Saltar a: navegación, buscar

Palacio de Buckingham

Palacio de Buckingham
Información sobre la plantilla
Institución
Buckingham.jpg
Fachada del Palacio de Buckingham
Dirección:Londres

Palacio de Buckingham. Residencia oficial de la Familia Real Británica en Londres desde 1837. Actualmente, es el lugar de residencia de la reina Isabel II y una de las mayores atracciones de la ciudad.

Historia

El Palacio de Buckingham desde 1837 ha sido la residencia oficial de la familia real inglesa. En sus orígenes, se trataba de una pequeña mansión y no de un palacio. La historia de éste se remonta a principios del siglo XVIII, cuando el rey Jorge III compra en 1761 una casa para su mujer, la reina Charlotte, con el fin de disfrutar de un hogar más familiar y entrañable que el del cercano palacio de St James, desde donde se realizaban, entonces, muchas de los cometidos monárquicos. En 1826, su hijo el rey, Jorge IV, encarga a su arquitecto, John Nash, remodelar la casa y convertirla en palacio. Once años después, justo a las tres semanas de su ascensión al trono, la reina Victoria abandona Windsor y se instala en el nuevo palacio.

Victoria fue la primera monarca en habitar en Palacio, por lo que en su honor se instala la estatua que hoy en día se encuentra en frente del edificio.

Actualmente en el palacio reside la reina Isabel II con su esposo el príncipe Felipe de Edimburgo, y allí ambos reciben a dignatarios e invitados oficiales.

El palacio permanece cerrado al público hasta 1993, cuando la reina Isabel II decide abrirlo para recaudar dinero para reparar el castillo de Windsor, que sufre graves daños durante un incendio.

Guerra Mundial

Durante las dos guerras mundiales el palacio sobrevive de manera ejemplar. En la Primera Guerra Mundial tuvo la suerte de no ser atacado pero, durante la Segunda Guerra Mundial, fue bombardeado en diferentes ocasiones. El bombardeo más importante destruye la capilla real en 1940.

Características

El Palacio de Buckingham se alza entre el pesado tráfico del centro de Londres y el complejo de parques compuesto por St. James y Green Park. Las grandes puertas de hierro de la entrada conducen hacia el parque de St James, uno de los más agradables de Londres, donde se puede caminar por entre los lagos con vistas al Palacio.

El Palacio solamente puede ser visitado en verano, cuando la Reina descansa en su residencia de Balmoral. Por tanto, sólo abre entre agosto y octubre. Únicamente pueden entrar 3500 personas por día.

Atracción

Uno de los mayores atractivos de este palacio hoy en día es que dentro se encuentran las principales y más importantes joyas de la real corona británica, estas se encuentran a la vista del público y cuenta con una de las mayores seguridades de toda Inglaterra. Los jardines del palacio de Buckingham constituyen los jardines privados más grandes de Londres. El lago artificial fue creado en 1828 y recibe agua del Lago Serpentine, el lago que se encuentra en el Hyde Park.

En el Palacio pueden encontrar multitud de obras maestras. Se exponen obras de arte encargadas por los monarcas a artistas como Rubens, Rembrandt, Canaletto, y Vermeer. Los principales salones del palacio se encuentran en la zona noble. Son salas verdaderamente majestuosas donde se celebran las recepciones, bailes o ceremonias. Destacan el Salón del Trono, el Salón Verde y el de la Guardia.

Guardia de la Reina

El Cambio de Guardia frente al Palacio de Buckingham en Londres, es el proceso que lleva a cabo la nueva guardia real que intercambia posiciones con el grupo que estuvo a cargo hasta ese momento, de la seguridad y custodia del acceso a la residencia real.

La Guardia que custodia el Palacio de Buckingham se denomina Guardia de la Reina y está dividida en 2 destacamentos: el del Palacio de Buckingham y el del Palacio de St.James. Los equipos están formados por batallones de la División de Caballería y, en ocasiones, por otros batallones de infantería.

Guardia de la Reina

Cuando los guardias están de servicio, van vestidos con el uniforme de uno de los 5 regimientos del Ejército británico: la Guardia Escocesa, la Irlandesa, la Galesa, los Granaderos reales y los Coldstream. Estos últimos son los más usuales y reconocibles por sus simpáticos gorros de piel negra y su uniforme rojo.

La Guardia de la Reina es dirigida por un capitán (generalmente con el rango de Mayor) y cada destacamento por un Teniente. El estandarte el llevado por otro teniente y les sigue la banda. El repertorio es sumamente ecléctico e incluye desde marchas militares británicas, bandas de sonido de películas, canciones infantiles, temas populares y hasta marchas militares extranjeras.

Cuando la Reina está en el Palacio de Buckingham hay 4 centinelas en el frente del edificio. Si ella no está, hay sólo dos.

Fuentes