Saltar a: navegación, buscar

Palacio de Westminster

Palacio de Westminster
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Palacio)
Palacio westminster.jpg
Descripción
Tipo:Palacio
Estilo:Gótico
Localización:Bandera de Inglaterra Inglaterra
Otros datos
Arquitecto(s):Sir Charles Barry

Palacio de Westminster. Residencia del parlamento inglés, fue un convento, hasta que entre el 1050 y el 1065, Eduardo el Confesor lo hizo ampliar, mandando construir para sí, cerca del Támesis, una residencia que fue el primer palacio de Westminster. En el 1066 Guillermo el Conquistador, fue coronado en la Abadía y pudo reunir la Corte en el Palacio que fue usado como residencia real y sede del Parlamento hasta el siglo XVI. Enrique VIII lo abandonó en 1529 por Whitehall y por St. James´s Palace. Desgraciadamente, un incendio destruyó el Palacio el 16 de octubre de 1834 casi por completo. La reconstrucción fue encargada al arquitecto Sir Charles Barry con la colaboración de Augustus Pugin, con un singular estilo gótico perpendicular para poder conservar la simetría con la Capilla de Enrique VII de la lindante Abadía de Westminster. Las obras empezaron en 1840; la Cámara de los Lordes fue terminada en 1847, y la de los Comunes en 1850.

Historia

El lugar donde se ubica el Palacio de Westminster fue conocido en la época medieval como Thorney Island, importante estratégicamente debido a su ubicación a orillas del río Támesis. Se dice que Thorney Island fue la residencia real de Canuto el Grande (reinó del 1016 al 1035). El penúltimo monarca sajón de Inglaterra, Eduardo el Confesor, construyó un palacio real en Thorney Island, casi al mismo tiempo que construía la Abadía de Westminster (1045 al 1050). Thorney Island y las áreas circundantes se conocieron luego como Westminster, una contracción de las palabras "west" y "monastery" que en español vendría a significar: la iglesia del oeste. Guillermo de Normandía, primo y sucesor de Eduardo el Confesor se estableció en el Palacio de Westminster luego de derrotar a Harold de Wessex en 1066, durante la Conquista Normanda de Inglaterra y después de permanecer por un tiempo en la recién construida Torre de Londres.

Guillermo I, conocido posteriormente como el Conquistador eligió la Abadía de Westminster para su coronación como Rey de Inglaterra. Aunque es probable que Guillermo haya realizado algunos cambios en el palacio, fue recién durante el reinado de su hijo Guillermo Rufus que se construyó el Salón Westminster, el Gran Salón, en el extremo norte del palacio y que permanece aún en pie luego de 900 años de uso. La existencia de este salón, el más grande en esa época, ayudó a convertir a Westminster en el centro ceremonial del reino. El Palacio de Westminster fue la residencia principal de los monarcas en el período medieval. Debido a esto, a medida que el gobierno de Inglaterra fue evolucionando, muchas instituciones públicas se fueron erigiendo en Westminster. Por ejemplo, el predecesor del Parlamento, la Curia Regis (Concilio Real), se reunía en el Salón Westminster, aunque seguía al rey cuando éste se mudaba a otros palacios. El Parlamento modelo, el primer parlamento oficial de Inglaterra, se reunió en el palacio en 1295.

Desde entonces, casi todos los parlamentos se reúnen en el palacio. Aunque, por diferentes razones, algunos parlamentos se han reunido en otros lugares. Detalle de Mapa de Londres en 1746 de John Rocque. Dado que originalmente el Palacio fue diseñado como residencia real, no incluía ningún salón especial para las nacientes cámaras del parlamento (La Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes). Muchas importantes ceremonias de estado, incluyendo la Ceremonia de apertura del Parlamento, se realizaron en el apartamento privado del Rey, el Salón Pintado. La Cámara de los Lores empezó a reunirse en el Salón Blanco (White Chamber). Sin embargo, la Cámara de los Comunes, no tenía asignado un salón para sus reuniones, por lo que a veces realizaban sus reuniones en el Salón Pintado y otras veces llevaban sus debates a la Sala Capitular (terminada en 1259) o al Refectorio de la Abadía de Westminster. El Palacio de Westminster se había convertido en la residencia preferida de los monarcas británicos, pero en 1529 se produjo un incendio que destruyó gran parte de la estructura.

