Saltar a: navegación, buscar

Pedro Joaquín Chamorro

Pedro Joaquín Chamorro
Información sobre la plantilla
PJcha.jpg
Periodista y político nicaraguense asesinado en 1978 por agentes paramilitares
NombrePedro Joaquín Chamorro
Nacimiento1924
Managua

Pedro Joaquín Chamorro. Periodista y político nicaragüense. Nació en 1924, en Managua, en el seno de una familia con una larga historia de participación en la vida política nicaragüense. En 1974 intentó aglutinar la oposición de los sectores medios en la Unión Democrática de Liberación en oposición a Anastasio Somoza Debayle 1967-1979.
Su asesinato en Managua en 1978 por agentes paramilitares aceleró la insurrección. Su muerte cerró la opción de negociación con el dictador abriendo la del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Nacimiento y formación

Hijo de don Pedro Joaquín Chamorro Zelaya y de doña Margarita Cardenal de Chamorro. Sus hermanos son Xavier, Jaime y Ana María Chamorro Cardenal los cuales viven aún, excepto Xavier fallecido en 2008; su familia se trasladó a la capital Managua pocos años después donde su padre compró todas las acciones del diario La Prensa (fundado el 2 de marzo de 1926 por don Gabry Rivas) y por lo tanto los Chamorro se convirtieron en dueños del periódico.

Comenzó sus estudios en  el Instituto Pedagógico La Salle, de la orden de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Posteriormente Pedro Joaquín hizo sus estudios de derecho en la Universidad Central de Managua[[ (fundada en 1941 y clausurada en 1944) y los continuó en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) México terminando estos en 1948, año en que colaboró con su padre como subdirector de su periódico hasta la muerte de este en 1952 cuando él asumió el cargo de director del diario.

Encarcelamientos

Fue encarcelado en la Loma de Tiscapa por la rebelión del 4 de abril de 1954, en la que un grupo de oficiales de la GN y algunos civiles quería emboscar al general Anastasio Somoza García en la Carretera Panamericana cerca de Jinotepe, Carazo, pero fueron delatados por un traidor. Muchos de los complotados fueron torturados en los sótanos de la Casa Presidencial en Managua y después fusilados en Carazo. A Pedro Joaquín lo condenó un Consejo de guerra a dos años de prisión en las cárceles de La Aviación (hoy Complejo Policial Ajax Delgado).

La noche del 21 de septiembre de 1956, cuando se dio el atentado contra Somoza, fue capturado en su casa de la Colonia Mántica y es llevado a la Cárcel El Hormiguero; más tarde lo trasladaron a las celdas del Primer Batallón en dicha loma y torturado en un "Cuarto de Costura", convertido de hecho en un cuarto de tortura. Un nuevo Consejo de guerra lo condenó por rebelión y después de 6 meses de cárcel lo confinaron a la ciudad de San Carlos, cabecera del departamento de Río San Juan; de allí se fugó juntó con su esposa Violeta al país vecino de Costa Rica en abril de 1957 ambos pidieron asilo político.

La rebelión de Olama y Mollejones

Volvió a Nicaragua el 31 de mayo de 1959 junto con 110 camaradas conservadores en el primer desembarco aerotransportado que se verificó en América. Un grupo aterrizó con él en el llano chontaleño de Mollejones y el otro en el llano de Olama; los integrantes del grupo fueron capturados sanos y salvos por soldados de la Guardia Nacional el 13 de junio del mismo año y condenados a 9 años de prisión. Un año después en 1960 salieron libres por efecto de una amnistía general, volviendo Pedro Joaquín a dirigir La Prensa.

Asesinato

El lunes 9 de enero de 1978 Chamorro se reunió a las 5 pm en su residencia del Reparto Las Palmas, en Managua (donde hasta hoy vive su familia) con tres personas: su yerno el Doctor Edmundo Jarquín Calderón (esposo de su hija Claudia Lucía y ex candidato presidencial en las elecciones de 2006 por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), enlace entre Chamorro, el FSLN y el Grupo de los Doce.

los Doctores Rafael Córdoba Rivas, presidente de la Unión Democrática de Liberación (UDEL) y más adelante miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, y Pedro Joaquín Quintanilla del Movimiento Liberal Constitucionalista MLC (hoy Partido Liberal Constitucionalista PLC). Ahí se discutió y analizó la postura del FSLN, la cual se oponía al diálogo con Somoza Debayle pues este ya había aceptado dialogar con Chamorro. Esa misma noche celebró con su familia el cumpleaños de su madre doña Margarita Cardenal viuda de Chamorro.

En la mañana del día siguiente, martes 10 de enero de 1978, salió de su casa, ubicada en el Reparto Las Palmas, (en un automóvil Saab sueco, color café, placas MA-2C-454-1977 de dos puertas recién comprado en la Navidad de 1977) hacia su trabajo a las 8 am. Anteriormente había usado un Volkswagen Beetle blanco alemán; a eso de las 8:15 am un auto Toyota Corona Mark II, de cuatro puertas, color verde oscuro, placas MA-2D-333-1977, que lo venía siguiendo, se le puso al lado y uno de los asesinos (Silvio Peña) desde el carro le disparó 3 tiros de escopeta calibre 12 mm que lo mataron en el acto.

