Saltar a: navegación, buscar

Papiro

Papiro
Información sobre la plantilla
Papiro .JPG
Papiro, que proviene del latín papȳrus, y este del griego πάπυρος, es el nombre que recibe el soporte de escritura elaborado a partir de una planta acuática, también llamada papiro, muy común en el río Nilo, en Egipto, y en algunos lugares de la cuenca mediterránea, una hierba palustre de la familia de las ciperáceas, el Cyperus papyrus. El papiro fue ampliamente utilizado por los escribas de la civilización egipcia, y hoy día se conservan disímiles de estos que han subsistido a través de los años y los siglos.

Etimología

Etimológicamente, la palabra papiro proviene del término griego de los egipcios más conocido como papirosa de Egipto πάπυρος papiros que en latín es papyrus, cuyo plural es papyri, tomada del término egipcio antiguo pr pr-ˁȝ (per per-aa), que significa “flor del rey”, pues su elaboración era monopolio real. También es el origen de la palabra papel.

Definición de Papiro según algunos diccionarios

papiro: Planta de tallo alto, hueco y liso, hojas estrechas y flores pequeñas y verdosas, agrupadas en un penacho de espigas, que puede alcanzar 3 m de altura; es originaria de Oriente Medio.[1]

Lámina flexible y delicada obtenida del tallo de esta planta y utilizada, especialmente por egipicios, griegos y romanos, para escribir o dibujar en ella: en 1872 se descubrió un papiro egipcio del año 1500 a. C. que contenía 875 recetas, hechizos y encantamientos.[2]


Simbolismo

Es el papiro sagrado, utilizado para elaborar las barcas de dioses del Antiguo Egipto. La planta también tenía una función religiosa surgida en épocas antiguas: nacida en el sagrado Nilo, se representaba en los templos y era portada en las procesiones, donde simbolizaba el renacimiento y la regeneración del mundo. Planta específica del delta del Nilo, ésta era el emblema del Bajo Egipto y representaba a la diosa Uadyet (uady: jeroglífico del papiro, significando también el "verde" de malaquita, y "la prosperidad"). La planta de papiro fue representada desde la época predinástica como símbolo del Bajo Egipto; figura en la maza votiva del rey Horus Escorpión.

Historia

Posiblemente nunca haya oído hablar del papiro predecesor del papel en varios siglos. Hace ya 5000 años, los antiguos egipcios, usaron las fibras de esta planta, para transmitir a través de signos y dibujos, sus costumbres e historia. Es tal su consistencia, que los años no lo deterioran, permitiendo que los colores que soporta se mantengan frescos con el paso del tiempo, lo que ha hecho posible que aquellos que han llegado a nuestros días conserven todas sus cualidades originales.

Los papiros fueron utilizados por la civilización egipcia 3000 años a.n.e., aunque también hicieron uso de ellos las civilizaciones occidentales, hasta el descubrimiento del papel. En documentos notariales y cancillerescos se usó hasta el siglo VII y la Cancillería Pontificia hasta el siglo XI Catalunya fue el principal foco en la Península Ibérica.

Existen preciosos ejemplares de todas las épocas, siendo el más conocido el Libro de los Muertos que se conserva en el Museo Británico de Londres. También la ciudad de VIC alberga una magnífica colección de papiros. Sería interminable hacer una reseña de todos ellos, y de la historia que contienen y nos transmiten, por ello vamos a ceñirnos a los papiros actuales, su fabricación y aplicaciones. Durante siglos la fórmula para fabricar el material escritorio permaneció en el olvido, hasta que un profesor alemán recuperó el sistema para unir las tiras extraídas del llamado "junco del Nilo".

Fabricación del papiro para la escritura

El papiro es considerado un antecesor del papel, por su similitud en varias de sus características: color, flexibilidad, facilidad para escribir y recepción de la tinta. En Egipto se daban las condiciones de sequía y calor idóneas para la conservación del papiro, ya que el mismo por la humedad, se estropea y ennegrece.

Los papiros genuinos se obtienen a partir de la planta del papiro, muy utilizada en el antiguo Egipto, a partir de la cual se obtiene una superficie parecida al papel sobre la cual se pueden realizar dibujos o grabados. El proceso para obtener papiro se puede resumir en los siguientes pasos:

  1. Se corta el tronco de la planta del papiro y se mantiene en remojo entre 7 y 14 días (cuantos más días esté en remojo, más marrón quedará el papiro final).
  2. Se corta el tronco en láminas finas y se pasa un rodillo sobre cada lámina, con el fin de eliminar parte del azúcar y del agua de la lámina y hacerla, así, menos quebradiza.
  3. Se van alternando láminas horizontales y verticales, a modo de malla, para constituir una superficie lisa.
  4. Se prensa la lámina durante siete días. Se saca de la prensa y listo para su uso.

