Saltar a: navegación, buscar

Nutrición básica

Nutrición básica
Información sobre la plantilla
Nutricion-basica-y-sana.jpg
Concepto:Estrategia llevada a cabo que garantiza al organismo un buen estado nutricional.
Nutrición básica. Método alimentario que proporciona al organismo los nutrientes necesarios para el buen estado de este.

Inicios

Hoy más que nunca la ciencia de la nutrición ha cobrado un inusitado interés en el contexto mundial. Lo cual requiere conocer mejor cuáles son las necesidades nutricionales del organismo y con qué alimentos o combinaciones de alimentos es posible satisfacerlas.

Los alimentos satisfacen una necesidad biológica, otra de índole psicológica y otra de carácter social.

Biológicamente, el hombre subsiste gracias a los alimentos que, con su trabajo, obtiene de la tierra, el mar y de los animales de cría. La función biológica de la alimentación es primordial, insustituible. Consecuentemente, de la producción agrícola, de la piscicultura, de la ganadería, de la avicultura, depende que la población humana se provea de los alimentos que necesita.

Objetivo

El objetivo de la nutrición básica consiste en la reposición de sustancias que el organismo ha perdido por el desgaste durante sus actividades diarias, así como el abastecimiento de energía para el cuerpo, lo que le permite seguir realizando sus labores cotidianas.

Nutrientes básicos

Los nutrientes se clasifican comúnmente en cinco clases: hidratos de carbono, proteínas, grasas (incluyendo aceites), vitaminas y minerales. Debiéndose incluir también entre ellos, a la fibra y el agua. Todos son igualmente importantes para la salud del organismo.
Nutrición básica

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono son nuestra principal y más importante fuente de energía, y la mayor parte de ellos provienen de los alimentos vegetales. Existen tres tipos principales: azúcares simples, azúcares complejos o almidones y la fibra.

Proteínas

Ahora se sabe que el organismo tiene una reserva de aminoácidos, así cuando una comida es deficiente en ellos los extrae de sus propias reservas. Por este motivo no debemos de estar siempre preocupándonos por complementar los aminoácidos, con tal que nuestra dieta sea variada y bien equilibrada. Incluso aquellos alimentos de bajo aporte en proteínas añaden algunos aminoácidos a nuestras reservas.

Grasas y aceites

Demasiada grasa es perjudicial para nuestra salud, pero una poca es necesaria para mantener nuestros tejidos en buen estado, para la producción de hormonas y como portadora de algunas vitaminas. Al igual que las proteínas, las grasas están compuestas de elementos más pequeños llamados ácidos grasos. Dos de éstos, los ácidos linoleico y linolénico, se consideran esenciales y deben de estar contenidos en la dieta, lo que no resulta ningún problema ya que los encontramos ampliamente en los alimentos vegetales.

Las grasas se pueden clasificar en saturadas e insaturadas (mono-insaturadas y poli-insaturadas). Un alto contenido de grasas saturadas puede elevar el nivel de colesterol en la sangre, el cual está relacionado con las enfermedades que afectan al corazón. Las grasas vegetales suelen ser grasas insaturadas, que es uno de los beneficios de la dieta vegetariana. Las grasas mono-insaturadas, como el aceite de oliva y el de cacahuete, son mejores para los fritos porque las grasas poli-insaturadas, como el aceite de girasol, son inestables a altas temperaturas. Las grasas animales (incluyendo la mantequilla y el queso) suelen ser más saturadas que las grasas vegetales, con la excepción del aceite de palma y el aceite de coco.

Vitaminas

Vitamina es el nombre que se aplica a varios nutrientes, no relacionados entre ellos, que el organismo es incapaz de sintetizar, o hacerlo en cantidades suficientes. Lo único que tienen en común es que son necesarios tan sólo en pequeñas cantidades. Las principales fuentes vegetales de vitaminas son:

  1. Vitamina A (o beta-caroteno)
  2. Vitaminas del complejo B
  3. Vitamina C
  4. Vitamina D
  5. Vitamina E
  6. Vitamina K

Minerales

Los minerales llevan a cabo una variedad de funciones en el organismo. Los siguientes son aspectos sobre algunos de los minerales más importantes:

  1. Calcio
  2. Hierro
  3. Zinc
  4. Yodo

Agua

El agua se puede considerar como el constituyente más importante de la alimentación. Un varón o mujer normal puede vivir sin alimentos de 20 a 40 días, pero sin agua, los seres humanos mueren entre cuatro y siete días. Más del 60 por ciento del peso del cuerpo humano está constituido por agua, de la cual aproximadamente el 61 por ciento es intracelular y el resto es extracelular. El consumo de agua, excepto bajo circunstancias excepcionales (por ejemplo, alimentación intravenosa), viene de los alimentos y líquidos consumidos. La cantidad que se ingiere varía ampliamente en las personas y puede ser influida por el clima, la cultura y otros factores. Frecuentemente se consume hasta un litro en alimentos sólidos y de 1 a 3 litros de líquidos bebidos. El agua también se forma en el cuerpo como resultado de la oxidación de macronutrientes, pero el agua que así se obtiene por lo general constituye menos de 10 por ciento del agua total.

Fuentes