El Saab de Chamorro se estrelló de frente contra un poste de luz en la esquina suroeste de la intersección de la Calle Trébol y la Avenida Bolívar, quedando con las llantas del lado derecho en la acera, las del lado izquierdo en la calle y las ventanillas de las puertas de ambos lados quebradas. El parachoques delantero se abolló al igual que el guardafango derecho y la capota del carro quedó desajustada por el choque, según el testimonio de las inspecciones que más tarde hicieron ese mismo día, en ambos carros, los jueces Zoila Luisa Ferrey de Ocón y Guillermo Rivas Cuadra, Jueces Tercero y Primero Local del Crimen de Managua respectivamente. El Toyota quedó abandonado de esa esquina 1 y ½ cuadra al sur, pues al no encender el motor los criminales huyeron en otro vehículo.

A las 8:35 am se recibió una llamada telefónica en el cuartel del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua BCBM reportando un “accidente de tránsito” en dicha esquina, con una persona lesionada. Una ambulancia partió al lugar hallando su cadáver, cuyos miembros lo reconocieron comprobando que ha sido balaceado y lo trasladan al Hospital Oriental (hoy Hospital Roberto Calderón) ubicado en la Pista Portezuelo, en donde fue puesto en la morgue donde, según el Folio No. 7 del expediente judicial, le realizó la autopsia el médico forense del Distrito Judicial de Managua, Dr. Miguel Angel Aragón Picado comprobando que los perdigones (con trayectoria de derecha a izquierda) le atravesaron la cara y el tórax.

Su hijo mayor Pedro Joaquín Chamorro Barrios estaba en La Prensa y al ser llamado desde el mencionado hospital fue hacia allá a reconocer el cuerpo de su padre . El crimen provocó la condena de la oposición a Somoza y estallaron brotes de violencia contra la Guardia Nacional y las propiedades de la familia gobernante. Ese mismo día La Prensa salió por la tarde con los titulares: Mandaron a asesinarlo!, Mártir de Nicaragua y de sus libertades públicas es asesinado y Su sangre salpica a toda Nicaragua. Una frase del poeta Pablo Antonio Cuadra Cardenal (su primo hermano) lo resume: “La muerte de Pedro Joaquín es el suicidio de los Somoza…”, según testigos.

Asesinato por encargo

Silvio Peña amplía su indagatoria a las 8:40 AM del 22 de Enero y dice: que tuvo como 12 reuniones con Pedro Ramos para preparar el atentado. Que tenía apoyo de Cornelio Hüeck y Fausto Zelaya, que Juan José Martínez se había echado para atrás y que Carlos Dubón había rechazado el plan. Que el dinero lo aportaron Hüeck, Zelaya y Ramos por partes iguales.

Que el plan de atentar contra el Dr. Chamorro tenía una sola línea de funcionamiento y era el de preparar un acto de tal naturaleza que la opinión pública creyera que se trataba de un disgusto común y corriente, espontaneo, sin que tuviera huella de que había sido una cosa fabricada en la siguiente forma " alguna persona se cruzase frente al automóvil del Dr. Chamorro, dejandose golpear por dicho automóvil , que esta persona iba a andar acompañada de algún familiar que le reclamase al Dr. Chamorro al momento para que en ese acto habría una discusión o disgusto que culminara con la muerte del Dr. Chamorro.

Después de su muerte

El jueves 12 de enero después de la misa de cuerpo presente en la Parroquia del Sagrado Corazón de María en el Reparto Las Palmas, en un ataúd, sus restos fueron llevados al Cementerio General u Occidental de la capital, en medio de una multitudinaria procesión fúnebre con mucha gente .

El pueblo cantó durante la marcha el Himno Nacional Salve a ti y los funerales fueron presididos por su familia, el personal de La Prensa y el padre Federico Argüello; terminado el entierro en la plazoleta exterior del cementerio hubo un enfrentamiento de la muchedumbre con los efectivos de la GN, estos dispararon bombas de gas lacrimógeno y balas del fusil semiautomático estadounidense M1 Garand contra la multitud que les tiraba piedras, por lo que resultaron algunos heridos. El asesinato desató la insurrección del pueblo nicaragüense, el cual apoyó al FSLN hasta el derrocamiento de la dictadura el 19 de julio de 1979 y el triunfo de la Revolución Sandinista ese mismo día.

Su muerte provocó violentas demostraciones en demanda del retiro de Somoza, se incendiaron carros y algunos edificios pertenecientes a la familia Somoza fueron atacados. Se llamó a una huelga general. Fuera de la capital, el desasosiego enardeció en un número de ciudades y pueblos, particularmente en las áreas donde los miembros de la Guardia Nacional habían masacrado a granjeros y campesinos durante los dos años de esfuerso contrainsurgente. El gobierno respondió con más violencia y reinstaló la ley marcial. Durante 1978, hubo siete ataque con ametralladoras y atentados con bombas para La Prensa ahora bajo la gerencia de la viuda de Chamorro.

Fuentes

  • terrorfileonline
  • Libro de Jacinto Vélez Bárcenas 1976. El Dr. Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, asesinado!.