A veces, como el papiro era muy caro, sí se utilizaban ambas caras, o si el escrito anterior carecía de interés, era borrado, y vuelto a utilizar. Normalmente se fabricaban rollos de unas veinte páginas, de cuatro metros y medio cada una, pero para utilizarlos, se solían cortar con una navaja a un tamaño de 47 x 22 cm. Los papiros más grandes que se conocen son "El Gran Papiro Harris", con una longitud de casi 45 metros y el "Papiro de Ani", de 23,6 metros de largo.

Otros usos del papiro

El soporte de escritura no era el único producto fabricado a partir de esta planta, muy común en la época antigua (hoy casi desaparecida, sólo para uso turístico), también se podían fabricar objetos de cestería, sandalias, calzones, cuerdas, e incluso embarcaciones. Se consumía su raíz y a veces también él.

Tipos de papiro

Según su calidad, existían ocho clases de papiros:

Algunos de estos nombres proceden de diversos motivos:

  • Del lugar en que se fabricaba, como papel saítico, de la ciudad de Sais.
  • Del nombre de la fábrica como anfiteátrico, del anfiteatro de Alejandría.
  • Del dueño de la fábrica, como janniano de Jannio Palemón.
  • Del personaje a quien se hallaba dedicado, como Augusto, Liviano, Claudio, por estarlo a los emperadores y emperatrices de este nombre.
  • De su destino, como hierático, por estar destinado a usos sagrados.
  • De la grupo principal que lo usara, como emporético o empórico, que era más grosero y servía para envolver mercancías.
  • De otras circunstancias, como el llamado charta dentada, por ser bruñido con dientes de animales, principalmente, del jabalí.

Algunos papiros conservados

  1. El primer papiro descubierto estaba sin utilizar, y fue encontrado en la tumba de un funcionario en Saqqara, que data del 3035 a.n.e.
  2. El primer papiro escrito conservado data del 2500 a.n.e., en la V dinastía, y contiene la contabilidad del Templo de El-Gebelein durante el reinado de Neferirkara - Kakai.
  3. El "Gran Papiro Harris", el más grande que se conserva, está en el Museo Británico de Londres, sus dimensiones son de 45 metros de largo y 45 centímetros de ancho. Su nombre se debe a un aficionado a la egiptología que lo tenía en posesión. Se trata de un archivo del estado, formado por 117 columnas en hierático, que nos relata desde el reinado de Larsu, en la XIX dinastía, hasta el de Ramsés III. En el mismo papiro se encuentranlas "Instrucciones de Amonnajti", escrito por un escriba de la "Casa de la Vida".
  4. El Papiro de Ebers se conserva en la Universidad de Leipzig, data del 1550 a.n.e. y es un tratado de medicina (en varias especialidades), higiene y ginecología. Es también un completo texto de anatomía. Contiene recetas médicas hechas a base de higos, ajo, cebolla y miel.
  5. El Papiro Carlsberg se encuentra en Copenhague y se remonta al siglo II. Es otro papiro médico, que nos da idea de los grandes conocimientos sobre el cuerpo humano y la medicina que tenían los egipcios.
  6. El Papiro de Berlín, en el museo egipcio de dicha ciudad, contiene documentos de muy variada índole, entre los que destacan varios tratados médicos.
  7. El Papiro Abbot, se encuentra en el Museo Británico, que pertenece a la XX dinastía, relata la investigación de una serie de robos de la época.
  8. El Papiro Aker es una versión de un fragmento del Libro de Los Muertos, este no se conserva entero.
  9. El Papiro de Ani, de 23,6 metros de longitud, es la versión más conocida del Libro de los Muertos, data del 1300 a.n.e. y se le atribuye a un escriba llamado Ani.
  10. El papiro Edwin Smith data del 500 a.n.e.; su contenido también es de carácter médico. Tiene pasajes muy interesantes sobre tratamientos máxilofaciales y enfermedades de mama.

Debido al gran número de papiros encontrados, se utilizan diversos y dispares esquemas de clasificación para poder identificarlos, así:

A los papiros se les asigna además un número, para facilitar su identificación en las labores de clasificación.

Véase también

Enlaces externos

Referencias

  1. Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.
  2. Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.