En 1530, el Rey Enrique VIII adquirió el Palacio de York de Thomas Wolsey, un poderoso ministro que había perdido la confianza del rey. Enrique VIII renombró el palacio y lo llamó Palacio de Whitehall usándolo desde entonces como su residencia principal. Aunque Westminster siguió siendo oficialmente el palacio real, empezó a ser usado principalmente por las dos Cámaras del Parlamento y como Tribunal de justicia. En 1550, durante el reinado de Eduardo VI, sucesor de Enrique VIII, los Comunes consiguieron un hogar permanente en el Palacio, en la Capilla de St. Stephen, una antigua capilla real. El Acta de Chantries de 1547 (parte de la Reforma protestante) había disuelto la orden religiosa de los Cánones de St. Stephen (entre otras instituciones), dejando libre la Capilla para el uso de los Comunes. Posteriormente, a solicitud de los Comunes se realizaron algunas alteraciones en la capilla de St. Stephen. J. M. W. Turner observó el fuego de 1834 y pintó muchos lienzos representándolo, incluyendo El incendio de las Casas del Parlamento (1835).

El 16 de octubre de 1834 un incendio originado en la Cámara de los Lores debido al sobrecalentamiento de una estufa, destruyó la mayor parte del palacio. El incendio fue observado por miles de personas, entre ellos periodistas y artistas como J. M. W. Turner quien realizó espectaculares pinturas como registro visual de este histórico momento. Sólo el Salón Westminster, la Torre de la Joya, la cripta de la Capilla de St. Stephen y los claustros sobrevivieron al fuego. Debido a esto, en 1835 se nombró una Comisión Real para estudiar la reconstrucción del palacio. La comisión decidió que el palacio debía ser reconstruido en el mismo sitio y que su estilo debería ser gótico o clásico. A continuación se desarrolló un enardecido debate público sobre los estilos propuestos. El interés por la cultura medieval europea, conocido como Gothical Revival (estilo neogótico), había cobrado fuerza durante el siglo XVIII e inicios del siglo XIX. Por otro lado, debido a las continuas guerras con Francia, el estilo gótico se había convertido en el estilo nacional británico, en oposición al estilo clásico (derivado de las culturas griega y romana) asociadas a Francia durante la Revolución Francesa. Además, el estilo gótico tenía resonancia religiosa como el estilo de las grandes catedrales medievales.

Por todas esas razones, se consideró que el estilo arquitectónico gótico era el más apropiado para la reconstrucción del palacio. En 1836, después de estudiar 97 propuestas, la Comisión Real escogió el plan de Charles Barry, para un palacio estilo gótico. En la propuesta se incluía mantener y reconstruir los recintos sobrevivientes al fuego (como el Salón Westmister). Los cimientos del Palacio fueron colocados en 1840, la Cámara de los Lores fue completada en 1847 y la Cámara de los Comunes en 1852 (en este punto Barry recibió el título de caballero). Aunque la mayor parte del trabajo se realizó en 1860, la construcción no terminó sino hasta una década después. El Palacio de Westminster continuó funcionando normalmente hasta 1941, cuando la Cámara de los Comunes fue destruida por las bombas alemanas durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. Esta vez, Sir Giles, Gilbert Scout fue comisionado como arquitecto. Él escogió preservar las características esenciales del diseño de Sir Charles Barry. Los trabajos en la Cámara de los Comunes finalizaron en 1950.

Descripción

La fachada de la emblemática estructura anticipa un recorrido prometedor, es difícil imaginar lo imponente que resultan algunos de sus salones, la mayoría son particularmente alargados, decorados con pinturas que tienen una longitud de hasta 15 metros. Los detalles presentes en todo el recorrido: en el techo, las paredes, el mobiliario, las lámparas y las obras de arte. Todo profusamente decorado con un gusto exquisito. El palacio de Westminster es el más grande edificio que tenga un parlamento en el mundo. Tiene 1200 habitaciones, 100 escaleras y más de 3 km de corredores. Se encuentra la cámara de los Lords y la Chamber of Commons, menos lujosa, los commons son elegidos por la gente, y son 646 miembros.

