ciencia ficción. Pudo ser así en la ciencia ficción más temprana, antes de generalizarse el uso de la fisión atómica como fuente de energía. Cuando la energía atómica se hizo una realidad, la soñadora mente de los escritores abandonó al viejo cohete como medio de salir de la Tierra.

Aun así se ha convertido en el emblema de toda una época y autores como Ray Bradbury, en Crónicas marcianas (1950), lo asociaron a su obra de manera casi indisoluble (si bien es posible que el tremendo calor del verano del cohete no fuera producido por combustión). Los cohetes químicos tienen una autonomía muy limitada debido a su enorme gasto de masa propelente y sería poco probable que nos llevasen mucho más allá de Marte.

De hecho, sin poder desterrar totalmente este tipo de impulsor, la NASA está evaluando la posibilidad de construir un cañón electromagnético en la falda de una montaña para auxiliar en el despegue a las lanzaderas espaciales, ahorrando combustible y disminuyendo los riesgos de accidentes.

En la Luna es una cruel amante, Robert A. Heinlein, ya en 1966, utiliza una catapulta electromagnética para acelerar carga desde una base lunar a la Tierra y el mismo mecanismo es usado por Arthur C. Clarke en el relato Maelstrom II, de 1965. Estas obras, alejadas de la fantasía de las revistas de usar y tirar, pretenden abordar el tema de la colonización de cuerpos cercanos con cierto rigor científico. Aún hoy la idea del cañón continua vigente en la forma de catapultas electromagnéticas y la llamada "propulsión a chorro".

Ejemplos de Naves espaciales

Naves Espaciales Tripuladas

Naves Espaciales no tripuladas

  • Sputnik 1 Primer satélite artificial del mundo.
  • Sputnik 2 Primer satélite en órbita con un animal (perra Laika)
  • Sputnik 5 Primera cápsula del Vostok recuperada con sobrevivientes.
  • Explorer 1 Primer satélite de los EE. UU.
  • Progress Nave espacial de carga no tripulada, soviética y actualmente rusa.
  • Vehículo de transferencia automatizado (ATV)—Nave espacial de carga no tripulada europea.
  • SOHO "Solar and Heliospheric Observatory"
  • STEREO Observación ambiental de la tierra
  • Syncom Primer satélite de comunicaciones geosincrónico
  • Kepler. Satélite para la búsqueda de planetas extrasolares.
  • Clementine Misión de la marina de los Estados Unidos de América. Orbitó la Luna y detectó hidrógeno en los polos.
  • Luna 1 Primer vuelo lunar
  • Luna 2 Primer contacto con la superficie lunar
  • Luna 3 Primeras imágenes del lado oscuro de la luna
  • Luna 9 Primer alunizaje
  • Luna 10 Primera orbita lunar estable
  • Luna 16 Primera recogida de muestras de la superficie lunar no tripulada
  • Lunar Orbiter Serie de exitosas naves espaciales que cartografiaron la Luna
  • Lunar Prospector Confirma la detección de hidrógeno en los polos lunares
  • SMART-1 Sonda de impacto lunar de la ESA
  • Surveyor Primer alunizaje de los EE. UU.
  • Chandrayaan-1 Primera misión lunar de la India Interplanetario
  • Cassini-Huygens Primer satélite artificial de Saturno y aterrizaje en su luna Titán
  • X-20 Reutilizables (SSTO)
  • RR/British Aerospace HOTOL
  • ESA Hopper
  • McDonnell Douglas DC-X (Delta Clipper)
  • Roton Híbrido con rotor
  • Lockheed-Martin VentureStar

Naves espaciales de ficción

Nave espacial Enterprises de la famosa serie de televisión Stark Trek

Las naves espaciales han sido siempre uno de los estandartes de la ciencia ficción. La Space Opera sería un género muy mermado sin la posibilidad de efectuar vuelos interestelares y la ciencia ficción dura se encontraría privada de la colonización de otros mundos si no se pudiera contar con el viaje interplanetario.

Primeros pilotos en tocar el cosmos

  1. La perra Laika fue el primer animal que se envió al espacio a bordo del Sputnik 2 por los soviéticos, el 4 de noviembre de 1957.
  1. El astronauta Yuri Gagarin es la primer persona que da la vuelta a la tierra, en Abril de 1961. URSS.
  1. La primer nave con piloto de USA lanzada al espacio, el 5 de mayo de 1961, responde al nombre de Freedom.
  1. Vostok-6, la primer mujer enviada al espacio, en Junio de 1963 por la URSS, se llamó Valentina Terehkova
  1. Voskhod-2, Alexei Leonov, primer hombre en salir al espacio exterior durante diez minutos fuera de su nave y con solo su escafandra puesta.

Los primeros en todo

  • Luna 1 fue la primer nave lanzada por los soviéticos que abandonó el campo gravitacional de la tierra, el 2 de enero de 1959.
  • El Columbia es la primer nave espacial en forma de avión y la primera en usarse más de una vez. Además, fue el primer transbordador espacial en volar en la órbita de la tierra en 1981.
  • La Salyut y el Skylab fueron las primeras naves construidas como estaciones espaciales cuyo diseño permite permanecer extensos períodos en la órbita terrestre, en lo que las tripulaciones iban y venían en otras naves, facilitando así diversos experimentos y observaciones astronómicas.

Fuentes

Véase también

Enlaces externos

  • [2] Curiosidades espaciales