Saltar a: navegación, buscar

Pedro Gutierrez Hernández

Pedro Gutiérrez
Información sobre la plantilla
Pedro Gutierrez Hernandez.jpg
Joven revolucionario
NombrePedro Gutierrez Hernández
Nacimiento17 de marzo de 1927
Guatao, Municipio de Bauta, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento7 de noviembre de 1958
La Habana, Cuba, Bandera de Cuba
Causa de la muerteCaida en combate
Otros nombresPipi
Partido políticoPartido Ortodoxo
Pedro Gutierrez Hernández. Destacado luchador revolucionario bautense vinculado al Asalto a Columbia, perteneció a las células del Movimiento Revolucionario 26 de Julio, pasando a la clandestinidad junto a Arístides Viera González, Sergio González López (El Curita), Machaco Ameijeiras. Implicado en el Asalto al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957.Fue apresado junto con Ángel "Machaco" Ameijeiras, sometidos a torturas y asesinados en la mañana del 7 de noviembre de 1958.

Síntesis biográfica

Nació el 17 de marzo del 1927 en Guatao, Municipio de Bauta. A los dos años de edad su familia se trasladó a Punta Brava. Su niñez y adolescencia fueron muy limitadas debido a la crítica situación económica que afrontaba la familia. Desde temprano acudió a la Escuelita Pública del poblado, pero tuvo que dejarla y buscar trabajo para el sustento de su casa, iniciándose entonces como ayudante de cocinero, actividad que realizó alternándola con la de obrero de la construcción, donde conoció muy de cerca los problemas sociales que afrontaban los trabajadores en aquella época.

Apenas con 18 años de edad, en el 1945, consiguió una plaza en la Textilera Ariguanabo, trabajando en Hilandería No. 1 hasta 1949. A partir de este año comenzó en el Departamento de Aire Acondicionado de la fábrica, donde cariñosamente sus compañeros de trabajo le decían "Pipi".

Allí se relacionó con varios militantes del Partido Ortodoxo y dirigentes sindicales, por medio de los cuales se nutrió de los conocimientos políticos necesarios, siendo un activo militante sindical que combatió siempre la opresión patronal, participando en todas las huelgas, causa que lo llevó a prisión en varias ocasiones.

Trayectoria revolucionaria

El 10 de marzo del 1952 fue para Pedro un latigazo en pleno rostro, por lo que se incrementaron sus luchas y preocupaciones, sumándose al Partido Ortodoxo a través de su brazo juvenil: la Juventud Ortodoxa.

En el 1953 se vinculó al frustrado asalto a Columbia dirigido por el Dr. Rafael García Bárcena, siendo detenido y fichado, por lo que pasó entonces a la clandestinidad realizando varias acciones en La Habana con Arístides Viera González, Sergio González López (El Curita), Ángel Ameijeiras Delgado (Machaco) -todos mártires- y otros, a los que conoció en prisión. Una vez constituidas las células del Movimiento Revolucionario 26 de julio en el 1955, se incorporó a una de ellas.

Estuvo implicado en el Asalto al Palacio Presidencial el 13 de marzo del 1957, pero por descoordinaciones que no se le imputan, quedó esperando la señal acuartelado en el Hotel Bruzón de La Habana con otros revolucionarios de Bauta.

Frente al Coney Island tomó parte en un encuentro contra varios carros de la policía, en el que perdieron la vida Arístides Viera y Elpidio Aguilar Bravo, y donde Pedro fue herido en un brazo pudiendo escapar con Rogelio Perea Suárez, con quien tenía gran amistad. Pasó entonces a trabajar con el Jefe de Acción y Sabotaje en La Habana Ángel Ameijeiras, participando activamente en la Huelga del 9 de Abril, donde en una acción hirieron a Rogelio, llevándolo Pedro a la casa en que vivía junto a Machaco y Norma, en San Francisco de Paula, decidiendo después trasladarse al apartamento de la calle O´Farril y Goicuría, donde ya Perea y Pedro habían estado por unos meses haciéndose pasar por estudiantes. El 6 de noviembre fueron Machaco y Norma a vivir al mismo apartamento, donde tenían 2 ametralladoras, 4 pistolas, 4 bombas de TNT y 3 granadas de mano.

Muerte

A las 2 de la madrugada del 8 de noviembre del 1958 una ráfaga de ametralladora disparada contra la puerta los despierta. Acto seguido, Machaco disparó con su pistola a tres individuos que trataban de penetrar en el apartamento, generalizándose el tiroteo. Se dice que fueron más de 200 policías, soldados, marinos, y esbirros de diferentes cuerpos represivos los que se concentraron alrededor de este edificio. También que había más de 30 carros perseguidoras, y que emplazaron ametralladoras pesadas en las azoteas de edificios vecinos. Los esbirros les ordenaron que se entregaran, pero la respuesta fue el plomo de sus armas, incrementándose el tiroteo.

El desigual combate se prolonga por más de cuatro horas y al amanecer, cuando están agotadas las municiones, heridos y semiasfixiados, fueron capturados Ángel Ameijeiras Delgado, Rogelio Perea Suárez y Norma Porras Reyes; solo sobrevivió Norma que fue herida de gravedad, mientras sus compañeros fueron sometidos a crueles torturas y asesinados aquella mañana.

La Textilera Ariguanabo tenía un edificio que llevaba su nombre.

Fuente

Ing. Ríos González, Omar; Dr. Ordaz Callejón, Eduardo. 2008. Catauro bautense.