Exterior

Charles Barry ganó la competencia para el diseño y construcción del nuevo Palacio de Westminster debido a su innovador plan, que consideraba además incorporar el Salón Westminster y los otros edificios medievales sobrevivientes al incendio de 1834. Su diseño utilizó el estilo gótico perpendicular, asociado directamente a Westminster debido a su utilización en la capilla de Enrique VII de la Abadía de Westminster. Dado que Barry era un arquitecto clásico, en la ejecución del diseño y construcción fue asesorado por el arquitecto gótico Augustus Pugin particularmente en el asunto de los detalles, accesorios y muebles. El lugar donde se realizaría la construcción del nuevo palacio tenía una extensión aproximada de 80 acres, llegando incluso hasta el borde del río Támesis, ocupando de esta manera terrenos recuperados.

Mampostería

Barry dirigió a un equipo de expertos para seleccionar el tipo de piedra a utilizar en la construcción del palacio. Luego de algunos viajes por el interior del país, se decidieron por la piedra Anstone, una piedra caliza de alto contenido de magnesio y de color arena proveniente de la villa de Anston en South Yorkshire. La primera piedra de la construcción se puso el 27 de agosto de 1840 y para el 12 de mayo de 1860, fecha en la que murió Barry, la mayor parte del trabajo había concluido. Sin embargo el mismo Barry había detectado en 1849 que había alg unos problemas con el tipo de piedra elegido. En 1861 un Comité de expertos determinó que el desmoronamiento de la piedra se debía a la polución atmosférica de Londres y a calidad de la piedra. Hasta el año 1913 no se hizo nada para investigar o prevenir el desmoronamiento. Sin embargo, a partir de este año y hasta el año 1926 se removieron hasta 200 toneladas de piedra de los exteriores del palacio, dejándolo sin sus decoraciones características. En 1928, se estimó necesario usar la piedra Clipsham, caliza de color miel proveniente de Rutland, para reemplazar a la alicaída Anstone.

El proyecto empezó en 1930, pero tuvo que ser interrumpido durante la Segunda Guerra Mundial, siendo concluido durante el año 1950. Sin embargo, en el año 1960 se evidenció que la polución estaba afectando nuevamente la estructura externa del palacio. Debido a esto, en 1981 la Oficina de Trabajo inició un complejo programa de restauración y conservación (RCC Stone Restoration Programme) que se realizó en ocho etapas, cada una de las cuales abarcaba la fachada de una sección específica del palacio. Las tareas de restauración finalizaron en 1994. Torres El Palacio de Westminster de Sir Charles Barry incluye muchas torres. La más alta es la Torre Victoria (Victoria Tower) que mide 98.5 m (323 pies) y es una torre cuadrada ubicada al sudoeste del palacio. La torre fue llamada así luego del reinado de Victoria I y durante la reconstrucción del palacio. En esta torre se ubica la Oficina de Registro de la Cámara de los Lores (también conocida como El Archivo del Parlamento), la cual, a pesar de su nombre, tiene la custodia de los registros de ambas cámaras del Parlamento. En la cima de la Torre Victoria hay un asta de metal, donde ondea el Estandarte Real (Royal Standard) si el Monarca británico está presente en el palacio o de lo contrario, la Bandera del Reino Unido (Union Flag).

En la base de la Torre Victoria está la Entrada del Monarc a al palacio. El monarca si empre utiliza esta entrada para ingresar al Palacio de Westminster para los actos ceremoniales como, por ejemplo, la Ceremonia de apertura del Parlamento. Cerca al centro del palacio reposa la Torre Central (Central Tower) que mide 91 m (300 pies) de alto, siendo la más pequeña de las tres torres principales del palacio. A diferencia de las otras torres, la Torre Central posee un pináculo. Está ubicada encima del Vestíbulo Central y es de forma octogonal. Su función original fue servir como entrada de aire de alto nivel. Una pequeña torre se ubica en la parte frontal del palacio, entre el Salón Westminster y el antiguo patio del palacio, y en su base contiene la entrada principal a la Cámara de los Comunes, conocida como la entrada de St. Stephen. Ésta es una de las pocas partes que quedan del Palacio de Westminster original de la época medieval, que fue incorporada a la nueva estructura del edificio, y que ahora contiene oficinas para algunos Miembros del Parlamento y los Parlamentarios del Partido Laboralista.

La Torre del Reloj

Al lado noroeste se ubica la más famosa de las torres. La Torre de St. Stephen o Torre del Reloj (Clock Tower), que mide 96 m (316 pies) de alto. La Torre del Reloj alberga un gran reloj conocido como el Gran Reloj de Westminster, que tiene una cara para cada una de las cuatro caras de la torre. La Torre también contiene cinco campanas, las cuales repican las Campanadas de Westminster cada cuarto de hora. La más grande y famosa de las campanas es Big-Ben (oficialmente, la Gran Campana de Westminster), que repica cada hora, y que es a la vez la tercera campana más pesada de Inglaterra, con un peso de 13 toneladas 10 cwt 99 libras (cerca de 13,8 toneladas). Aunque el término "Big-Ben" se refiere sólo a la campana, es a menudo aplicado erróneamente al reloj.

Jardines

Hay algunos pequeños jardines rodeando el Palacio de Westminster. El Jardín de la Torre Victoria (Victoria Tower Gardens) está abierto al público y se ubica al lado del río Támesis el palacio. El Jardín de Black Rod (Black Rod's Garden) (llamado así por la oficina de Black Rod ) está cerrado al público y es usado como una entrada privada. El Patio del Antiguo Palacio, al frente, está enlosado y cubierto con bloques de hormigón por seguridad. Cromwell Green (también al frente y ahora cerrado por la construcción del nuevo centro de visitantes), el Patio del Nuevo Palacio (en el lado norte) y el Speaker's Green (justo al norte del palacio) son jardines privados y cerrados al público. El College Green, ubicado al frente de la Cámara de los Lores, es una pequeña área verde triangular usada para entrevistas televisivas con los políticos. Interior

El plano del Palacio

El Palacio de Westminster tiene cerca de 1.100 habitaciones, 100 escaleras y 5 kilómetros de pasillos. El edificio tiene cuatro plantas; la planta baja incluye oficinas, comedores y bares. El "primer piso" (conocido como el piso principal) alberga las principales salas del palacio, incluyendo cámaras, vestíbulos y bibliotecas. El Salón de la Toga (Robing Room), la Galería Real (Royal Gallery), la Cámara del Príncipe (Prince's Chamber), la Cámara de los Lores (Lords' Chamber), el Vestíbulo de la Nobleza (Peers' Lobby), el Vestíbulo Central (Central Lobby), el Vestíbulo de los Miembros (Members' Lobby) y la Cámara de los Comunes (Commons' Chamber) se encuentran distribuidos en línea recta en esta planta, de sur a norte, siguiendo el orden que se ha citado (el Salón Westminster está a al costado de la Cámara de los Comunes, a un extremo del Palacio). Las dos plantas superiores están ocupadas con salas de reuniones y oficinas. Antiguamente, el palacio estaba oficialmente controlado por el Gran Lord Chamberlian (Lord Great Chamberlain) en su calidad de residencia real. Sin embargo, en 1965, se decidió que cada cámara sería responsable de sus propios salones.

El Speaker y el Lord Speaker (antes el Lord Canciller) ejercen control en sus respectivas cámaras. El Gran Lord Chamberlain conserva la custodia de ciertos salones ceremoniales. La Cámara de los Lores, dibujo de Augustus Pugin y Thomas Rowlandson para el Microcosmos de Londres de Ackermann (1808-11). Esta cámara se quemó en el incendio de 1834. La Cámara de los Lores está ubicada en la parte sur del Palacio de Westminster. El salón, abundantemente decorado, mide 14 por 24 m (45 por 80 pies). Los escaños de la cámara, así como los demás muebles en el lado del palacio asignado a los Lores, son de color rojo, La parte superior de la cámara está decorada por vitrales de colores y por seis frescos alegóricos representando la religión, la caballería y la ley. La parte superior, la galería de observadores, cuenta con un pequeño telón, de aproximadamente 10 pulgadas (25 cm) de alto. Ésta fue construida en 1920 para ocultar los tobillos y pantorrillas de las mujeres asistentes a la galería de observadores. La moda se estaba volviendo más liberal, por lo que la visión de las pantorrillas femeninas, fue estimada como no adecuada por los Lores.

En un extremo de la cámara está el dosel y el trono dorado; aunque el Monarca podría teóricamente ocupar el Trono en cualquier sesión del Parlamento, él o ella sólo lo usan durante la Ceremonia de Apertura del Parlamento. Otros miembros de la Familia Real que asisten a la Ceremonia de Apertura usan sillas de gala cercanas al Trono. Al frente del Trono se ubica el Woolsack, un asiento sin respaldo ni brazos relleno de lana, representando la importancia histórica de la comercialización de la lana. El Woolsack es usado por el delegado que preside la Cámara de los Lores (el Lord Speaker desde julio del 2006, pero históricamente fue el LOrd Canciller o un suplente). La maza ceremonial de la Cámara, que representa la autoridad real, se encuentra detrás del Woolsack. Al frente del Woolsack están los Woolsack de los Jueces (unos grandes almohadones rojo s ocupados por los Lores del rey durante la Ceremonia de Apertura) y la Mesa de la Cámara (donde se sientan los funcionarios). Los miembros de la cámara ocupan asientos rojos ubicados a los tres lados de la cámara. Los asientos a la derecha del Lord Speaker forman el Lado Espiritual, y aquellos a su izquierda forman el Lado Temporal.

El Lado Espiritual lo ocupan los LOres esprituales (arzobispos y obispos de la Iglesia de Inglaterra). No obstante, los Lores temporales (nobles), se sientan de acuerdo al partido al que pertenecen: los miembros del partido de gobierno se sientan en el Lado Espiritual, mientras que los de la oposición se sientan en el Lado Temporal. Algunos Lores que no están afiliados a ningún partido, se ubican en los asientos en el medio de la cámara al lado opuesto del Woolsack. La Cámara de los Lores es el lugar donde se realizan importantes ceremonias, de las cuales la más importante es la ceremonia de Apertura del Parlamento (State Opening of Parliament), que se celebra al inicio de las sesiones anuales parlamentarias. El Soberano, sentado en el Trono, da su Discurso del Trono, resumiendo la agenda legislativa del Gobierno para la próxima sesión parlamentaria. Los Comunes no entran a la cámara, pero pueden observar los eventos desde el Bar de la Cámara, ubicado justo sobre la Cámara. Una ceremonia similar se realiza al final de la sesión parlamentaria, sin embargo normalmente el Soberano no asiste a esta ceremonia siendo representado por un grupo de Lores COmisionados.

La Cámara de los Comunes, dibujo de Augustus Pugin y Thomas Rowlandson para el Microcosmos de Londres de Ackermann (1808-11). Esta cámara se quemó en el incendio de 1834. Artículo principal: Cámara de los Comunes del Reino Unido La Sala de la Cámara de los Comunes se ubica en el extremo norte del Palacio de Westminster. Las medidas de la sala son 14 por 21 m (46 por 68 pies). Es mucho más austera que la gran Sala de los Lores. Los asientos, al igual que l os demás muebles del lado de los Comunes en el palacio, son de color verde. Otros parlamentos en las naciones de la Commonwelth han copiado el mismo estilo de color, el cual asocia a la Cámara baja con el color verde y a la casa superior con el color rojo. En un extremo de la cámara está la Silla del Speaker, un regalo enviado desde Australia. Al frente de la silla del presidente está la Mesa de la Cámara, donde se sientan los funcionarios y donde además se coloca el mazo ceremonial de los Comunes. Hay asientos verdes a cada lado. Los miembros del partido de gobierno ocupan los asientos a la derecha del orador, mientras que los de la oposición ocupan los asientos ubicados a la izquierda del orador. No hay asientos cruzados, como en la Cámara de los Lores. La sala es relativamente pequeña, y tiene capacidad sólo para 427 de los 646 Miembros del Parlamento.

Durante las Preguntas del Primer Ministro y en los debates principales, algunos miembros del Parlamento permanecen de pie en un extremo de la cámara. Por tradición, el Monarca británico no entra a la Sala de la Cámara de los Comunes. El último monarca en entrar a la sala, fue el Rey Carlos I (en 1642) cuando acudió con el objetivo de arrestar a cinco miembros del Parlamento, con los cargos de alta traicion. Cuando el rey le preguntó al Speaker William Lenthall sobre el paradero de estos individuos, Lenthall respondió con la famosa frase: "Si me permite su Majestad, no tengo ojos para ver, ni lengua para hablar en este lugar salvo en lo que se sirva ordenarme esta Cámara, cuyo servidor soy". De acuerdo a una tradición apócrifa, las dos líneas rojas en el piso de la Cámara de los Comunes son dos espadas que están separadas a un pie (0,3 m) de distancia. El protocolo ordena que los miembros del parlamento no puedan cruzar esas líneas durantes los debates, para prevenir disputas en la Cámara.

Construcción

Los diseños de Pugin han sobrevivido al paso del tiempo en todos los salones del Parlamento. Incluso en los souvenir que se venden en su interior: sus creaciones decoran desde tazas para tomar el té, hasta corbatas, pasando por el clásico material de papelería, libretas, sobres y plumas. Hay espacios que se conservan casi intactos desde que fueron erigidos por primera vez. Un ejemplo de ello lo constituye el Salón Westminster. El techo del mismo es relativamente nuevo, se necesitaron dos años para culminarlo. Tiene la forma de la quilla de un barco, pues ese era el símbolo de la riqueza del país en aquel entonces. Su construcción casi lleva al Reino Unido a la bancarrota. Esta es pues, una de las pocas partes que se conservan del edificio original. El resto fueron afectadas si no por el fuego, por los destrozos causados durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. El edificio está dividido en dos. La Casa de los Comunes y la Casa de los Lores. El verde corresponde a los primeros, el rojo a los segundos. Así que para saber qué territorio está pisando el visitante, basta ver el color de la alfombra, los asientos o las paredes. Todo está delimitado con los colores rojo y verde. En la Casa de los Lores en concreto, podemos ver un espacio hecho en oro y roble que está destinado a las visitas de la reina. El edificio es tan grande que en él también existen infinidad de recovecos, pasillos y corredores tan intrincados que parecen laberintos. Sin embargo, en el sótano, es peor.

La parte inferior del Parlamento es muchísimo más grande que la superior. Hay lugares en los que el techo es tan bajo que no se puede ni caminar erguido. Ha habido ocasiones en las que personas que estaban reparando cosas allí se perdieron y al ir a buscarlos incluso los han encontrado desmayados. La últimas obras que han tenido lugar allí han sido el mantenimiento de la fachada del Parlamento y la finalización en el 2000 de la Casa Portcullis, que es un edificio moderno destinado a las oficinas y se comunica con el Parlamento mediante un tunel que pasa bajo la calle. Ya que Londres es una ciudad que sabe fusionar su pasado y su presente respetando muchísimo este primero. Esto es lo que podemos disfrutar en la visita al Parlamento, pero sin duda el icono más conocido de Londres es el de la Torre del Reloj, el Big Ben... La torre que alberga el Big Ben se añadió como parte de una de las múltiples reconstrucciones. La Torre se añadió al Palacio de Westminster como parte de una reconstrucción. Se terminó en 1856 después de trece años que tomó construirla. Muestra con elegancia cuatro relojes, cada uno en una cara de la torre, de gran tamaño y vistosidad. Pero en realidad, esta torre, o los relojes no son los que reciben el nombre de Big Ben. El Big Ben no se ve...pocas personas han podido verlo, el Big Ben se oye... ya que en la torre, como parte del mecanismo de los cuatro relojes hay cinco campanas. La más grande de estas campanas, que es la que da las horas, es Big Ben. El apodo lo recibió porque se parecía al jefe de obras de Londres que se llamaba Benjamin, cuando la torre y el reloj fueron construidos.

Curiosidad

  • La campana mayor original, Big Ben, después de un corto tiempo en uso se rajó y se cambió, la nueva campana volvió a sonar en 1859. Pero las cosas tampoco empezaron del todo bien para este segundo Big Ben; al igual que la anterior, a los dos meses de uso también se rajó. Esta vez se le dio un cuarto de vuelta y se sustituyó el martillo que la hace sonar por uno más ligero. Y ese es el Big Ben actual.
  • Otra curiosidad es que el mecanismo de los relojes sólo ha costado unos centavos mantenerlo puntual todos estos años; ya que los centavos es todo el contrapeso que el péndulo ha requerido para mantener la precisión.
  • Cualquier persona en el mundo puede escuchar el tañido del Big Ben, ya que la BBC la utiliza como señal horaria y capta el sonido en directo.
  • Los relojes tiene un diámetro de siete metros y medio, y en cada uno de ellos podemos ver la inscripción: "Dios salve a nuestra majestad la Reina Victoria" .

Véase también

Fuentes